igogailuak / ascensores

Los ascensores exteriores se vuelven habituales en Bilbao

DEIA

Cinco barrios se beneficiarán en 2011 del plan de elevadores para comunidades

 

Bilbao. El paisaje bilbaino tiene un nuevo protagonista. El ascensor. Este nuevo elemento urbanístico se ha incorporado a los edificios de la villa, sobre todo, en aquellos barrios en los que las comunidades no disponen de espacio para acogerlo en su interior y, por lo tanto, deben sacarlo a la calle. Es el caso de Otxarkoga, donde en 2010 se han instalado once elevadores exteriores gracias a la ayuda económica del Ayuntamiento, que subvenciona hasta el 20% de las obras. Este año, la práctica se trasladará a Torre Madariaga, Torre Urizar, Párroco Unceta, Uribarri y Altamira, barrios para los que se crearán planes especiales que ayuden a definir “las tipologías de los edificios de esas zonas, las calles y el ascensor más adecuado para que tenga un buen servicio”, tal y como adelantó ayer Julia Madrazo, concejala de Urbanismo.

La demanda vecinal ha sido crucial para poner en marcha estos planes especiales, cuya redacción llevará al Ayuntamiento prácticamente todo el ejercicio. La medida beneficiaría a alrededor de 2.110 vecinos -más de 200 en Torre Madariaga, por encima de los 400 en Torre Urizar, 500 en Párroco Unceta, 400 en Uribarri y 550 en Altamira-, que no poseen elevador en sus comunidades.

Según explicó Madrazo, los planes especiales pretenden ejercer un control municipal en la construcción de los ascensores. “Si no, en 20 años, encontraríamos una ciudad con muchos ascensores pero muy desdibujada”, explicó Madrazo. Por eso, desde el área estudiarán las posibles soluciones técnicas al problema del espacio y, tras redactar el plan especial, todas las comunidades interesadas en instalar un elevador deberán acogerse a él para pedir la licencia.

Después de los planes, y teniendo como referencia el plan especial de Otxarkoaga, el Ayuntamiento baraja la posibilidad de realizar también los anteproyectos de cada barrio para así “agilizar los plazos”. En este barrio bilbaino, el Ayuntamiento ha subvencionado el 100% de los anteproyectos, hasta el 20% de las obras de instalación y los gastos de la garantía requerida por la ejecución de urbanización. Así, Urbanismo invirtió 141.907 euros en 2010.

38 ascensores Bilbao sumó, gracias a las subvenciones municipales, 38 nuevos ascensores el pasado año; un aumento que ha supuesto 425.167 euros destinados a mejorar la accesibilidad de los bilbainos. Más de tres mil viviendas han dado el cambio de la escalera al elevador. Y también del escalón a la rampa, ya que el área de Urbanismo ha colocado 97 salvaescaleras en la villa, con una inversión de 244.531 euros.

“El programa persigue acabar con las barreras arquitectónicas y la incomunicación que generan. Las ventajas que ofrece instalar un ascensor se aprecian de inmediato y redundan directamente en el bienestar de la comunidad afectada”, aseguró Madrazo. En 2010, se concedieron 60 licencias nuevas.

 

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *