errausketa? / incineración?

Detrás de las llamas: 176 incendios ponen en jaque el negocio del reciclaje en España

Con el fuego en El Ejido ya son diecinueve nuevos altercados en las plantas de reciclaje desde la apertura de la investigación de la Fiscalía en marzo. La reiteración de los acontecimientos y la acumulación de residuos sin posibilidad de reutilizarse ni salida en el mercado agravan la crisis de gestión.

fuego_planta

La Fiscalía investiga desde marzo 157 incendios en las plantas de reciclaje españolas. Las cifras, recogidas por la web ecologista BlogSOStenible, fueron presentadas por Equo en la denuncia que el partido verde interpuso en diciembre de 2017. Ocho meses más tarde, el número se eleva hasta los 180.

Cuando la Fiscalía aceptó la denuncia e inició los trámites para la investigación ya se conocía que la lista, a día de hoy obsoleta, no era exhaustiva. De hecho, BlogSOStenible dejaba la puerta abierta a la posibilidad de que, si se acudía a fuentes oficiales, las cifras podrían ascender.

Esta hipótesis se corroboró en el caso de las dos plantas de reciclaje afincadas en Granada propiedad de la empresa andaluza Recisur. Tras investigar en el registro del parque de bomberos de la localidad, a los seis incendios que aparecían en la lista había que sumar dos nuevos altercados que nunca llegaron a ver la luz en prensa, registrados en 2015 y 2018, respectivamente.

Juan López de Uralde: “Por un lado, las empresas cobran por la recepción de esos residuos y, por otro, en vez de tratarlos y reciclarlos, que implica un gasto, los residuos se queman y se cobra el seguro correspondiente”

La empresa no solo está presente en la denuncia a causa de los incendios en la provincia granadina, sino que a ello se suman los reiterados fuegos en sus recintos de Málaga y Almería, una escalada de sucesos que llamó la atención de los ecologistas no solo por la proximidad de las fechas y su reiteración, difícil de explicar, sino por las circunstancias en que estos se producían. En la mayoría de los casos localizados en la denuncia, las causas nunca llegaban a ver la luz pública y, lo más importante, el foco de calor no quedaba clarificado.

fuegos reiterados

El ya exjefe de investigación de incendios del cuerpo de bomberos de Granada, Juan de Dios Pérez Villanueva, declaró al respecto que, en un fuego, “sin un foco de calor claro, las causas se le presumen aplicadas”, apuntando, de la misma manera, que “el caso de las plantas de reciclaje, en concreto de Recisur, es reiterado” y el número de incendios es “una cantidad completamente inusual y anormal”.

La tesis coincide con las sospechas de Equo. Su portavoz en el congreso, Juantxo López Uralde, argumenta que se trata de “un beneficio económico doble: por un lado las empresas cobran por la recepción de esos residuos y, por otro, en vez de tratarlos y reciclarlos en nueva materia prima, que implica un gasto, los residuos se queman y se cobra el seguro correspondiente, obteniendo unos beneficios desde nuestro punto de vista absolutamente ilegítimos para estas plantas de presunto reciclaje”. Es decir, fuera residuos, bienvenido dinero del seguro.

La junta de Andalucía, por su parte, se lavaba las manos, alegando que la autorización ambiental necesaria para el funcionamiento de la planta “no contempla el hecho de incorporar a este permiso la evaluación del riesgo de incendio ni las medidas de protección contra este tipo de siniestro, al no ser competencia de la Consejería”.
De hecho, Recisur se encuentra en mitad de un recurso por la denegación de este permiso en diciembre de 2017 a una de sus instalaciones, lo que le impediría llevar a cabo su actividad.

China no ha puesto aranceles a la importación de residuos, únicamente a aquellos que nunca podrán volver a ser reutilizados y cuya calidad material es menor

Las causas tendrían que ver, precisamente, con las condiciones de la planta respecto a la amplitud del recinto —que debería pasar del mínimo de 75.000 m3 exigidos hasta ese momento a los 1.295.00 requeridos tras la reforma— y la nueva ampliación de la lista de residuos admisibles. Una concesión por parte de la legislación que pretendía así aumentar la capacidad de las instalaciones y la cantidad de residuos almacenados.

Algo parecido le ocurrió a las plantas de reciclaje de Recicor SL. que cuenta con el histórico de incendios más alto de lista presentada en Fiscalía, llegando a la quincena en los seis años registrados. Tras el desastre medioambiental provocado por su último altercado en la planta de reciclaje de Lucena, esta vez la institución autonómica sí tomó cartas en el asunto, sancionando, eso sí, con un importe de 30.000 euros, la cantidad mínima contemplada en la legislación. Esto no supuso un mayor problema para la empresa, ya que su facturación anual alcanza una horquilla entre el millón y los dos millones de euros, según apunta la revista económica Expansión. Curiosamente volvió a arder este mismo verano.

Más de lo procesable

Dejando aparte la posibilidad de que los fuegos sean provocados, hay un hecho constatable: actualmente, en España, con 22 millones de toneladas anuales según el Instituto Nacional de Estadística (INE), se acumulan más residuos de los que se pueden procesar. Según el organismo europeo de estadística, Eurostat, los municipios españoles solo son capaces de reciclar a día de hoy un 20% de sus residuos. El 80% restante acabaría incinerado tras no poder reconvertirlo en nueva materia prima o abandonado a su suerte en vertederos o en las citadas plantas de residuos.

La situación se ha agravado después de que China, hasta hace poco considerado como el vertedero del planeta, prohibiera las importaciones de ciertos tipos de residuos sólidos desde el extranjero. El país asiático acumulaba, según la base de datos Comtrade de la ONU, importaciones de hasta 7,35 millones de toneladas anuales provenientes desde prácticamente todo el denominado primer mundo. Entre los residuos afectados por los nuevos aranceles el principal damnificado es el plástico, material que supone buena parte del volumen total de lo producido en España.

Javier Vizcaíno: “Lo que debe quedar claro es que, en cualquier planta de clasificación, el reciclaje no ocurre en el contenedor amarillo. De la basura que entra se consigue reciclar alrededor de un 30%”

Precisamente, mediante estas transacciones se conseguía exportar cerca de un 65% de nuestros residuos acumulados, con un total 207.000 toneladas, que desde entonces, en ausencia de un nuevo comprador, se quedarían en suelo patrio. La nueva legislación china, que comenzó en 2016, coincide también con la escalada de incendios, pasando de 12 en 2015 a 53 en 2017, lo que hace pensar que las plantas, más allá del móvil económico que pudiera haber detrás de cada caso, tienen ya de por sí un serio problema con la acumulación de unos residuos de mala calidad que antes no existían y que ya no pueden encontrar salida en el mercado.

He aquí un aspecto fundamental: China no ha puesto aranceles a la importación de residuos, únicamente a aquellos que nunca podrán volver a ser reutilizados y cuya calidad material es menor.

Tal y como explica Uralde, “todos estos envases”, aquellos que se han incluido en la prohibición, “tienen un material que dificulta mucho el reciclaje. La causa real del problema es que los envases de un solo uso no tienen un material homogéneo en los tipos de plástico que se utilizan, llegando a ser hasta de diez tipos distintos, lo que deriva en que sea casi imposible que tenga una segunda vida”.  Así, en opinión del diputado,  “hay que ir al origen, empezar a eliminar productos que simplemente no son necesarios. El nivel de abuso en la utilización de plástico está llegando a unos niveles que son imposibles de gestionar”.

Reciclaje del 30%

A propósito de la relación que guardaría la deficiente gestión de estos residuos de mala calidad con la reiteración de incendios, el ambientólogo y autor del blog productordesostenibilidad.es, Alberto Vizcaíno, con 17 años de experiencia en el sector, apunta: “En distintas etapas del proceso de recogida de los residuos se almacena mucho material, tener ese material almacenado a medio largo plazo no es rentable y el riesgo de incendio está ahí. Algunos puede que estén provocados, por una causa o por otra, y otros no, pero lo que está claro es que el hecho de tener mucho material acumulado sin que tenga salida en el mercado termina con sucesos como estos”.

Vizcaíno expone el caso de una de las plantas de tratamiento de residuos más grandes del Estado: Valdemingómez, en Madrid. “Hay una cinta transportadora que lleva procesando basura todo el día, no hay máquina ni gente capaz de reciclar eso. Lo que debe quedar claro es que, en cualquier planta de clasificación, el reciclaje no ocurre en el contenedor amarillo. De la basura que entra se consigue reciclar alrededor de un 30% y la pureza del material acumulado a lo mejor es de un 80%, por lo que no sirve para reciclar y mucho menos para  entrar en el mercado”.

Vizcaíno: “Si nos fijamos en una ciudad como Madrid, la recogida de plástico está en un 40% de lo que se consume; el otro 60% no llega nunca al contenedor amarillo”

Y es que, a propósito del contenedor amarillo, y para entender la permisividad de las instituciones en cuanto a las deficiencias que presenta el actual sistema de reciclado, la legislación actual insta a los ayuntamientos a la recogida de los residuos, no así a su reciclaje. Siempre que el camión recoja los cubos de basura cada noche, la obligación municipal, normalmente concertada con una empresa que gestiona los residuos, se habrá cumplido. El problema reside en que, incluso en este aspecto, la efectividad del sistema brilla por su ausencia.

En palabras de Vizcaíno, “si nos fijamos en una ciudad como Madrid, la recogida de plástico está en un 40% de lo que se consume; el otro 60% no llega nunca al contenedor amarillo”. Esto deriva en que la llave para que los residuos lleguen a los contenedores resida por entero en el ciudadano, sin móvil económico alguno, al contrario de lo que ocurre en otros países.

El modelo hunde sus raíces en la directiva europea marcada a finales del pasado siglo. Tras los primeros debates sobre la sostenibilidad de la gestión de residuos en el viejo continente, desde la UE se obligaba a las empresas envasadoras de cada país a hacerse cargo de los residuos derivados de sus productos. En el ámbito nacional esto se plasmó en la Ley de Envases en el año 1997, que haciendo caso a esta normativa, puso cartas en el asunto. Al contrario que los países de Centroeuropa, como el caso alemán o austriaco, se desechó la idea de establecer un modelo de devolución y depósito, el famoso Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), y se escogió excepcionalmente el denominado Sistema Integrado de Gestión (SIG). Es decir, el citado sistema de recogida selectiva de residuos o, hablando en plata, el uso exclusivo de los contenedores de colores: amarillo, verde, gris, y azul.

sesena_incendio

Sistema mixto

A pesar del debate existente, la solución dentro del sector apunta a un sistema mixto en el que se integren diferentes políticas en la gestión de los residuos. “Personalmente creo que se debería prohibir el envase de un solo uso”, señala Vizcaíno, quien remarca: “Aunque aplicásemos el modelo de SDDR no todos los productos envasados se pueden reutilizar. Si cogiéramos un chicle, ninguno de los dos sistemas es capaz de reciclarlo ni de reutilizarlo, su envase ni se recoge ni se recicla. Lo mismo ocurre con las láminas de film que separan las lonchas de jamón. Y así con la gran mayoría de los plásticos. Hablamos de residuos que nunca serán reciclados y las consecuencias directas serán las sanciones de la UE sin llegar aun así a saber qué hacer con la basura”.

La última noticia por parte de la Comisión Europea plantea una nueva normativa en la que España debería pasar de un nivel nacional de reciclaje que se sitúa en el 31% a uno del 55% en 2025 y del 65% en 2035. Es decir, superar en 24 puntos su actual tasa de reciclaje. Un imposible a tenor de los últimos 20 años de gestión y que pone en jaque tanto a la administración actual, que se encuentra además con los objetivos  para 2020 sin posibilidad alguna de llevarse a cabo —para hacerlo debería de subir 19 puntos en los próximos dos años—, como a Ecoembes y Ecovidrio, asociaciones en teoría sin ánimo de lucro, con una facturación anual de 491 millones de euros y en cuyo consejo de administración se encuentran las principales marcas de alimentación y envasado del país, desde Nestlé o Danone a Coca Cola, pasando por Mercadona o Carrefour, y que hasta el momento, a pesar de las presiones políticas y la evidente asincronía entre los datos facilitados por sus estudios propios y las estadísticas oficiales, parecen seguir impasibles a los acuerdos y los objetivos incumplidos.

Publicado en El salto diario 2018/09/26

rehabilitazioa / rehabilitación

rehabilitación

Otxarkoaga inicia una rehabilitación sin precedentes

Las prácticas que se lleven a cabo serán estudiadas en un laboratorio de investigación pionero en Euskadi

Las actuaciones se prolongarán hasta 2021 y afectarán a 220 viviendas

 

El nuevo laboratorio de investigación sobre regeneración urbana se ubica en una antigua guardería.Foto: Oskar González

En los próximos cuatro años Otxarkoaga se va a someter a una regeneración urbana y social sin precedentes cuyos resultados serán extrapolables a otros barrios de Bilbao y a otras zonas vascas con características similares de vulnerabilidad. La actuación tiene un primer presupuesto de 7 millones de euros y afectará a 240 viviendas. Las prácticas que se lleven a cabo en estos edificios serán estudiadas en un laboratorio de investigación sobre regeneración urbana “pionero en Euskadi”. El centro inició ayer su actividad con un curso de rehabilitación y regeneración urbana impartido por la Escuela Vasca de Estudios Territoriales y Urbanos (EVETU).

El edificio donde tendrá lugar este experimento urbanístico ha sido cedido por la BBK y se convertirá, además, en los próximos meses en sede de la Oficina Técnica y de Proximidad, que tendrá como objetivo facilitar las gestiones en el propio barrio y buscar la participación ciudadana y la implicación del tejido social de Otxarkoaga en todas las actividades que se lleven a cabo. También se prevé la puesta en marcha en el mismo espacio de diversas medidas y planes encaminados a la formación y la mejora de la empleabilidad de las personas del barrio.

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Bilbao y coordinador de Políticas de Movilidad, Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Saludable, Alfonso Gil, visitaron ayer el edificio que va a albergar este nuevo espacio de investigación en materia de regeneración urbana, denominado Otxar Urban Lab, que ocupa una antigua guardería que ha permanecido sin uso desde hace al menos seis años.

Tanto Arriola como Gil resaltaron ayer el acuerdo institucional que pretende convertir a Otxarkoaga en “un ecobarrio sostenible socialmente” con la implicación del tejido asociativo. “Se trata de la primera experiencia de esta naturaleza en la ciudad, fruto de la colaboración institucional y de la apuesta compartida por la regeneración urbana de ambas instituciones”, señaló el consejero. Arriola añadió que el proyecto de regeneración de Otxarkoaga “era muy necesario y una cuestión de justicia social. Llevamos más de 35 años concediendo ayudas a la rehabilitación de viviendas, con un resultado muy positivo en cuanto al número de actuaciones de mejora de los edificios residenciales. Pero no es suficiente, porque no podemos decir lo mismo de los datos que arroja el Inventario de barrios vulnerables, donde vive el 31% de la población vasca”.

Por ello, insistió en que “ha llegado la hora de abordar la regeneración urbana con un carácter integral, que tenga en cuenta, además, la mejora ambiental, la revitalización económica y la cohesión e integración social de sus gentes”.

Para Gil, “el objetivo de proyectos como el que se desarrollará en Otxarkoaga es optimizar las condiciones físicas del entramado urbano, pero sobre todo mejorar la calidad de vida de las personas, mediante medidas que favorezcan la cohesión social y territorial de la ciudad, así como actuaciones dirigidas a la regeneración de la economía urbana y el empleo o la promoción de nuevos nichos de actividad”.

PUBLICADO  en deia 2018/09/16

joko aretoak / salones de juego

7878

SALONES DE JUEGO EN OTXARKOAGA , ¡¡NO!!

Desde hace años, y poco a poco, están pareciendo salones de juego en nuestros barrios. Son casas de apuestas donde nos están ofreciendo un espejismo para robarnos el dinero. ¡Siempre ganan ellos!.

Este fenómeno se inició en 2008 y con la ley de Juego española de 2011 se abrió a las apuestas deportivas y el juego online.

En los últimos años se van abriendo locales de este tipo en los barrios de  trabajadores. Amparados en la nueva legislación y aprovechando la necesidad y desesperación de los trabajadores  más pobres, aprovechandose del paro, la precariedad para saquear los ultimos euros que tenemos.

Los salones de juego van proliferando y se multiplican en los barrios y pueblos de renta más baja.

Estos espacios, además de ser peligrosos por extender el juego, la ludopatía, y el saqueo, son también lugares donde se producen y abundan las broncas y reyertas.

Esta plaga afecta a la juventud, con falta de expectativas de futuro, donde encontrar trabajo es un lujo y cuando lo encuentras eres un esclavo.

Pero también afecta a todas las familias, a los vecinos y vecinas, que se ven atrapados en la redes de la ludopatía y del juego.

No es casualidad, que a la vez, proliferan  las empresas de prestamos rapidos: Con una llamada de teléfono puedes conseguir un préstamo inmediato.

El saqueo a los trabajadores está servido.

Además, se está extendiendo con normalidad el discurso de las empresas que gestionan estos negocios. Consiguen que no haya voces criticas

El juego y las apuestas son publicitados por los principales equipos de futbol. Las principales estrellas de este deporte y otros muchos deportistas de los más diversos ambitos, participan en la promoción y difusión de este negocio. Patrocinan equipos de futbol, de baloncesto…etc. Asi su mensaje está penetrando en nuestra sociedad sin que nos demos cuenta.

En definitiva, ante la miseria y sufrimiento en los barrios de trabajadores, estos vampiros vienen a sacarnos los últimos dineros que tenemos, a robarnos el pequeño salario que nos dan y , con ello a hundirnos más en la miseria, la ludopatía y la desesperación

juegos5

Con el espejismo de una ganancia imposible, nos vuelven a engañar, nos alienan y nos saquean.

¡En Otxarkoaga no les queremos!

En nuestro barrio tenemos uno de estos salones de juegos. Actualmente, gracias a la presión de los vecinos y vecinas, el local está cerrado.

Pero, también sabemos de las intenciones de empresarios de instalar otro salón de juegos en el centro del barrio. En la mismísima Plaza Kepa Enbeita.

Y aunque hemos advertido a VVMM y Ayuntamiento para que no consientan esto en sus lonjas, es posible que lo instalen en locales privados.

juego1

También llamamos a los comerciantes a no instalar maquinas tragaperras en sus establecimientos. Todos conocemos los dramas que estas maquinas producen.

LAS SOLUCIONES ESTAN EN MANOS DE LAS INSTITUCINES

Las Instituciones Públicas deben abordar el problema que están generando con su legislación. No es normal, y en otros países no se consiente, que los locales y maquinas de juego estén en sitios abiertos al alcance de cualquiera.

Tras el aspecto de una cafetería o de un local de hostelería se esconden estas trampas.

Hay voces que están denunciando el aumento de las ludopatías y piden medidas, pero antes debe haber un limitación efectiva del acceso a estos locales.

En los barrios tenemos que movernos para  denunciar el juego como robo que es y parar la proliferación de salones.

¡ No los queremos en nuestros barrios!

 

55

OTXARKOAGAN JOKO ARETORIK EZ!!!

 

Duela urte batzu, eta gutxinaka gutxinaka, agertzen ari dira Joko Aretoak geure auzoetatik. Apostu etxeak dira finean, non ameskeri bat baizik ez, eskeintzen diguten dirua lapurtzeko. Eurek irabazten dute beti!!!

Fenomeno honek badauka bere hasiera 2008an., eta 2011an handitu egin zen espainar Joku Legeari esker, kirol apostu eta online-jokuei atea ireki zitzaien.

Azken urteotan mota honetako lokalak zabaltzen ari dira langile auzoetan legedi hau baliatuz. Pertsona pobreon desesperazio eta beharra aprobetxatzen dute gure poltsikoak xahutzeko.

Gune hauek , arpiletza eta ludopatia barreiatzeaz aparte, oso arriskutsuak dira askotan liskarrak eta istiluak suertatzen direlako.

Joko Areto hauek errenta baxueneko auzo eta herrietan ugarituz doaz.  Etorkizun itxaropen txikiko gazteongan eragiten dute, non lana aurkitzea luxu izugarria suposa dezakeen, eta hori geratzen denean esklabo bilakatzen zara. Baina baita familia eta auzokidongan ludopatiak harrapatuak direnean.

 

Aldi berean ez da kasualitatea mailegu arineko enpresak ikustea. Soilik telefono dei batekin lor daiteke prestamoa.

Langileon xahuketa aurrean dugu.

Gainera, normaltasun osoz zabaltzen ari da egitamu horiek kudeatzen dituzten enpresa hauen diskurtsoa.Futbol ekipo inportanteenetako  plubizitaturiko joku eta apostuak, futbolaririk onenen eta beste kirolariak ere, saskibaloi taldeak babestuz… etab., gure gizartean, eta konturatu gabe, sartzen ari dira.

Hori dela eta, langile auzoetako miseria eta sufrimenduaren aurrean, xurgatzaile horiek dauzkagun azken diruak ateratzen dizkigute, lortzen ditugun salario txikiak ohostuz eta horrekin batera  miseria, ludopatia eta etsipenearen putzura eramaten gaituzte.

Muzkin ezinezko horiekin berrengainatzen gaituzte, alienatzen gaituzte eta geure poltsikoak husten dizkigute.

767

OTXARKOAGAN EZ DITUGU NAHI!!!

 

 Gure auzoan horien antzeko lokal bat izan dugu baina jendearen presioari esker itxieraztea lortu dugu.

Hala ere badakigu Kepa Enbeita Plazan bertan beste Joko Areto berri bat ireki nahian dabiltzala enpresario batzu. Bilboko Udal Etxebizitzarekin hitz egin genuen horretaz, pentsatzen dugu leku pribatuetan zabaltzea saiatuko direla.

Horrekin batera eskaintzen diegu auzoko hostalariei euren lokaleetan txanpon makinarik ez instalatzea. Eragiten dituzten dramak, gutxi edo asko, baina guztiok ezagutzen ditugu.

 

KONPONBIDEAK INSTITUZIOEN ESKUETAN DAUDE

 

Instituzio Publikoek aurre egin behar diote arazo latz honi eurek egindako legeei esker sortu delako. Europako beste herrietan edozein lekuetan debekaturik daukate irekitzea.

 Kafetegi edo hostalaritza lokal itxuraren atzetik izkutatzen dira tranpa horiek. Ahots asko salatzen ari dira ludopatia handiagotzea, eta neurriak esijitzen daude. Beraz, benetako mugatze beharrezkoa da agian laster baten beranduegi suertatu daitekelako.

Auzoetan mobilizatu behar gara jokoen negozioa den lapurreta bezala denuntziatzeko eta baita aretoen ugaritzea gelditzeko.

Ez ditugu gure auzoetan nahi!!!!

 

 

 

 

 

sasiak / zarzas

Las zarzas cuelgan del muro de Pau Casals.

Y son gruesas.

AFO argazki

AFO argazki

Esto no es nuevo, y se repite con frecuencia.

Las zarzas alcanzan la acera y el paso de la gente. Nos prometieron que limpiarían el muro y que le darían soluciones para que no fuese tan agresivo. Nada de ello han hecho.

AFO argazki

AFO argazki

Colocaron farolas afeando más el muro con la red de cables del alumbrado.

uholdeak 1983 / 1983 inundaciones

Tal dia como hoy, 26 de agosto. en 1983 se produjeron la inunciones. La ria y todos los arroyos de bizkaia se desbordaron.

Si el Casco Viejo vio pasar las aguas de la Ria por sus calles, hasta alturas de 3 , 4 y 5 metros, también en Otxarkoaga sufrimos inundaciones.

El arroyo Ugerleku, que baja junto a Josetxu se convirtió en un gran torrente que inundo todo a su paso.
La plaza Kepa Enbeita se cubrió de un metro de agua con barro y piedras.

Los demas arroyos tambien causaron multiples daños.

Coches y camiones fueron arrastrados. Incluso empotrándolos contra los bloques.

1983-otxarkoaga-13

 

1072g

Se destrozaron las calles y al menos 12 viviendas fueron arrasadas completamente. Otras tantas sufrieron daños de consideración. Afortunadamente no hubo víctimas.

1065g

Durante semanas hubo que picar y cavar para sacar el barro seco.

Los vecinos y vecinas nos organizamos con la Asociación y limpiamos las calles.

 

1983-otxarkoaga-12

 

 

1078g

1067g

 

1983-otxarkoaga-10

1983-otxarkoaga-9

1983-otxarkoaga-8

1983-otxarkoaga-7

1081g

1983-otxarkoaga-11

 

 

1983-otxarkoaga-3

 

1983-otxarkoaga-2

1983-otxarkoaga-7

1983-otxarkoaga-1

En el barranco de Ibarsusu se tiraron los escombros de las inundaciones.

Despues tambien se rellenó con tierras de excavación del Metro , y hoy hay una autovia.

1983-otxarkoaga-6

1983-otxarkoaga-5

 

viviendas municipales

Cuatro de cada diez solicitantes de un alquiler municipal en Bilbao renuncian a la vivienda

Viviendas Municipales tiene 1.200 pisos en este barrio./Yvonne Fernández

La rechazan por su ubicación o por no cubrir «sus expectativas», aunque eso implique un año de exclusión de las listas para optar a otro piso

El alquiler de las viviendas municipales de Bilbao atraviesa por un buen momento. Así se desprende de la memoria del año pasado del servicio dependiente del Ayuntamiento que ayer presentó su presidente, el concejal socialista Goyo Zurro: en 2017 se formalizaron 1.016 contratos, el número más alto desde el año 2000. El informe, sin embargo, revela un aspecto negativo, como es la dificultad para formalizar los arrendamientos. Cuatro de cada diez solicitantes renuncian al piso que se les ofrece, aunque eso conlleve que se les expulse un año de la lista de espera y pierdan la antigüedad del servicio vasco de vivienda Etxebide, a la que hay que estar inscrito para optar a cualquier tipo de piso protegido en la ciudad, también los que pertenecen a la administración local.

El edil socialista reconoció que las razones por las que renuncian son muy variadas y «no hay un patrón». Pero influye sobre todo que el inmueble no cubra las «expectativas» del solicitante. Desde carecer de ascensor a ser pequeño, estar lejos del trabajo y el colegio de los niños o exigir un gasto extraordinario en transporte. Y también su propia ubicación. Porque, a pesar de que los 4.132 pisos de Viviendas Municipales están repartidos por veintidós barrios y siete de los ocho distritos de Bilbao, algunos gustan más que otros. Por ejemplo, 1.200 se concentran en Otxarkoaga, una zona con uno de los niveles de vida más bajos de la ciudad.

En el caso de 41 inmuebles, se han ofrecido hasta tres veces «y más» antes de ser ocupados

La consecuencia es que tienen que enseñar «1,7 veces cada piso antes de cerrar un contrato». En el caso de 41 inmuebles, hubo que reiniciar el proceso hasta en tres «y más» ocasiones. Para concretarlo en cifras, basta decir que en los dos últimos años se propuso un alojamiento municipal a 465 solicitantes, pero sólo aceptaron 276. Este 41% de renuncias se sitúa muy por encima de las que maneja el servicio de alquiler público Alokabide del Gobierno vasco, donde el porcentaje se reduce al 2,3% de los casos.

A pesar de este inconveniente, Goyo Zurro insistió ayer en las ventajas que ofrece este servicio municipal del que se benefician ya 8.876 personas, 770 más que hace tan sólo un año, «ya que en 2017 hicimos 241 nuevos contratos». Y destacó que se facilita el alojamiento a colectivos con escasos recursos, como demuestra que el 55% de ellos tengan ingresos inferiores a los 15.000 euros anuales y que su renta mensual media sea de 314.

13,5 millones de ingresos

El programa de Viviendas Municipales se caracteriza, además, por su autofinanciación «completa». No se gestiona con los presupuestos del Ayuntamiento. En ese sentido, el concejal explicó que con los arrendamientos se ingresaron 13,5 millones de euros, lo que le permitió dedicar 4,5 millones al mantenimiento del parque público y otros 6,9 a reformas y nuevas construcciones.

En este último capítulo destaca el inicio el año pasado de la edificación de 66 alojamientos con servicios comunes en Ametzola, primera fase de un proyecto de 160 pisos que se quiere concluir en 2023. El servicio municipal también ha invertido otros 1,5 millones en la rehabilitación integral de edificios para mejorar su accesibilidad y eficiencia energética en varios edificios de barrios como Otxarkoaga.

PUBLICADO en ELCORREO 2018/07/07