autobidea / autovia

La autovia de nuevo es noticia. EL CORREO recoge la denuncia que hacemos de esta peligrosa, ruidosa e ilegal autovía.

¿Para cuando retiraran los peajes en los tuneles de Artxanda?

Vecinos de Otxarkoaga denuncian la peligrosidad de la Variante Este

Es uno de los puntos negros en el sistema viario de Bilbao al acumular cinco muertes y accidentes «todos los meses»

Se inauguró hace 10 años para descongestionar de tráfico los accesos a Bilbao por el alto de Santo Domingo desde Sondika, Derio o Zamudio, aunque los vecinos de Otxarkoaga aseguran que la Variante Este -ampliación a dos carriles por sentido en la BI-631- acarrea más problemas que beneficios. De hecho, no dudan en calificarla de «muy peligrosa». Incluso han bautizado el tramo que discurre más cercano a las viviendas, antes de enlazar con la Avenida Zumalacárregui, como la «curva de la muerte». «Han fallecido cinco personas y los accidentes se suceden todos los meses», protesta el secretario de la asociación de familias del populoso barrio bilbaíno, Cristóbal Rivera, que exige medidas contra la elevada siniestralidad a un Ayuntamiento concienciado de que «éste es uno de los principales puntos negros de la vialidad en la villa».
El mes de septiembre ha sido uno de los más nefastos de los últimos tiempos. Un motorista fallecido y, según recuerdan los propios vecinos, otros tres siniestros «graves». Para ellos, el diagnóstico es claro. «El peralte de la calzada está cambiado y la señalización es deficiente», sentencian.
El Ayuntamiento instaló hace varios meses un radar en la Bi-631, aunque los vecinos dudan de su efectividad, «más allá del afán recaudatorio». «Está colocado demasiado lejos de la curva, de manera que los coches, al ver dos carriles, no reducen la velocidad y es cuando pierden el control», asegura Rivera. De nada sirven las limitaciones a 80 y a 60 kilómetros por hora. Por eso la asociación insiste en mejorar «las señales, para que realmente alerten a los conductores, iluminar mejor la zona e incluso poner un asfalto que agarre más si es necesario».
Más radares
Fuentes municipales reconocieron que, «cuando decidimos colocar el radar fue porque un estudio de siniestralidad indicaba que era un punto negro». El Ayuntamiento se mostró abierto a estudiar un cambio de ubicación, «o incluso a poner otro». Los vecinos, en cualquier caso, también piden mejoras para mitigar el ruido, «de los más altos de la ciudad en las horas punta». La solución para este problema pasaría, a su juicio, por la colocación de mamparas acústicas.
Etiquetado , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.