aurikularrak , kontuz / ojo con los auriculares

El campo magnético de los auriculares produce impactos en la memoria

Si te preocupan las personas que se pasan el día con auriculares en la cabeza ya sea por trabajo o porque les gusta escuchar música así, es bueno conocer un estudio reciente. Lo han hecho varios científicos españoles y concluye que el campo magnético de baja intensidad tieneefectos sobre la memoria de corto plazo. Es un trabajo realizado con un grupo de estudiantes sanos que llevaron auriculares.

La investigación está publicada en la revista científica Bioelectromagnetics y el equipo de investigadores lo forman Enrique A. Navarro (Departamento de Física Aplicada y Electromagnetismo, Universitat de València); Claudio Gomez-Perretta (Centro de investigación, Hospital Universitario La Fe, València) y Francisco Montes (Departamento de Estadística e Investigación Operativa, Universitat de València).

Si quieres verlo aquí tienes una traducción fiable. Las conclusiones son que

la memoria de corto plazo o la capacidad de mantener un elemento de información de manera transitoria en el cerebro humano para su posterior recuperación según las necesidades cognitivas se alteró en nuestro experimento”, explican sus autores.

Lo que se ha encontrado con ese trabajo es que la estimulación con un campo magnético de baja intensidad podría obstaculizar el procesamiento neuronal humano en relación con la selección, la preparación y la ejecución de una respuesta respecto a un estímulo externo.

auriculares

Con los resultados de este estudio en la mano los científicos que lo han desarrollado (que califican de preliminar su trabajo) sugieren:

dar una advertencia a quien sufre una exposición frecuente y voluntaria a campos magnéticos en la banda de las audiofrecuencias (KHz).

Estas exposiciones son similares a las que se producen en la mayoría de los auriculares ligeros que se utilizan en los reproductores de música portátiles. Por ejemplo, estos dispositivos con una impedancia de aproximadamente 30Ω con 30 mW por canal producirían un campo magnético de 0,10 microtesla dentro del cerebro a ambos lados de la cabeza.

Esta exposición podría inducir problemas de aprendizaje entre los usuarios jóvenes, no sólo por el efecto del elevado ruido.

Además, un mensaje de advertencia se debería dar a quien usa PLC para dar acceso a internet a través de las líneas de suministro de electricidad dentro de los hogares.

Estamos especialmente preocupados por el futuro despliegue de PLC en los servicios públicos para el control remoto de los contadores de electricidad y otros medidores inteligentes”.

Frecuencias PLC de banda ultra estrecha están por debajo de 3KHz y las frecuencias de PLC en banda estrecha se encuentran en el intervalo 3 KHz-500 KHz. Los campos magnéticos de estas frecuencias tan bajas se atenúan poco en el entorno y su penetración en los hogares es inevitable.

Las señales PLC deberían optimizarse para minimizar los efectos biológicos sobre el sistema nervioso y es necesaria más investigación”, concluyen estos tres autores.

Se continuarán las investigaciones para confirmar estos resultados. Pero entretanto se consiguen más pruebas de los posibles daños de estos pequeños y hasta ahora en apariencia inofensivos electrodomésticos, las conclusiones de este trabajo han de consideradas con precaución. Lo ideal, como piden los tres científicos es que se hagan más estudioslongitudinales o de seguimiento que incluyan una muestra demográfica más amplia para confirmarlos.Auriculares

También nos cuentan que hay evidencias o pruebas en la literatura científica que indican una diferencia de los efectos del campo magnético entre hombres y mujeres y esto será explorado en futuras investigaciones bajo el protocolo actual.

Lo que os cuento es una prueba científica más sobre los impactos de la contaminación electromagnética. Si es necesario usar este tipo de aparatos es mejor hacerlo durante poco tiempo.

PUBLICADO  en migueljara.com  2016/05/21

kutsadura elektromagnetika / contaminacion electromagnetica

 

Electrosensibles: ¿Locos por la contaminación electromagnética?

PUBLICADO en MIGUELJARA 2016/02/20

Se publicó hace unos días un artículo que ha ido un poco más allá en la negación del fenómeno de la llamada hipersensibilidad a los campos electromagnéticos. Se titula Electrosensibles: un trastorno psicológico que crece en el primer mundo y tacha poco menos que de “locas” a las personas que, en número cada vez mayor, se quejan de los impactos de la contaminación electromagnética en su salud.

Lo primero que me viene a la mente cuando leo cosas así es que menuda crueldad para con personas que no tienen suficiente con los daños que padecen como para que además se les“diagnostique” periodísticamente problemas mentales. Qué falta de empatía con los sufrientes porque en el post no aparece de ninguna manera su opinión, es decir, no se ha consultado a “las locas” que seguramente tengan algo que decir.Contaminación electromagnética telecomunicaciones

Se “juzgan” además sentencias judicialesque dan la razón a las personas “electrosensibles” y se hace todo en nombre de la “evidencia científica”, que faltanpruebas científicas vaya sobre la citada hipersensibilidad.

Por contra me parece sugerente y por cierto, muy bien escrito un post de José A. Martínez en su atrevido blog Ciencia sin miedo titulado Descreídos de la epidemiología.

Trata sobre las controversias científicas, los prejuicios a la hora de encararlas, el sano escepticismo que ha de guiarnos a la hora de afrontar problemas de salud pública que son nuevos y tanbién sobre el falso escepticismo, el fundamentalista. que llega a poner a la ciencia (ahora en minúscula) por encima de la salud de las personas.

Leer este post me ha recordado la existencia del primero porque en buena medida trata el tema de la contaminación electromagnética. José A. escribe que hay dos tipos de incrédulos:

El segundo tipo es el de incrédulos cerriles, en el que ‘todo es basura’. Bueno no todo, los resultados de investigaciones que concuerdan con sus intereses personales sí que valen, pero los que no son consistentes con su visión del mundo son altamente cuestionables. Si creen que la contaminación electromagnética no afecta a la salud, te dirán que ‘todo es basura’, que todas esas investigaciones son cuestionables”.

Este segundo tipo de descreídos -continúa- sucumben al sesgo de confirmación, tan presente cuando hablamos de consistencia cognitiva; creen lo que quieren creer, lo consistente con sus creencias y prejuicios. Es un modo de autodefensa, una forma de minimizar sus costes psicológicos.

Utiliza muy bien los conceptos este autor y utiliza variados ejemplos que suelen serme conocidos (de hecho me cita amablemente en un par de ocasiones):

Estos descreídos son también vulnerables al efecto halo. Si encuentran que los resultados de una investigación que no concuerda con sus intereses son cuestionables, entonces rápidamente extienden ese razonamiento a todas las demás, sin evaluar su valor.

Es decir, “como esta investigación tiene muchas limitaciones”, todas las demás que argumentan implicaciones similares son inválidas. Este es uno de los razonamientos empleados por personas para atacar cualquier tipo de tópico de investigación, comola asociación entre la exposición a pesticidas y los problemas de salud en niños“.

Nos cita también a Dennis Henshaw, de la Universidad de Bristol, que que se atreve a explicar 35 años de relación entre la leucemia infantil y los campos electromagnéticos de baja frecuencia recurriendo a la literatura de varias ramas científicas que él considera que son olvidadas a la hora de reconocer un problema que tendría otra perspectiva si se adoptara una visión multidisciplinar.

En España ser un investigador multidisciplinar y el propio autor del texto lo ha sufrido en sus carnes.

Significativo es el análisis que hace de los resultados del informe Bioinitiative 2012 (con una actualización en 2014), donde se realizó una revisión de los estudios publicados desde 2007 en relación a los efectos biológicos de la exposición a campos electromagnéticos, tanto de baja como de alta frecuencia. Las pruebas estadísticas a favor del efecto dañino de la contaminación electromagnética.bioinitiative contaminación electromagnética

Tenemos cientos de investigaciones que encuentran asociaciones con diversas enfermedades.

Tenemos muchísimos casos de apariciones de cáncer en personas viviendo en las inmediaciones de fuentes emisoras, ya hayan sido identificadas como cluster estadístico o no.

Tenemos un incremento notable de personas electrosensibles, discapacidad reconocida en algunos países de nuestro entorno.

No existe una prueba definitiva, es cierto, pero los indicios nos llevan a pensar que ‘algo hay’. Esos indicios son, en definitiva, la base de la aplicación del Principio de Precaución, mencionado en el artículo 191 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (UE)”.
Después de analizar los puntos anteriores (es útil que leáis todos) José A. concluye:

considero que tengo indicios suficientes para pensar que la contaminación electromagnética es perjudicial para la salud, por debajo de los niveles que a día de hoy se consideran legales. Tengo indicios, no certezas. Pero esos indicios son suficientes para que yo establezca mi propio juicio al respecto”.

 

monsanto

 

Empleado de Monsanto admite que existe un departamento para desacreditar científicos
Publicado por ACTUALIDAD.rt

2015_02 Cartel taller factura COMPLETA
Por primera vez un empleado de Monsanto ha reconocido que hay un departamento dentro de la empresa que tiene por misión “desacreditar” a los científicos que se pronuncian en contra de los transgénicos.
Un empleado de Monsanto ha admitido públicamente que la empresa de transgénicos cuenta con un departamento encargado de “desacreditar” a los científicos que se oponen a sus productos y advierten sobre los posibles riesgos para la salud que llevan asociados. La revelación pone de manifiesto el peso político y financiero de Monsanto para presionar a los que hablan en su contra, afirma Christina Sarich en Natural Society.

En una reciente reunión integrada en su mayoría por estudiantes, uno de ellos preguntó qué hace la empresa para invalidar “la mala ciencia” que molesta a su trabajo. El empleado de Monsanto, William Moar, que da discursos sobre los productos de la empresa, tal vez olvidó en ese momento que el evento fue público, cuando reveló que Monsanto tiene “un departamento entero” que se dedica a “descreditar” la ciencia que no está de acuerdo con la suya”, escribe la periodista.

Sarich opina que “en una sola frase formulada públicamente Moar ha admitido que la ciencia financiada por Monsanto es pura propaganda”. Según la periodista, la compañía va a seguir desacreditando y devaluando las contribuciones de los organismos científicos internacionales de la OMS.

En marzo la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la OMS anunció que el glifosato, ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto, se “clasifica como posiblemente carcinógeno para los seres humanos”.

http://actualidad.rt.com/actualidad/171281-empleado-monsanto-departamento-descreditar

ekainak 26 / 26 junio

Contaminación-electromagnética

 

Personas con hipersensibilidad electromagnética hacen visible un problema social

Con motivo del Día internacional contra la contaminación electromagnética , viernes 26 de junio,

se celebra en Madrid la Jornada “¿Hacia un reconocimiento integral de la electrohipersensibilidad en Europa? La escuela ¿cantera de electrosensibles?” en la Oficina del Parlamento Europeo (Paseo de la Castellana, 46).

El acto está organizado por la Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM) y la asociación de reciente creación Electrosensibles por el Derecho a la Salud con la mediación de la eurodiputada francesa Michèle Rivasi y otros representantes de Los Verdes/Alianza Libre Europea y del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica.

Contaminación electromagnética wifi antenas telefonía electrosensibilidadA mí me parece muy interesante y asistiré. Es de 9:30 a 14:30h y aquí tenéis el programa de un evento que intenta abordar esta problemática ambiental desde los ámbitos científico, social y político-institucional europeo.

Algunos aspectos que quienes lo organizan quieren destacar son:

-La existencia de un dictamen proteccionista sobre hipersensibilidad electromagnética (EHS) en el seno del Comité Económico y Social Europeo -CESE- que esbozaba las reivindicaciones básicas de las personas electrosensibles (Reconocimiento de Discapacidad Funcional y Enfermedad Ambiental, creación de zonas blancas o libres de esta contaminación, etc).

Su no aprobación en Pleno conllevó denuncias por conflicto de intereses ante la Defensora del Pueblo Europeo, la cual ya ha abierto una investigación.

-Las llamadas de alerta, especialmente a la población infanto-juvenil, ante el crecimiento exponencial a la exposición a campos electromagnéticos artificiales realizadas desde instituciones como el Parlamento Europeo (2008, 2009), la Agencia Europea del Medio Ambiente (2007, 2009, 2011, 2013) o la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa (Resolución 1815/2011).

-El debate abierto sobre la vulnerabilidad y desprotección sobre todo de la población más joven ante el despliegue de tecnologías inalámbricas en el ámbito educativo, en la línea de escuelas libres de contaminación electromagnética como antes ya lo fueron declaradas libres del humo del tabaco y de la comida basura.

Tiene mérito la lucha de estas personas, que no pueden vivir su vida ni hacer lo que cualquier otra porque hoy, para que funcionen las tecnologías inalámbricas -tan útiles para tantas cosas-, hemos creado una red invisible de ondas electromagnéticas que afectan a cada vez más personas y les daña.

Ellas son la punta de un iceberg que si no se toman ya medidas emergerá en próximos años con resultados desconocidos pero previsibles.

Como escribo, estaré por allí y cubriré el acto para mi plataforma on line (blog y redes sociales) e intentaré hacer alguna entrevista para publicar en próximos días. Nos vemos.

 

PUBLICADO en   MIGUELGARA.COM 2015/06/25

kutsadura elektromagnetika / sobre contaminacion electromagnetica

PUBLICADO en migueljara.com

Qué paso con la arcadia de las antenas de telefonía móvil

La operadora France Telecom se niega a retirar la instalación de telefonía móvil situada en el llamado triángulo de las Musas, en Madrid, a pesar de haber pedido los dos juicios con la comunidad de vecinos. Desmanteladas las anteriores por finalización de contrato entre el vecindario y las compañías telefónicas, estas son las últimas fuentes emisoras situadas sobre uno de los edificios.

Como explica El Mundo, a finales de los años 90, la calle Butrón, en el barrio de San Blas, era la arcadia de las antenas de telefonía móvil. En pleno auge de las teleoperadoras estas ofrecían unas migajas de 6.000 euros al año a las comunidades de prietarios que aceptasen que sus azoteas fueran engoladas con esos artefactos.

Luego el movimiento vecinal fue muy fuerte y la Justicia les dio la razón. Han pasado ya cinco meses desde la última sentencia y como la empresa gala no retira las antenas han pedido mediante su abogado que se ejecute de una vez la decisión judicial. Lo curioso es que el apartado salud no se ha juzgado. Ha sido el abuso de la operadora, que subarrendó de manera ilegal el espacio contratado con los vecinos, lo que la ha sentenciado.

El caso tiene puntos en común con otros en los que grandes empresas telefónicas campan a sus anchas, mientras la población se indigna y moviliza y la Justicia, aunque lenta, por fin acude en socorro de las segundas.

Recuerdo el caso de un parque infantil en Bilbao, en la zona de Artxanda. Sus vecinos han presionado para que quiten las antenas y bueno, como podéis ver en las fotos (de antes y después) lo que han hecho las autoridades es quitar el parque; los columpios pues el banco para darse un baño de microondas sigue vigente (ese espacio está irradiado permanentemente con 31’5 V/m -medido con todas las garantías por un equipo calibrado de la Universidad del País Vasco-).

antenas telefonía

 

 

 

 

 

 

Artxanda_Parque_2 (Large)

Ese valor medido está dentro de la legalidad esañola en la materia pero es que ésta se quedó obsoleta hace mucho tiempo y hoy las instituciones más prudentes piden valores de emisiones muy muy por debajo de esa cifra.

En estos gráficos extraordinarios de la Fundación para la Salud Ambiental se explica con muchos números y claridad.

En Euskadi van un paso por delante del resto de la Península y por eso piden lo que ya se hace en Francia, que va varios pasos por delante. La plataforma vasca contra la contaminación electromagnética reclama la adopción de medidas más estrictas para controlar las radiaciones de wifi y telefonía móvil.

La organización destaca una nueva ley francesa sobre este sector, que endurece las condiciones y establece, con carácter general, el concepto de “moderación” en la exposición pública a radiaciones. Entre otras medidas, el Parlamento galo ha prohibido el wifi en las guarderías y centros de día y lo limita en los colegios, en donde debe estar apagado en el caso de educación Primaria.

Entiendo que hay asuntos en los que es necesaria más investigación científica pero este no está entre ellos. En el tema de las tecnologías inalámbricas y la contaminación electromagnética que despiden, lo que hace falta es voluntad política. Como escribí el otro día para finalizar el post La muerte de Josu reabre el debate de las antenas de telefonía cerca de colegios:

Las comunicaciones inalámbricas forman parte de nuestra vida cotidiana hoy y no se trata de renunciar a ellas tanto como de regularlas para que su impacto ambiental sea cero a ser posible y si no mínimo. En todo caso han de primar el derecho fundamental a la información sobre salud y el principio de precaución“.

basauriko ordenantza epategiek murriztu zuten / la ordenanza de basauri recortada por los tribunales

Arratia-Nerbioi

El Supremo anula el contenido de la regulación de antenas de Basauri

Confirma la sentencia del TSJPV que declaró nulos varios puntos de la ordenanza nacida en 2010

Ander Goyoaga –

Imagen de una antena en la localidad, cerca del antiguo campo de tiro.

Imagen de una antena en la localidad, cerca del antiguo campo de tiro. (Deia

Basauri – El Ayuntamiento de Basauri deberá modificar varios puntos de su Ordenanza de antenas para ajustarla a la legalidad toda vez que los tribunales han vuelto a cuestionar varios apartados de la normativa. El Tribunal Supremo ha estimado un recurso de Telefónica Móviles, ratificando en su sentencia la firmeza de la anulación de los preceptos de la Ordenanza declarados nulos por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) en 2013 y ha invalidado varios más. El Consistorio está ahora valorando las implicaciones de esta sentencia en contra de una norma que nació en 2010 con la vocación de reducir las radiaciones en el municipio.

El primer recurso a esta normativa por parte de Telefónica Móviles se produjo en septiembre de 2010, tres meses después de que el Ayuntamiento de Basauri aprobase la regulación. Una vez judicializado el asunto, la respuesta del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) llegó en febrero de 2013 con la anulación de varios artículos de la ordenanza, la mayoría por cuestiones de ámbito competencial, al entender que es el Estado el que ostenta la facultad normativa sobre las antenas.

Uno de los puntos fundamentales que anulaba era el 4.3 que trata de la prohibición de instalación de antenas en un círculo de 300 metros de diámetro cuyo centro sean guarderías, establecimientos de enseñanza, salud, parques o residencias, ya que “vulnera la competencia del Estado sobre bases del sistema sanitario”. El TSJPV también anuló el artículo por el cual el Ayuntamiento valoraba positivamente en la concesión de licencias el compromiso escrito de respetar la limitación de 0,1 microwatios/cm2 en todo el término municipal. El argumento principal era de nuevo que se trata de un ámbito competencia del Estado, un fundamento a través del cual también se anulaba el artículo 12.3 de la ordenanza, en el que se establecían limitaciones de ubicación de las antenas a efectos de controlar la densidad de las mismas.

Tras el pronunciamiento del TSJPV, el Ayuntamiento y Telefónica Móviles interpusieron un recurso de casación ante la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. El alto tribunal no solo ha ratificado las anulaciones a los puntos de esta ordenanza, sino que ha declarado nulos varios puntos más. El Supremo también anula los preceptos 4.2, y el 23 de la ordenanza, relativos a la posibilidad de requerir una póliza de seguro de responsabilidad civil a las compañías de telefonía, eliminándose así la opción de que el Ayuntamiento de Basauri pudiera exigirla como requisito previo al ejercicio de la actividad, y el 12.2, de forma que el Consistorio no podrá ejercer tampoco ningún control sobre la tecnología de las antenas.

Esta normativa fue aprobada en el año 2010 por el equipo de gobierno de la anterior alcaldesa, Loly de Juan (PSE), y buscaba limitar al máximo las radiaciones, alejar en lo posible las antenas del centro urbano ubicándolas en zonas altas o instalar medidores que permitan conocer los niveles de exposición. Las propuestas para la ordenanza se realizaron en base a un estudio de radiaciones electromagnéticas basado en 76 mediciones aleatorias en la localidad y que señalaba que en varios puntos la exposición era superior a la recomendada.

La normativa fue elaborada teniendo en cuenta las aportaciones de colectivos ecologistas como Sagarrak, de ahí que la anulación de varios de los artículos por parte del TSJPV no sentase nada bien entre estas agrupaciones. Tras la sentencia, asociaciones como Sagarrak o la Coordinadora Vasca de Afectados por Campos Electromagnéticos (Covace) solicitaron al Ayuntamiento que aplicará la Ordenanza mientras se diese respuesta al recurso.

 

PUBLICADA en DEIA 2015/03/20

solokoetxe

PUBLICADO en  BILBAOBUENASNOTICIAS.COM  2015/03/17

 

Padres y madres de alumnos y vecinos de Bilbao se movilizan contra la radiación electromagnética

» Denuncian las emisiones de 13 antenas de telefonía móvil a 40 metros del instituto Solokoetxe. La dirección del centro y la “Plataforma de Euskal Herria contra la Contaminación Electromagnética” coinciden en su diagnóstico: abordarlo desde una concepción global que implique a la clase política para que se reduzcan por ley las emisiones a la cifra recomendada por el Consejo de Europa.

marzo 16, 2015

JAVIER M. DE LA HORRA

El debate sobre la regulación de las ondas electromagnéticas ha resurgido estos días en Bilbao. La Asociación de Vecinos Bihotzean del Casco Viejo y la Asociación de Madres y Padres (AMPA) de Errondagane han solicitado un incremento de controles y una reducción de la potencia en las 13 antenas de telefonía móvil situadas a unos 40 metros del instituto Solokoetxe en el que estudian sus hijos.

La reivindicación parte de un pequeño colectivo, padres del IES Solokoetxe y vecinos de Bilbao que llevan tiempo denunciando las elevadas tasas de emisión que a su juicio generan las antenas de telefonía próximas al centro, nocivas según mantienen para la salud de sus hijos. Sin embargo, el debate de fondo es tremendo: usted fíjese, si da un paseo por la capital verá una antena de telefonía aquí y otra allá, en ese edificio alto o en aquel bloque de pisos de la ladera.

Ningún informe médico es capaz de concluir que la emisión de estas ondas incremente el riesgo de leucemia. Sin embargo, en algunos lugares como en Francia, sí se está comenzando a legislar para que la potencia de emisión no supere los 0,1 microvatios por centímetro, lo mismo que solicitan estos días en Bilbao.

Rakel Ahedo, portavoz en la rueda de prensa que AMPA y vecinos han ofrecido en el Casco Viejo, asegura que tras dos años de lucha siguen “sin solución”. Ahedo considera que debería reducirse la potencia de las antenas próximas al instituto, aplicarse “el principio de precaución”, y recuerda que “el Consejo de Europa recomienda que las emisiones no superen esos 0,1 microvatios por centímetro”. Se refiere a la resolución 1815 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Ellos reclaman esta reducción o, como medida alternativa, “que se apantalle el centro” para evitar riesgos, explica Javier Rodríguez, de la Asociación de Vecinos Bihotzean. “No estamos en contra de las antenas, pero tienen que tener unos límites y ser regulados“, asegura.

AMPA 2

Madres y padres del AMPA del IES Solokoetxe, en la rueda de prensa junto a Javier Rodríguez, de la AVV Bihotzean del Casco Viejo. FOTO: Archivo

 

El director del IES Solokoetxe, Severino Sánchez, mantiene que el Consejo Escolar (el órgano que toma las decisiones internas en el centro) ha solicitado a las autoridades “que siguieran las recomendaciones del consejo europeo para que tomaran las medidas correspondientes”. Sánchez recuerda que “la colocación de estas antenas es legal”, y que “las mediciones respetan la legislación española”, pero también se muestra favorable a una nueva legislación que sea capaz de reducir las emisiones, según ha explicado en conversación telefónica con BBN.

La lucha de una parte de las madres y padres de este centro educativo y algunos vecinos de Bilbao se presenta titánica, imposible de lograr de manera aislada en opinión de José Miguel Lozano, integrante de la Plataforma de Euskal Herria contra la Contaminación Electromagnética, que ve necesario afrontar este fenómeno de las emisiones desde una concepción global que implique a la clase política.

José Miguel

José Miguel Lozano, en el puente de la Merced frente a varias antenas de telefonía que coronan dos edificios de Bilbao. FOTO: Archivo

Lozano explica que en Francia “se ha considerado la gran importancia de esta medida, aprobándola en una Ley discutida en la Asamblea Nacional Francesa”, y asegura que “basándose en investigaciones científicas”, han concluido que “el cerebro de los niños de entre 2 y 3 años es especialmente sensible” a este tipo de radiaciones. El integrante de la Plataforma de Euskal Herria contra la Contaminación Electromagnética considera que la preocupación de los padres del alumnado de Solokoetxe forma parte “de un problema global que debemos enfocarlo para todos los ciudadanos de Bilbao; de esta forma podremos empezar a desatascar el problema, y no haciendo mil guerras particulares”.

wifi eta umeak / wifi y niños

Estudio: Wi-Fi es más peligroso de lo que se pensaba para los niños

Estudio: Wifi es más peligroso para los niños de lo que se pensaba

Un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IRIC, por sus siglas en inglés) sugiere que la exposición a Wi-Fi es más peligrosa para los niños de lo que se creía y es posible que debamos limitarla cuando sea posible.

 

Los autores del estudio, publicado en ‘Journal of Microscopy and Ultrastructure‘, sostienen que los niños y los adolescentes están en considerable riesgo ante aparatos que generan microondas, entre ellos los dispositivos Wi-Fi. Al mismo tiempo, argumentan que los adultos están ante un menor, pero aún significativo riesgo.

En el estudio se destaca que los niños absorben una mayor cantidad de radiación de microondas que los adultos. Y los fetos son aún más vulnerables que los niños, por lo que las mujeres embarazadas deben evitar la exposición a la radiación de microondas.

Según los autores, los niños y los fetos absorben más radiación porque sus cuerpos son relativamente pequeños, sus cráneos son más delgados, y su tejido cerebral es más absorbente.

De manera más general, el estudio encontró que la exposición a Wi-Fi está vinculada con los cánceres de cerebro, de las glándulas salivales y de mama.

 

PUBLICADO  en ACTUALIDAD    2015/01/13

wifi berriro / de nuevo wifi

¿Cómo pueden dañar tu organismo las ondas de la conexión WiFi?

PUBLICADO  en ABC  2014/12/09

Nuevos experimentos afirman que las microondas de los aparatos inalámbricos podrían estar detrás de todo tipo de enfermedades inexplicables

Móviles, conexión WiFi… En la actualidad, el avance de la tecnología ha hecho que vivamos rodeados de microondas que, según muchos expertos, pueden causar daños severos en nuestro organismo. Precisamente, el último en sumarse a esta cohorte de científicos que reclama cautela con las conexiones inalámbricas ha sido Martín Pall –profesor de Bioquímica y Ciencias Médicas básicas en la Universidad de Washington- al señalar en una conferencia en Noruega que esta nueva tecnología puede estar detrás de enfermedades inexplicables como la muerte súbita cardíaca, el debilitamiento del sistema inmunológico o la fibromialgia.

Tal y como publicaba a principios de diciembre en su versión digital el «GlobalResearch», las investigaciones de Pall han vuelto a sacar a la luz las teorías que señalaban que los campos electromagnéticos emitidos por los aparatos inalámbricos pueden ser gravemente dañinas para los seres humanos y –especialmente- para niños y mujeres embarazadas. Algunas investigaciones realizadas anteriormente por la doctora Erica Mallery, de hecho, ya habían relacionado estas microondas con el nacimiento de estrés.

En este caso, Pall fue más allá al afirmar que la salud de la población podría estar en peligro y es necesario tomar medidas de forma urgente para salvaguardarla. Concretamente, el estadounidense considera que estas ondas pueden hallarse detrás de enfermedades «inexplicables» como la muerte súbita por causas cardíacas, el debilitamiento masivo del sistema inmunológico, la aparición fibromialgia (la cual produce severos dolores en el cuerpo y fatiga) y, finalmente, la generación de estrés postraumático. A su vez, señaló que estos efectos ya han sido probados en animales multicelulares como moluscos.

«Creo que este va a ser uno de los mayores problemas de salud dentro de unos años. La mayorías de las personas no están al tanto de ello, y los que sí lo están, sólo conocen datos antiguos. Y ya se ha generado una gran cantidad de información nueva extremadamente importante para valorar los efectos», destacó el experto durante su conferencia.

ordenantza berria / la nueva ordenanza

PUBLICADO  en NOTICIAS DE GIPUZKOA 2014-12-03

La norma de antenas reducirá las emisiones a niveles recomendados

El documento conjugará la protección a la salud con el mantenimiento del servicio telefónico

 

Un edificio coronado por antenas de telefonía en Intxaurrondo.

Un edificio coronado por antenas de telefonía en Intxaurrondo. (Gorka Estrada)

 La ordenanza que prepara el Gobierno municipal de Donostia para la instalación de antenas de telefonía se aprobará el próximo mes de enero, según anunció ayer el concejal de Medio Ambiente, Axier Jaka, que aseguró que la normativa actual, que data de 2002, debe modificarse para “adecuarse a las recomendaciones de los informes de especialistas”.

La nueva norma será “garantista”, según dijo Jaka, y tratará de impedir que las emisiones sean superiores a 0,1 microvatio por centímetro cuadrado, tal y como aconseja el Consejo de Europa. En la actualidad, la normativa prohíbe que las emisiones sean superiores a los 450 microvatios por centímetro cuadrado, según establece la ley estatal, aunque el Ayuntamiento considera que con menores emisiones, del nivel de las aconsejadas, se puede seguir ofreciendo el actual servicio de telefonía móvil que reclama la sociedad.

Uno de los expertos consultados por el Gobierno municipal para redactar la nueva norma, Pedro Costa, manifestó ayer que “se pueden aplicar normativas más garantistas sin ningún problema para el servicio de telecomuncaciones, como se hace en países como Italia, Bélgica, Luxemburgo o Lienchestein”. Por su parte, el investigador José Luis Bardasano, inició en los problemas de salud que acarrean las radiaciones no ionizantes.

El Ayuntamiento de Donostia realizó un estudio sobre emisiones hace año y medio, en el que se analizaron 42 puntos urbanos en distintos momentos. Aunque todos los lugares cumplen con las normativas legales, el 38% de los puntos estaban por debajo de las indicaciones del Consejo de Europa, el 29,7% se hallaban en torno a esa cifra, mientras que el 31,% restante superaba los niveles recomendados.

La ordenanza, pues, tratará de impedir que las antenas de Donostia superen estos límites.