otxarkoaga zabalagoa / otxarkoaga mas grande

El Ayuntamiento de Bilbao ha ampliado los limites oficiales del barrio. Efectivamente, en anteriores ocasiones el límite de nuestro barrio ocupaba 2 de los edificios de las  viviendas que se construyeron en Garate- Garaizar .

El pasado año 2018 publicaron un plano donde nuestros límites abarcan más edificios de esta zona, incluso parte de la Ikastola Begoñazpi .

Hemos subrayado los limites para que se vean mejor.

otxarkoaga eta mirian varela / mirian varela y otxarkoaga

mirian

PRESENTACION DEL LIBRO DE MIRIAN VARELA

En el espacio Bizkaia Aretoa de la UPV/EHU se ha presentado por parte de VVMM el libro de MIRIAN VARELA ALONSO titulado OTXARKOAGA el polígono de las flores amarillas.

Con motivo del centenario de  la fundación de Vivienda Municipales de Bilbao el Ayuntamiento ha publicado este estupendo trabajo de la arquitecta guipuzcoana sobre el Polígono de Otxarkoaga. Se trata de la tesis doctoral de Miriam en la que se recogen todos los detalles constructivos, además del contexto social, económico y demográfico de una etapa histórica marcada por una industrialización que conllevó una inmigración fuerte que genero una demanda tremenda de viviendas para la creciente población.

También se aborda el cambio en la morfología urbana del barrio, la tipología de edificios, los sistemas constructivos y los defectos que han ido apareciendo después.

Finaliza con una reflexión sobre la necesidad de rehabilitar y transformar estos poligonos.

Mirian eligió Otxarkoaga como objeto de estudio por que “se debe, por un lado, al gran impacto social, arquitectónico, urbanístico y paisajístico que ejerció y aún hoy sigue ejerciendo, y por otro, a que se trata del primer Polígono Dirigido de tipo subvencionado edificado en Bilbao con esa magnitud y densidad”.

La inexistencia de un estudio a nivel arquitectónico le han llevado a desarrollar esta investigación, ya que las miradas hasta la fecha realizadas sobre Otxarkoaga, han sido realizadas desde una perspectiva histórica y sociológica.

La importancia de la vivienda social en las ciudades,  está muy presente en el libro de Miriam Varela.”.

Además, también pudimos ver la exposición “100 años de Vivienda Social en Bilbao”. Recoge los cien años de historia de la vivienda social en Bilbao, mediante fotografías y soportes audiovisuales, que también se pueden  visualizar en la página web de Viviendas Municipales.

 

 

otxarkoagako mugak / los limites de otxarkoaga

El Ayuntamiento de Bilbao ha ampliado los limites oficiales del barrio. Efectivamente, en anteriores ocasiones el límite de nuestro barrio ocupaba 2 de los edificios de las  viviendas que se construyeron en Garate-Garaizar .

En un plano editado ahora vemos cambiados los limites del barrio:

Incluyen más edificios de esta zona, incluso parte de la Ikastola Begoñazpi .

Hemos subrayado los limites para que se vean mejor.

gaur asanblada / hoy asamblea

Reunión sobre  PGOU  HAPO

 

La Asociación de Familias de Otxarkoaga convoca a una Asamblea para tratar el tema del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que se está discutiendo actualmente en Bilbao.

Este Plan es importante porque  en él, se recogen todos los usos, destinos del suelo y construcciones a realizar en el municipio.

Los PGOU tienen una vigencia de varias décadas, ( el último fue aprobado en 1995 ).

Es de vital importancia para el futuro de nuestro barrio la participación de sus vecinos . Por un lado, para valorar las propuestas del Ayuntamiento y por otro para aportar propuestas.

La Asamblea será hoy  miércoles 18 a las 19h en el Centro Cívico de Otxarkoaga.

El documento Resumen se puede obtener en la web:

http://www.bilbao.eus/aurrerago/pdfs/resumen_propuestas.pdf

 

sin-titulo

IRITZIA

Populismo pontificio, Gehry

El pasado sábado 25 de octubre ha sido el 75 aniversario de la inauguración del monumento a Evaristo de Churruca en Getxo junto a la desembocadura de la Ría. Concebido como una torre-faro por el escultor Miguel Garcia Salazar y el arquitecto Ignacio Mª Smith autor de la urbanización. Representa el diálogo Bilbao-Neptuno, El esfuerzo de Bilbao para la conquista del mar.

También el mismo día se procedió a la apertura de la reconstrucción del Puente de Deustua. Proyectado por el ingeniero de caminos, canales y puertos Ignacio de Rotaeche, el ingeniero industrial José Ortíz de Artiñano y el arquitecto municipal Ricardo Bastida, fue inaugurado discretamente en tiempo de la sublevación, “sin ninguna clase de ceremonia oficial”, a las diez de la mañana del domingo 13 de diciembre 1936 por el alcalde republicano. Ernesto Ercoreca. Poco después es dinamitado con precisión en sus apoyos para inutilizarlo por orden del Comité de Defensa del Gobierno de Euskadi la noche del 18 al 19 de junio de 1937. Bastida, como funcionario municipal recibe la orden de reconstrucción por el alcalde impuesto por los fascistas José Mª de Areilza, que se iniciará un año después sin la participación de Rotaeche, excluido por represión política y sin ser invitado y que desafortunadamente no tiene el reconocimiento social ni institucional que su notable y amplia actividad merece. Apenas una placa poco visible en el puente. Fue puesto en servicio el 25 de octubre de 1939, con el infame nombre de Puente del Generalísimo siendo alcalde el franquista José Mª Oriol y Urquijo.

 

Populismo y errores

 

No es admisible que ciertas instituciones se equivoquen en asuntos relativos a la autoría y propiedad intelectual de proyectos de gran relevancia por su rango urbano. Hace un mes la Junta de la Delegación en Bizkaia del Colegio de Arquitectos cometía, por criterios de protagonismo, el gravísimo error de dar un trofeo al reputado arquitecto Norman Foster en la creencia de que era el autor del metro de Bilbao. Cuando dudosamente lo es de sus estaciones y de los accesos popularmente conocidos como Fosteritos. En realidad fueron proyectados por el prestigioso arquitecto y diseñador australiano Rodney Uren (autor de las magníficas Canary Wharf station en Londres 1999 y Olimpic Park Station en Sydney para los Juegos Olímpicos de 2000) fallecido en 2012 en plena vitalidad creativa a los 63 años y encargado de este proyecto en el seno de la enorme empresa Foster&Associates. No se puede engañar a la sociedad por una frivolidad que tiene objetivos personalistas.

 

Deia relataba el pasado miércoles 15, que el sábado 25 de octubre, en desafortunada coincidencia con lo antes descrito, lo que anticipaba ya el 19 de agosto: ”El alcalde de Bilbao, Ibon Areso, anunció ayer que invitará al arquitecto Frank Gehry a estar presente en la puesta de la primera piedra del puente que se construirá en Zorrotzaurre y que llevará su nombre”. Este despropósito, precipitadamente propuesto por el anterior alcalde, es un lamentable error impropio de una administración pública y de un alcalde que además es arquitecto. Habitualmente los puentes se designan por el topónimo del lugar donde se sitúan o la referencia de una edificación significativa próxima y en algunas ocasiones con el nombre de un insigne personaje o hecho vinculado a la historia local. De los actuales 13 puentes de Bilbao solo las pasarelas Santa Isabel, Zubi Zuri (rídiculo nombre) y Arrupe alteran este criterio.

Asimismo, tampoco ninguno de los notables técnicos que los proyectaron, ya fallecidos tiene su reconocimiento: Alejo de Miranda, Hoffmeyer, Goycoechea, Uhagón, Alzola, Arzadun, Orueta, Gil de Santibañez, Ibarreta, Entrecanales, Petit, Ruiz de Velasco, Rotaeche, Ortiz de Artiñano, Bastida, Batanero, Fernández Ordoñez, y por supuesto nadie de los que viven, Arenas, Calatrava, Manterola. Quizá el nombre más adecuado del puente por relativa proximidad sería Sarriko. E incluso Rotaeche como homenaje o el de quien sugirió la idea, el anterior alcalde Azkuna.

 

Esta intención es otro inconcebible e inadmisible agravio. En primer lugar constituye una ofensa que la autoría del proyecto del puente, los ingenieros Guillermo Capellán y Héctor Beade del prestigioso estudio Arenas &Asociados, Ingeniería de Diseño, se ignore para que aparezca el de otro técnico que nada tiene que ver, Frank O. Gehry.

 

En segunda consideración se crea un enorme despiste ya que un visitante o estudioso atraído por dicho nombre encontraría un puente con un lenguaje diferente del habitual espectáculo constructivo de Gehry. Se trata de un puente estudiado elegido tras un concurso previo resuelto por un jurado que además de la propuesta económica, últimamente excesivamente apreciada, ha valorado su respuesta técnica. Contenido en su escala, con un ritmo adecuado, exento de manierismo, concebido como un fragmento de calle sobre el agua con las aceras separadas físicamente de la calzada concebidas como espacios longitudinales de contemplación y estancia.

 

Si se quiere tributar un homenaje y perpetuar su nombre es suficiente con que el tramo curvilíneo en vuelo sobre la ría frente al Guggenheim Bilbao Museoa se le denomine Tribuna Gehry, (término bilingüe euskera español). Y si se pretende que en Bilbao haya un puente proyectado por este genial arquitecto, que se le encargue directamente, el procedimiento “más democrático” que se utiliza actual y habitualmente.

 

Alguien debe dirigirse, el más adecuado el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, a Gehry y respetuosamente pedirle que prescinda de este honor que en realidad es un ofensivo error. Simplemente, aprovechando la anglofilia imperante en la villa, que diga: no, thank you very much! Yo no soy autor del puente. Este célebre artista ya ha sido sobradamente reconocido y homenajeado en Bilbao y en Euskal Herria, (Hotel de las Bodegas Marqués de Riscal en Eltziego)

 

Con estas actuaciones irreflexivas de banal inspiración política y nula sensibilidad cultural se está desvirtuando la seriedad y rigor que ha caracterizado al pueblo vasco sustituidos por la frivolidad del famoseo, que tristeza de dirigentes más propios de revista frívola. Areso y demás candidatos del PNV Aburto, Rementería y la Consejera Oregi en, otro disparate, recapaciten no hagan electoralismo populista y sobre todo no se equivoquen ni usurpen los derechos del autor de un puente. Dado que el vecindario ha sido ignorado una vez más en este asunto, invito a la ciudadanía a rechazar esta imposición proponiendo y buscando otro apelativo mas coherente, con el lugar, la memoria y la tradición

Iñaki Uriarte

Arquitecto

Bilbao, 1 octubre 2014

bilboko hirigintza / urbanismo en bilbao

Doctor en historia del urbanismo

Luis Bilbao Larrondo: “La hipoteca urbanística que dejó el franquismo en Bilbao fue brutal”

Pocas personas conocerán el urbanismo de Bilbao y su metrópoli mejor que Luis Bilbao. Su tesis doctoral, publicada el pasado mes, es buen aval de ello. En ella disecciona el desarrollismo de los años 60, la crisis total de los 70 y los primeros años de la transición democrática

Luis Bilbao analiza en un libro el desarrollismo de los años 60, la crisis de los 70 y la transición.

Luis Bilbao analiza en un libro el desarrollismo de los años 60, la crisis de los 70 y la transición. (David de Harp)

Bilbao. Urbanismo en Bilbao 1959-1979 recoge en sus casi 600 páginas una historia oscura de poderes fácticos, intereses y desastres que sirvieron de base para la actual ciudad. Unas cenizas de las que surgió un ave fénix urbana visitada por miles de turistas cada año y a la que Luis Bilbao prevé un futuro halagüeño.

Ha sido un trabajo de chinos.

Me leí todos los periódicos existentes desde 1960 a 1980, incluidos DEIA y Egin desde 1977, más revistas e hice mucho trabajo de archivo, también en el Gobierno vasco, ya que en la transición Lakua tuvo mucho que ver.

Tuvo que ser un shock para los políticos democráticos encontrarse esa situación de caos.

Efectivamente, fueron los dos años del Consejo General Vasco antes de las primeras elecciones autonómicas. Curiosamente, la primera ley del primer ejecutivo elegido fue abolir la corporación administrativa Gran Bilbao y el plan urbanístico creada por el franquismo. Se plasmó el cambio de una época.

¿La década de crisis fue consecuencia del desarrollismo feroz?

Sí, agravado por una crisis a nivel mundial, más la crisis política y social existente. Si no se hubiera dado esa recesión, el urbanismo desarrollista estaba condenado al fracaso y Bilbao hubiera entrado urbanísticamente en crisis de todas formas. Se comprobó que todo lo que se hizo en el franquismo fue un despropósito.

Lo que se hizo en los 60, ¿era planteamiento urbanístico?

En absoluto, no se sabía lo que era. Cuando llegó el primer Consejo General Vasco se quedaron blancos del desastre que era, no había ordenación alguna. Barakaldo tenía un plan de ordenación urbana que la corporación administrativa del Gran Bilbao se saltó a la torera para construir en la vega de Ansio, donde se preveía uso residencial, todo un conglomerado industrial. Los banqueros tenían el poder en esa corporación y la utilizaban para sus intereses económicos por encima de cualquier municipio.

Puro caciquismo.

Hacían y deshacían a su antojo. Los bancos y sus industrias pesadas, de acería, químicas… mandaban. Por eso no se hizo el valle de Asua.

¿El valle de Asua?

Estaba previsto que fuera el nuevo Bilbao para residentes, con 130.000 viviendas, un polígono gigante autosuficiente, de manera que el actual Bilbao fuera solo para oficinas y servicios, como si fuera la city en Londres.

¿Qué otras ideas se barajaron?

Ya se pensó en el nuevo San Mamés y se previó construirlo en las instalaciones de Lezama. La Feria de Muestras se iba a trasladar a Boroa, en Amorebieta, y el aeropuerto de Sondika desaparecía para ubicarlo en Vitoria y unirlo a Bilbao con una gran autopista. La negativa de los bilbainos fue total.

Una época en la que, indica en la tesis, había 245.000 vehículos en Bilbao y sin autopistas de acceso.

Todavía se levantaban los puentes de la ría y cada vez que ocurría se montaban unos atascos en toda la ciudad de aúpa. Era noticia siempre en los periódicos.

Y, ¿qué ocurrió a finales de los años 70, en plena transición?

Fueron los años de la incertidumbre. Los nuevos políticos no sabían por dónde tirar. Se miraba a ciudades industriales como Pittsburg o Baltimore, en Estados Unidos, o a Londres, para imitar la recuperación del río Támesis en nuestra ría. El alcalde Castañares viajó a la capital británica para conocer todo el proceso.

¿Pasaron muchos años antes de desarrollar un plan concreto?

Unos veinte, porque la hipoteca urbanística que dejó el franquismo fue brutal.

Y entonces…

No fue hasta que se dio con la piedra filosofal del Guggenheim como la apuesta del PNV en el poder de las instituciones cuando se toma un rumbo. Y eso a pesar de que fue una apuesta suicida para muchos.

Les tildaron de locos.

Es que carecían de apoyo alguno, ETA estaba en su apogeo y nadie creía que una franquicia cultural iba a suponer todo lo que ha venido.

¿Por qué no hay un concepto urbanístico de metrópoli en la población de toda esta comarca?

Yo creo que ya va calando. Ser metrópoli lo hace las interrelaciones y el metro está siendo fundamental en ello porque conecta a todos los municipios. Eso no lo consiguió el concepto de Gran Bilbao del franquismo porque Bilbao, como capital, usó el poder para beneficio propio y tuvo una política de anexiones brutal.

¿Cómo calificaría el urbanismo de Bilbao en los últimos 15 años?

El Guggenheim ha sido el elemento tractor, sin duda. Jean Noveau equiparaba el Guggenheim a lo que supuso la torre Eiffel o el palacio de la Ópera de Sydney. Y después se ha organizado un tipo de ciudad escaparate de cara al mundo, limpia, de servicios, donde están casi todos los premios de arquitectura Pritzker. ¡Quién iba a imaginar hace 20 o 25 años que los muelles de la ría, antes industriales, iban a servir para pasear a los bilbainos!

Algunos dicen que todo es artificial y también con intereses economicistas.

No podemos negar que vivimos en una sociedad capitalista, pero aquí quien se beneficia también son los ciudadanos con todos los parques, calles y plazas públicas que se han construido.

Otros añoran ese Bilbao de los 70, ese Bilbao de más carácter.

Sí, porque hay querencia por una historia de todo un siglo industrial, pero ahora vivimos en una ciudad amable y de la que los ciudadanos se sienten orgullosos, porque también participan de ella.

¿Y el futuro?

Seguirá la línea trazada. La nueva zona de Zorrotzaurre, con esa apuesta por las viviendas complementadas, por un pequeño parque tecnológico, es la vía. Ahí es donde se crearán patentes que generarán riqueza y dinero que se quedarán aquí.

Tampoco tiene mucho espacio para crecer…

Es que quizás Bilbao no tiene que crecer más, no lo necesita si quiere ser una ciudad para los ciudadanos. Igual hay que apostar menos por viviendas y más por empresas tecnológicas pequeñas que creen puestos de trabajo que la hagan dinámica. Hay que buscar un equilibrio.

 

PUBLICADO en DEIA  2013/12/09