Manifestación antinuclear en Bilbao, en solidaridad con el pueblo japonés y otros pueblos afectados por la amenaza nuclear

 

En la tarde del 17 de marzo, coincidiendo con el 40º  aniversario de la apertura de la central nuclear de Garoña, centenares de personas salieron a las calles de Bilbao para mostrar su solidaridad con el pueblo japones y otros pueblos que viven bajo la amenaza nuclear y exigir el cierre inmediato de la Central nuclear de Garoña.


Convocados por Ekologistak Martxan y con el apoyo de diversos organizaciones ecologistas, ciudadanas, sindicales y políticas se manifestaron por las calles de Bilbao, finalizando ante la Torre de Iberdrola, donde denunciaron la participación de las compañías eléctricas en el sistema nuclear español y particularmente la participación de Iberdrola en Nuclenor, propietaria de la central de Garoña.


La manifestación coincide con otras decenas de concentraciones y actos de protesta que han sido convocados por la confederación de Ecologistas en Acción y otras organizaciones en distintas capitales y municipios del Estado español, ante los graves sucesos que están sucediendo en Japón y constituyen uno de los accidentes nucleares más graves de la historia.

Al finalizar la manifestación se leyó el siguiente comunicado.

 

DESASTRE NUCLEAR EN JAPON

Comunicado para la manifestación del 17-3-11 en Bilbao

 

La grave situación de sucesivos accidentes nucleares, alarma nuclear generalizada y contaminación radiactiva que está sufriendo Japón ha venido a sumarse a las consecuencias trágicas de un terrible terremoto y un devastador tsunami.

Ante ello, Ekologistak Martxan quiere manifestar su solidaridad con el pueblo japonés y otros pueblos que, sin duda, se verán afectados por estos hechos. Queremos también, mostrar nuestra preocupación por las consecuencias gravísimas sobre la vida y la salud de las personas y el medio ambiente y hacer públicas algunas reflexiones sobre estos hechos.

 

Pero una cosa es la catástrofe natural y otra la catástrofe nuclear.

La situación ahora mismo en las centrales nucleares de Fukushima y otras centrales japonesas es de descontrol y está en constante evolución.

El comisario europeo de Energía ha hablado de “Apocalipsis” y se encomienda a Dios para prevenir el futuro. Alemania cierra temporalmente las 7 centrales nucleares más antiguas. Francia, el país más nuclearizado del mundo, llama a sus ciudadanos a huir de Japón.

Esta vez no lo decimos sólo los ecologistas, a quienes siempre nos han tachado de catastrofistas, exagerados o alarmistas.

Y el “lobby nuclear” sigue clamando por la seguridad de las centrales nucleares y gritando que eso nunca podría pasar aquí. Y el Gobierno español esconde la cabeza o mira para otro lado.

 

Los sucesos de Japón deben hacernos reflexionar sobre el grave riesgo que supone la producción de electricidad mediante reactores nucleares.

 

Japón ha sido siempre alabado por su avanzada tecnología y, según la industria nuclear, por sus reactores atómicos ejemplares. Hoy se sitúa en el ojo del huracán y a las puertas de una posible hecatombe nuclear. Varias centrales nucleares japonesas, que alardeaban de estar construidas para resistir los mayores terremotos, no han podido llevarse a parada segura en su totalidad.

 

La energía nuclear, heredera de la bomba atómica, está expuesta a variados riesgos, procedentes de catástrofes naturales, ataques terroristas y fallos humanos y técnicos. Japón, que ya sufrió las consecuencias del uso militar del átomo, conoce y padece hoy los efectos más perversos del uso civil.

 

Estos riesgos se acrecientan con la avanzada edad de sus reactores, que se pretenden prolongar durante más años del que fueron inicialmente construidos, al igual que en el estado español, sin ninguna justificación técnica, económica, o de abastecimiento energético.

 

Por eso, hoy queremos denunciar una vez más el riego nuclear al que estamos sometidos de forma constante buena parte de las sociedades y pueblos del mundo.

 

Y queremos recordar que muy cerca de nosotr@s tenemos un reactor nuclear de la misma tecnología y época que los reactores accidentados en Fukushima. El primer reactor afectado, el número 1, es de igual tecnología (BWM o agua en ebullición), similar potencia (460 Mw) y similar edad (conectada en 1971) que el reactor de Santa María de Garoña y había sido presentado por Nuclenor como “una central nuclear hermana”. Esta estrecha relación explicó la vista de técnicos japoneses a Garoña el pasado mes de junio, que Nuclenor presentó como una muestra más de la seguridad tecnológica de la central.

 

Desde Ekologistak Martxan queremos reiterar nuestra exigencia de cierre inmediato de la central nuclear de Garoña y pedimos al gobierno que adopte esta decisión sin más demora y sin agotar la última prórroga concedida hasta el 2013.

Porque vivir sin nucleares es posible y deseable.

Porque la energía de Garoña no es necesaria ni barata.

Porque no queremos vivir acogotados por el miedo permanente a la amenaza nuclear.

 

EKOLOGISTAK MARTXAN

 

NUKLEAR HONDAMENDIA JAPONIAN

(Bilboko 2011-eko martxoaren 17-ko manifestaziorako komunikatua)

Japonian lurrikara izugarriak eta ondorengo tsunamiak eragin duten hondamendiarekin batera alarma nuklearra eta kutsadura erradioaktiboa etorri dira. Honen aurrean Ekologistak Martxan-ek bere elkartasuna adierazi nahi dio Japoniako herriari eta inguruko herrialdeei. Kezkatuta gaude, gizakion osasunean eta bizitzetan izango diren ondorio larriengatik eta baita ingurugiroan izango diren inpaktuengatik ere.

 

Fukushimako zentral nuklearretan gertatu diren sute eta leherketen ostean egoera kontrolik gabe dago eta guztiz larria da. Europako energia komisarioak Apokalipsiaz hitz egin du, eta krisi nuklear hau konpontzea Jaungoikoari gomendatu dio. Alemaniak zazpi zentral nuklear zaharrenak aldi baterako itxiko ditu eta Frantziak, munduko herrialderik nuklearizatuena, bere herritarrei Japoniatik ateratzeko eskatu die.

 

Hondamendiaren aurrean, oraingoan ezin digute esan ekologisteei katastrofistak eta alarmistak garenik. Eta bitartean “lobby nuklearrekoek” zentral nuklearren segurtasuna aldarrikatzen jarraitzen dute, eta horrelako istripu bat hemen inoiz ezin izango dela gertatu esaten digute. Espainiako gobernuak beste nonbaitera begiratzea nahiago du, ez du gai hau aztertu nahi.

 

Japoniako gertaerak ikusita, zentral nuklearren inguruko hausnarketa bat egin behar dugu. Japonia teknologikoki munduko herrialde aurreratuena da askoren ustez eta industria nuklearrak beti esan du bere zentral nuklearrak eredugarriak direla. Baina hala eta guztiz ere, Japonia oraintxe bertan urakanaren begian dago eta litekena da hondamendi nuklear handi bati aurre egin behar izatea.

 

Teorikoki Japoniako zentral nuklearrak lurrikara handienei eusteko eraikiak izan ziren, baina pasa den asteko lurrikararen ostean ezin izan dituzte behar bezala geratu eta kontrolatu

 

.Energia nuklearra lehergailu nuklearren oinordekoa da eta zaurgarritasun handia du hondamendi naturalen aurrean eta baita ere eraso terrorista, gizakion hutsegiteak edo hutsegite teknikoen aurrean ere.

 

Japoniak munduan izan diren leherketa nuklear biak pairatu zituen bere lurraldean eta oraingo honetan zoritxarrez energia nuklearraren ondorioei aurre egin beharko dizkio.

 

Zahartu ahala, zentral nuklearretako arriskuak handituz doaz, baina hala ere enpresa elektrikoek zentral nuklearren bizitza gero eta gehiago luzatu nahi dituzte, eta horretarako ez dago inongo arrazoirik, ez teknikoak, ez ekonomikoak eta ezta ere hornikuntza elektrikoaren aldetik.

 

Horregaitik munduko herrialde askotan arrisku nuklearraren pean bizi garela salatu nahi dugu.

 

Eta esan nahi dugu Bilbotik oso gertu, Fukushimako zentralen teknologia berberakoa den eta urte berean zabaldu zuten zentral nuklear bat dagoela. Fukushima-ko lehenengo erreaktorea, Garoñako zentralaren bikia da, teknologia berbera du (BWM, “ura irakitenekoa” bezala ezagutzen dena), antzeko potentzia dauka (460 Mw) eta urte berean zabaldu zen (1971-an). Nuclenor enpresak, Garoña Fukushimako zentralaren ahizpa bezala aurkeztu izan du behin baino gehiagotan eta pasa den urteko ekainean Fukushimako teknikoak Garoñara etorri ziren eta Nuclenor bisita hori Garoñako zentralaren segurtasunaren bermea zela esan zuen.

 

Ekologistak Martxan-etik Garoñako zentralaren berealako ixtea aldarrikatzen dugu, 2013 arteko baimena bertan behera utzi eta aurten zentralak berrogei urte betetzearekin batera ixtea eskatzen dugu.

Nuklearrik gabe bizitzea guztiz posiblea da eta horixe nahi dugu.

Garoñako energia ez da merkea ezta beharrezkoa ere.

Arrisku nuklearraren pean ez dugu bizi nahi!!

EKOLOGISTAK MARTXAN

japonia2 / japon 2

ARTICULO DE OPINION
PEDRO BELMONTE

Miembro de Ecologistas en Acción

Un nuevo nombre en la lista de accidentes nucleares: Fukushima. El reciente
terremoto hizo caer el sistema eléctrico y se apagó el sistema de refrigeración
de la central. Hay que tomar nota del accidente que ha afectado a los reactores
1 y 2 de la central nuclear de Fukushima; el reactor 1 es similar al de
la central nuclear de Garoña (Burgos), con un sistema de agua en ebullición en
el que su estabilidad depende del control de la cantidad de vapor en el núcleo;
ambas centrales comenzaron a funcionar a principios de los 70.

Este hecho subraya la peligrosidad intrínseca de la energía nuclear, aunque se
desarrolle en un país de tecnología tan avanzada como es el caso del Japón. Es
necesario recordar también que en el caso de la central japonesa ha sido necesario
evacuar a más de 200.000 personas en el perímetro de veinte kilómetros en torno
a la central, en las zonas más afectadas; mientras los planes de emergencia
nuclear de las centrales españolas sólo prevén actuaciones en torno a los diez
kilómetros de radio de las centrales nucleares. Este accidente se produce
cuando pronto se conmemorará el de la central Three Mile Island, 1979 en
Harrisburg (Pensilvania, EE UU) y en la memoria de todo el mundo está el
accidente de Chernobil (Ucrania) en 1986.

Este accidente pone de relieve que junto a los riesgos derivados del
funcionamiento normal de las centrales nuclear se añaden los que se derivan de
cualquier error, fallo o imprevisto de carácter mecánico o humano o los
producidos, como es el caso, por cualquier desastre o catástrofe natural. La
industria nuclear pretendió hace años que se podían reducir estos incidentes
hasta valores despreciables. Treinta años de historia, incidentes y accidentes
han demostrado lo equivocado de esa afirmación. Todavía no hay una valoración
total de los costes económicos de la catástrofe de Chernobil, por ejemplo, y no
sabemos lo que supondrá el coste social y económico de la de Fukushima.

Sin embargo desde los portavoces de la industria nuclear pretenden vendernos la
inocuidad y seguridad total de las nucleares y desde ciertos ámbitos políticos,
como FAES y el expresidente Aznar, se hacen afirmaciones irresponsables al
apostar por la energía nuclear con más centrales y extensión de la vida de las
actuales y dejar de lado paulatinamente las renovables. El camino de un futuro
sostenible nos dice justamente lo contrario: hay que apostar por el desarrollo
de las energías renovables y el ahorro y la eficiencia energética. Hoy parece
más evidente que el Gobierno central tiene que asumir el compromiso de cerrar
las nucleares españolas.

Y al problema inherente de la seguridad nuclear se une la generación de
residuos de alta actividad. Unas sustancias que serán tóxicas durante

cientos de miles de años para las que no se ha encontrado solución
satisfactoria en ningún lugar del mundo. Nadie puede garantizar que cualquier
obra de almacenamiento resista el paso de tanto tiempo y los planes de
enterramiento en profundidad tampoco serían la solución del problema, sobre
todo porque no se puede garantizar la estabilidad de los regímenes
hidrogeológicos durante miles de años. La generación de residuos radiactivos de
alta actividad es un hecho técnicamente inevitable que está unido a la
tecnología de fisión nuclear de las centrales nucleares sobre el cual no se ha
desarrollado ninguna forma de gestión definitiva.

Este accidente nos pone delante de los múltiples riesgos inherentes a la
energía nuclear, en su funcionamiento, explotación; y emisión de residuos que
supone un grave problema para esta generación y una hipoteca para generaciones
futuras. El Gobierno central tiene que asumir las lecciones de lo que ha
ocurrido en Fukushima y llevar a la práctica la clausura de Garoña, que estaba
prevista para 2013, y su compromiso de ir cerrando progresivamente las que
están operativas.

japonia / japon

aqui va un mapa informativo en tiempo real para reflexionar:
http://www.targetma p.com/viewer. aspx?reportId= 4870

la zona violeta corresponde a «under survey» es decir «se esta investigando» y resulta que es donde mas alto es el nivel de radiacion segun medios alemanes… que  han sacado a todos sus equipos de rescate de Japon. Todas las empresas alemanas han evacuado a empleados de Tokio, Austria traslada embajada a Osaka. Lufthansa ya no vuela a Tokio.
Se han agotado los contadores geiger en Japon (y en Alemania! segun emisora n-tv) porque nadie cree a los gobiernos.
En Canada se han agotado las tabletas de yodo. Meteorologos alemanes esperan que la radiacion aumente en Europa dentro de 14 dias pero al parecer sin riesgo por ahora si las cosas no empeoran (los reactores 1,2 y 3 ya estallaron y el reactor numero 4 es el almacen de uranio, no tiene blindaje y esta ardiendo en estos momentos segun tv japonesa NHK)
http://www3. nhk.or.jp/ nhkworld/

japon_alerta_plutonio_fukushima_3_mox_e_intoxicacion_16_03_2011

japonia / japon

EGUZKI ANTE LA GRAVE SITUACION DE LAS CENTRALES NUCLEARES EN JAPON

 

 

En primer lugar Eguzki quiere mostrar su solidaridad con el pueblo japonés por la catástrofe que ha sufrido por causas naturales, terremoto en primer lugar y tsunami después, además de la que está padeciendo en estos momentos como consecuencia de los destrozos y averías sufridos en diversas infraestructuras energéticas como son los incendios en refinerías ( 2 actualmente) y centrales nucleares.

 

Nos preocupan especialmente la situación de diversas centrales nucleares. Concretamente 4 grupos de centrales se encuentran en este momento en situación de emergencia: Fukushima-Daiichi, Onagawa, Fukushima-Daini y Tokai.

 

Especialmente grave parece ser la situación de Fukushima-Daiichi donde hasta 3 de sus seis reactores están teniendo problemas muy graves que los podemos resumir en que: en el reactor 1 a volado la protección exterior del reactor generando fugas de gases radiactivos; por lo menos en 2 de ellas ( la citada unidad 1 y la 2 ) el gobierno japonés confirma la liberación de gases radiactivos, según dicen, para ayudar a enfriarlos; se ha producido la fusión parcial del núcleo en el caso del reactor 1 y 3. De no conseguir refrigerar los núcleos de los reactores se podría llegar a la fusión total de los mismos, en cuyo caso no encontraríamos en una situación que se asemejaría a la de Chernobil.

Dentro de la Escala Internacional de Eventos Nucleares (INES, por sus siglas en inglés), la explosión registrada este sábado en Fukushima Daiichi está considerada de nivel cuatro.

   En esta escala, el accidente de Three Mile Island, en Pensilvania, en 1979, está valorado de nivel cinco, mientras que el desastre nuclear de Chernobil en 1986, el más grave de la historia de esta industria, representa un siete sobre siete.

 

Pero más allá de la citada obsolescencia, la situación a día de hoy de las centrales nucleares japonesas hecha por tierra las afirmaciones de que las centrales nucleares cuentan con tecnología y sistemas de seguridad que las hacen infalibles y de la remota posibilidad de que ocurran accidentes de este tipo. No es la primera situación por la que se ven comprometidas las centrales nucleares, basta recordar, sin ir más lejos que Vandellos-1 se cerró porque el terreno sobre el que se sustentaba no tenía la firmeza suficiente.

 

Además es imprescindible que el Gobierno Japonés, el Gobierno Español y los organismos internacionales correspondientes, ante el goteo informativo, desgraciadamente habitual en estos casos, den información veraz y puntual de la situación de las centrales nucleares.

 

Se da el caso de que el reactor 1 de Fukushima-Daiichi es similar al de la C.N. de Garoña tanto en diseño, en sistemas de seguridad como en tecnología y hasta se pusieron en marcha el mismo año (1971) lo cual vendría a confirmar la tantas veces denunciada obsolescencia de este tipo de centrales nucleares.

 

A su vez es necesario recordar que el debate energético no se centra en que proporción del mix energético debe ocupar la energía nuclear sino que se debe basar en el ahorro energético, la eficiencia y la producción de energía por medio alternativos.

Respecto a la energía nuclear, debe primar la prevención ante dicha producción con riesgos muy graves para miles o millones de personas. Estos días se han demostrado que no pueden ejercerse las funciones de control, vigilancia y fiscalización del estado sobre plantas como Garoña, incluso tras medidas y anuncios de tranquilidad a la población.

Garoña  es una planta nuclear que debería haber estado cerrada hace mucho tiempo por vieja, por peligrosa, por innecesaria, por estar amortizada, porque lo demanda la sociedad, y por obligación con la promesa electoral.

En consecuencia Eguzki quiere destacar  que no hay criterios económicos, ecológicos ni democráticos que avalen el funcionamiento de Garoña. El cierre inmediato de Garoña es posible técnica y económicamente, de no optar por esta decisión, Zapatero y su gobierno serán corresponsables directos de todos los incidentes y accidentes que en el futuro puedan ocurrir en Garoña.

Por lo tanto, exigimos al Gobierno Español y al Presidente J.L. Rodriguez Zapatero en particular que atienda a la demanda netamente mayoritaria de la sociedad vasca  y cumpla de una vez su promesa electoral, cierre Garoña ya y planteen un programa de cierre de las centrales nucleares para acabar con esta energía sucia y peligrosa en el Estado.

 

 

GAROÑA  ITXI   YA !!!

 

 

gasteizen / en vitoria

nueva normativa

Colectivos consideran una decepción la norma que baraja Vitoria para regular las antenas

el borrador impide colocar dispositivos en chalés e incluye multas de hasta 3.000 euros

Gasteiz permite ahora emisiones de hasta 450 microwatios por centímetro cuadrado pero se esperaba dejar la cifra en 0,1

DEIA 

Vitoria. El Ayuntamiento de Vitoria pretende impedir la instalación de antenas de telecomunicaciones en las viviendas unifamilares, establecer multas desde los 750 a los 3.000 euros ante infracciones en este ámbito y exigir que estos dispositivos y los elementos usados para colocarlos intenten «mimetizarse» con la arquitectura del entorno. Estas son algunas de las normas clave que se incluyen en el borrador de la ordenanza municipal sobre infraestructuras radioeléctricas de telecomunicación. Un documento que había generado expectación entre grupos ecologistas y vecinales que esperaban que Gasteiz diera un paso adelante en esta normativa y exigiera un nivel de emisión de 0,1 microwatios por centímetro cuadrado. Pero, por el momento, no será así, algo que ya ha generado críticas entre estos colectivos.

El objetivo de esta ordenanza es, básicamente, poner orden en el tema de las antenas. El documento, que recoge la «preocupación» de la ciudadanía sobre su exposición a los campos electromagnéticos, regulará la potencia de los dispositivos, las distancias, su número o las licencias municipales necesarias para colocarlos. Esta biblia sobre las antenas, a cuyo borrador ha tenido acceso este rotativo, tenía un punto clave: desvelar qué niveles de emisión se permiten en la ciudad. En la actualidad, Vitoria los limita a 450 microwatios por centímetro cuadrado y los grupos ecologistas y vecinales esperaban que se fijara en 0,1. Un cambio severo que, sin embargo, ya se ha aplicado en tres municipios españoles, en 16 distritos franceses y en los países nórdicos. Sin embargo, según fuentes vinculadas al grupo de trabajo conformado en el Ayuntamiento sobre el tema de las antenas, estos valores finalmente se quedarán entre 10 y 30 microwatios por centímetro cuadrado. Una reducción sustancial si sólo se analizan las cifras pero que se queda corta para los grupos implicados en este proyecto.

Ekologistak Martxan, en declaraciones a la Cadena Ser, explicó que esos niveles multiplican «por 300» los esperados. Mientras, la asociación vecinal Gasteiz Txiki cargará este próximo lunes contra la medida planteada, que ya se conoce a pesar de que no se ha presentado oficialmente a los colectivos del grupo de trabajo. Estas entidades ven la propuesta que baraja el Ayuntamiento como una cesión a los intereses de las compañías telefónicas: señalan, de hecho, que las más de 130 antenas que ahora se reparten por Vitoria ya cumplen los valores del borrador. Si ese nivel fuera de un 0,1, sólo lo haría el 40%.

kutsadura 3 / contaminación 3

En Valencia han encontrado la solución a la contaminación.

En Bilbao tambien se hace algo parecido.

Noticia de PUBLICO

Valencia trasladó los medidores a parques y cementerios

Ecologistas en Acción denuncia que desde el año 2005 el Ayuntamiento ha ido desplazando los medidores

Cuatro de los seis medidores de contaminación atmosférica de Valencia pasan sus días entre el canto de los pájaros y el aire fresco que respiran los árboles. Esa es la denuncia de Ecologistas en Acción, que asegura que, desde el año 2005, el Ayuntamiento ha ido desplazando los medidores desde avenidas de tráfico intenso a zonas menos cargadas de humos. En concreto, los ecologistas afirman que las cuatro estaciones de control están en dos parques, un campus universitario y las cercanías del cementerio.

Los ecologistas denuncian, además, que la medición incumple las directrices europeas: «No alcanza a medir el 90% de los días; además, no todos los medidores registran todos los contaminantes», expuso ayer Luis Cerrillo, miembro del colectivo.

Por su parte, la alcaldesa Rita Barberá calificó ayer de «manipulaciones burdas» las denuncias ecologistas. «Estamos en permanente control de la calidad del aire», afirmó, según informa Efe. Barberá dedicó, además, encendidos elogios al ambiente que se respira en Valencia: «Nuestro aire está fantástico […]. No hay ni una nube, la luz, el color, el clima, el calorcito, la propia ausencia de contaminación», concluyó.

kutsadura 2 / contaminación 2

Las ayudas al automóvil, a debate

Gobierno, oposición, ayuntamientos y fabricantes de coches se enzarzan en un cruce de acusaciones

 

PUBLICO 

A tres meses de que los españoles acudan a las urnas para votar o botar a los políticos de sus municipios, la culpa de la contaminación que cubre las grandes ciudades no es de nadie. Gobierno, comunidades autónomas, ayuntamientos y fabricantes de vehículos se enzarzaron ayer en un cruce de declaraciones para escurrir el bulto. El primero en señalar con el dedo fue el alcalde de Madrid, el conservador Alberto Ruiz-Gallardón, que ha encontrado el culpable de la contaminación que sufren los madrileños: el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El regidor de la capital de España aseguró a la Cadena SER que «quien está estableciendo una política fiscal que favorece el vehículo contaminante es el Gobierno de España».

«Hay que pedir al Gobierno que explique por qué financia los vehículos diésel», espetó el edil, antes de asegurar que Madrid es «la ciudad que más ha mejorado el medio ambiente en los últimos diez años». El portavoz de Medio Ambiente del PP en el Congreso, Carlos Floriano, también cargó contra «el cinismo político» de la ministra Rosa Aguilar por «no asumir las responsabilidades que tiene como Gobierno y exigirla a otras administraciones». En un comunicado, Floriano criticó la ausencia de una Ley de Energías Renovables, la falta de una Ley de Movilidad Sostenible y «el tratamiento del impuesto de matriculación, que favorece claramente la adquisición de vehículos que elevan los niveles de contaminación de nuestras ciudades».

Los coches viejos

La acusación ha encendido a los fabricantes de automóviles. La patronal ANFAC intentó desmontar ayer la acusación del PP. En 2008, el Gobierno aprobó una reforma que exime del pago del impuesto de matriculación a los coches menos contaminantes, pero sólo se tuvo en cuenta al dióxido de carbono, el famoso CO2 responsable del calentamiento global. El Ejecutivo no consideró entonces los contaminantes tóxicos que salen del tubo de escape de los coches, sobre todo de los diésel, y que hoy emponzoñan el aire de Madrid y Barcelona debido a la falta de viento y de lluvias: las partículas en suspensión y el dióxido de nitrógeno. Como los coches de gasolina emiten más CO2, el resultado fue un incentivo fiscal para comprar diésel. Y el Impuesto Especial sobre los Hidrocarburos también favorece al gasóleo. Consecuencia: en 2010, el 70% de los vehículos comprados empleaba diésel y sólo el 30%, gasolina. Fuentes del Ministerio de Economía confirman que desincentivar fiscalmente la compra de coches más contaminantes respecto a las partículas y los óxidos de nitrógeno «no está sobre la mesa».

«El problema no es de estos coches nuevos, sino de los que ya estaban en las carreteras», opina un portavoz de ANFAC. «El 20% de los 22 millones de turismos que hay en España emiten el 80% de la contaminación», añade. La industria asegura que la instalación de filtros y la mejora de los motores, obligados por la UE, ha reducido la emisión de partículas y óxidos de nitrógeno más de un 98%. Sin embargo, los filtros sólo se empezaron a generalizar a partir de 2008. El atolladero está en los millones de viejos coches diésel que recorren las ciudades sin control. Un argumentario de la patronal parece redactado para rebatir a Ruiz-Gallardón: «El foco no hay que ponerlo en la industria del automóvil, sino en otros aspectos como la gestión del tráfico, las infraestructuras de las ciudades […]».

El regidor madrileño se ha escudado en el desempleo para esperar a que la lluvia se lleve la polución. «Tenemos muchos, miles de parados en nuestra ciudad y en nuestro país. Es el momento de que aquellos que dicen que se apliquen medidas radicales» contra la contaminación piensen «en cuántas personas perderían mañana su puesto de trabajo». La recomendación de dejar el coche en casa promovida por el Ayuntamiento de Madrid continuó ayer con un 0% de seguimiento.

La delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, aseguró ayer en la cadena Cope que la capital está «lejísimos» de una alerta por contaminación, según recogió Europa Press. A su juicio, «nunca se va a producir». El fiscal coordinador de Medio Ambiente, Antonio Vercher, acusó el 28 de enero al Ayuntamiento de «maquillar» la contaminación cambiando las estaciones de medición a zonas verdes. «La gente está deprimida por el paro. Eso asfixia más», concluyó Botella.

Prohibir el paso a los diésel

«El discurso de Gallardón es una milonga para esperar que venga el viento», resumió ayer el portavoz de Ecologistas en Acción, Francisco Segura. Su ONG reclama a los Ayuntamientos «medidas valientes» en los días de mayor contaminación, como prohibir el paso a los vehículos diésel o a los de más de diez años.

Ecologistas en Acción, sin embargo, no indulta al Gobierno central, que prometió una Ley de Movilidad Sostenible que hoy está bloqueada y lleva retraso a la hora de aprobar un Plan Nacional de Mejora de la Calidad del Aire. Ayer, el Ministerio de Medio Ambiente anunció que ya tiene un borrador que pulirá en una reunión «muy pronto», en febrero, con los consejeros de las Comunidades Autónomas.

La ministra Rosa Aguilar se reúne hoy con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro, para coordinar una respuesta contra la contaminación. Aguilar cargó ayer contra el Ayuntamiento de Barcelona, regido por el socialista Jordi Hereu, por anunciar la supresión de la reducción de la velocidad a 80 kilómetros por hora. La eliminación es «un paso atrás» que «agrava» la contaminación en Barcelona, según la ministra.

 

kutsadura / contaminacion

Un riesgo «importante» para la salud

Las partículas finas aumentan la mortalidad cardiaca

Los coches aportan la mayor parte de la polución.JUPITER

Los coches aportan la mayor parte de la polución.

Aunque la vía de entrada al organismo de las sustancias que provocan la contaminación atmosférica es la respiratoria, los peligros para la salud de la polución van más allá, según los especialistas. De hecho, uno de los pocos estudios publicados sobre el impacto directo de la contaminación en la mortalidad de los ciudadanos madrileños concluía, el pasado noviembre en la revista Science of the Total Enviroment, que la concentración elevada de partículas PM2,5 (2,5 milésimas de milímetro) eran un factor de riesgo «importante» para mortalidad por causas circulatorias en Madrid.

El presidente de la Sociedad de Neumología de esta comunidad, José Miguel Rodríguez, afirma que el hecho de que la contaminación ambiental es causa de muerte prematura «se sabe desde hace tiempo». Dos son las vías que tiene la polución de influir en la mortalidad: agrava las patologías respiratorias y causa enfermedad cardiovascular. De esta última son responsables las partículas en suspensión más pequeñas, que son aquellas capaces de traspasar los pulmones y «causar enfermedad sistémica» al pasar a la sangre.

El investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental del CSIC Xavier Querol coincide en este diagnóstico y explica, además, que son estas partículas más finas, las que salen del tubo de escape de los coches, la causa de aproximadamente dos tercios de la contaminación de los grandes núcleos urbanos.

Rodríguez señala que los niños y los ancianos son los más vulnerables a los efectos de la contaminación, pero que nadie es inmune. «Estamos viendo más casos de rinitis, como si se hubiera adelantado la alergia», comenta el neumólogo. El jefe del servicio de Alergología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, Pedro Guardia, comenta que la contaminación está detrás del aumento de casos de alergia en los países desarrollados. Tanto la combustión proveniente de las calefacciones, como del diésel, «irrita las vías aéreas y facilita la penetración de los alérgenos». Además, comenta, los pólenes «reaccionan a la contaminación» y se hacen «más agresivos».

Los expertos no recomiendan, en cualquier caso, usar mascarillas por la calle, aunque sí son partidarios de reducir el ejercicio al aire libre «en este momento».

PUBLICO