elisa / iglesia

DEIA
Nuevo equipamiento municipal para la cultura

Bilbao, la gran tarima de las artes escénicas

El primer centro de alto rendimiento teatral de Euskadi se estrena en la antigua iglesia de Otxarkoaga

Bengoetxea, Fernández, Azkuna, Ortiz de Pineda y Madrazo. 

 

BILBAO. Se abre el telón. Bilbao entra en escena y lo hace dotada de infraestructuras que abarcan la formación, la creación y la exhibición de espectáculos escénicos. Todo gracias al nuevo impulso que el teatro y la danza han recibido mediante la colaboración público-privada. A partir del mes de abril, el primer centro de alto rendimiento escénico de Euskadi para profesionales, ubicado en Otxarkoaga, permitirá a los actores ensayar, montar sus coreografías, jugar con las luces, formarse y actuar.

En este sentido, Pío Ortiz de Pineda, presidente de Eskena, que será quien lo gestione, señaló ayer que se trata una infraestructura muy demandada por los actores que hasta ahora tenían que hacer sus producciones en teatros que tienen su propia programación, por lo que no siempre disponían de espacio para los ensayos.

Bilbao entra en escena y lo hace en una antigua iglesia renovada en Otxarkoaga para convertirse en una ciudad de teatro. El siguiente paso llegará en menos de un año, cuando comience la creación del Centro Superior de Artes Escénicas. Se abre el telón para una cantera de artistas noveles y profesionales que sueñan con ser profetas en su tierra sin tener que desplazarse a otras ciudades para conseguir su proyección artística. Ya no será necesario, gracias al nuevo equipamiento municipal, que será gestionado por la Asociación de Empresas de Producción Escénica Asociadas de Euskadi (Eskena).

El nuevo Centro de Innovación de Producción Escénica Profesional (Cipep) se dirige principalmente al entorno profesional privado que se mueve entre la producción amateur y la producción de los centros públicos, entre BilboEszena y el Teatro Arriaga. Así, su radio de acción abarca a los colectivos escénicos con estructura empresarial o susceptibles de poseerla, respetando en todo momento la pluralidad artística y empresarial de las compañías usuarias del nuevo equipamiento. Harrobi Eskena ocupa ya la antigua iglesia de Otxarkoaga.

Entre sus funciones está acompañar a los nuevos artistas y colectivos escénicos emergentes en su proceso de inserción laboral o consolidación empresarial, apostando de forma muy especial por la cantera existente en Bilbao y su área metropolitana. Para ello, cuenta con este nuevo espacio. Una antigua iglesia rehabilitada para su nueva función teatral.

El edificio Contará en total con cerca de 1.000 metros cuadrados distribuidos en tres alturas y estará equipado con las infraestructuras técnicas necesarias para acoger procesos escénicos completos, desde la gestión y preproducción hasta el alzado, exhibición controlada y promoción de espectáculos escénicos en condiciones profesionales.

La planta principal del inmueble cuenta con un espacio amplio, de casi 300 metros cuadrados, lo que antes fue la antigua nave basilical, en el que se sitúa un escenario dotado de moderna maquinaria escénica y equipamiento técnico. Los recursos de esta planta se completan con taller de escenografía, almacén, camerino de caracterización y vestuario, espacio de preparación a escena y zonas de descanso.

El piso superior, en el que se localizaba el antiguo coro, albergará la zona de control de sonido y audio y otras zonas para almacenaje de material técnico. En la planta semisótano estarán ubicados una sala de danza diáfana y totalmente insonorizada (90 metros cuadrados), una sala polivalente (35 metros cuadrados), salas de reuniones, salas de trabajo con mesas y la zona de administración.

«En Bilbao tenemos lugares donde se hace teatro, tendremos un Centro de Artes Escénicas próximamente y, ahora, aquí redondea el panorama Harrobi Eskena que será una apoyo a las compañías profesionales. Me alegro de que se haya dado este paso», opinó ayer el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna.

Este nuevo equipamiento concebido para complementar la actual oferta municipal en este campo de las Artes Escénicas refuerza además la firme apuesta del Ayuntamiento de Bilbao por esta industria cultural, y supone un paso adelante en la voluntad de convertir Bilbao en una «ciudad de teatro» dotada de infraestructuras que abarca la formación, la creación y la exhibición de espectáculos escénicos.

Las obras de rehabilitación se han prolongado durante siete meses y han supuesto una inversión de 800.000 euros a cargo del Plan Estatal de Inversión y Empleo Bilbao 2010.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.