kukutzari buruz / sobre kukutza

Kukutza III: derecho y violencia

José Angel Esnaola -Abogado de la Asociación de Vecinos de Rekalde»

Creo que las imágenes de violencia extrema que hemos vivido en Bilbao el viernes a raíz del derribo del espacio cultural conocido como Kukutza III merecen una reflexión jurídica más amplia que la transmitida por las autoridades municipales bajo el consabido latiguillo de “ley y orden” frente a quienes no respetan el derecho de propiedad privada.

Para que el lector no tenga dudas, quisiera señalar desde el principio que condeno el uso de la violencia para defender Kukutza y que no estoy vinculado a la fuerza política a la que el Alcalde de Bilbao achaca de forma bastante simplista el origen de los hechos. La violencia que está apareciendo en las ciudades europeas sometidas a los avatares de la durísima recesión económica que vivimos no es fruto de una conspiración. Aquí pasa algo más. Mucha gente no se siente ya representada en nuestro sistema político y económico. La respuesta sólo puede ser dar cabida a todos y todas. Para eso debería estar también la  Ley.  ¿Qué decía la Ley para Kukutza?

1.- Si se observa sólo la óptica de la ocupación ilegal de una propiedad ajena me gustaría recordar que un Juzgado de Instrucción rechazó hace varios años el desalojo de los ocupantes de este edificio industrial remitiendo a la empresa propietaria a un desahucio por precario que nunca se interpuso. Cuando ahora, convertido en elemento simbólico, se ha querido acabar con este espacio, la propietaria ha vuelto a acudir a la vía penal siendo así que esta petición ya había sido resuelta en su contra. Sin embargo, un nuevo Juzgado de Instrucción, vulnerando la propia garantía de la cosa juzgada que supongo se aplica en el seno del procedimiento penal, ha dado la autorización de entrada que otro había denegado. Esta autorización estaba además pendiente de recurso de apelación el viernes.

2.- Miremos ahora a los supuestos derechos de la propiedad del edificio. En el PGOU de Bilbao -no olvidemos que la parcela que ocupa Kukutza se encuentra clasificada como suelo urbano no consolidado- no existe la propiedad romana clásica (que tantos admiradores sigue teniendo).

La propiedad sólo adquiere facultades si previamente cumple los deberes impuestos con la comunidad por el Plan General: éstos en el suelo urbano no consolidado de Kukutza son muy importantes; por ejemplo, están pendientes de pagar las cargas de urbanización (en este caso muy caras porque el suelo está contaminado), ceder el 15% del aprovechamiento al Ayuntamiento, o ceder el suelo necesario para construir unas nuevas calles y una nueva plaza… Si la propietaria de la parcela de Kukutza ha reconocido en la vista de medidas cautelares que no había cumplido esos deberes con todos los vecinos y vecinas de Bilbao, ¿me puede explicar alguien cómo tenía una licencia municipal para derribar el edificio? En 1.996 a esta empresa el Ayuntamiento le dio la facultad de sustituir el edificio industrial por un uso residencial -pese a la alegación de la Asociación de Vecinos, que pedía un equipamiento- si en un plazo de ocho años construía las nuevas viviendas previo cumplimiento de tales deberes.

Han pasado quince años y desde entonces nunca ha presentado un proyecto de sustitución del viejo uso industrial ni cumplido tales deberes. El PGOU permitía entonces al Ayuntamiento haber privado a la empresa, a bajo coste y pasados ocho años desde 1.996, de tales derechos urbanísticos por haber incumplido la Ley del Suelo. Como digo, el Ayuntamiento no sólo no ha hecho eso sino que para quitarse el “problema” de Kukutza ha dado a la empresa una licencia de obras de “edificación” contraria al PGOU porque la empresa ni va a sustituir el uso de la parcela haciendo nuevas viviendas ni previamente había cumplido con sus obligaciones.

Total, que ahora tenemos una parcela vacía en Rekalde con el suelo contaminado, las calles y plazas nuevas sin hacer, el Ayuntamiento sin cobrar y la empresa con unos derechos urbanísticos caducados que ahora ha recuperado con la concesión de la licencia.

Posiblemente se hubieran evitado los graves hechos del viernes si las autoridades municipales hubieran hecho cumplir la Ley no sólo a los ocupantes de Kukutza sino también a la empresa propietaria de su suelo. O la Ley se aplica de forma igual para todos o estamos perdidos. Al tiempo.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.