gorenak / ilustres

LAMENTA QUE «NO HEMOS APREnDIDO mucho de la crisis»

Azkuna destaca la importancia de valores como «la honestidad para el progreso»

El alcalde entrega los galardones a los Ilustres Bilbaínos 2013: el Centro Formativo Otxarkoaga, el Cineclub FAS, la empresa Vicinay Cadenas y el IMQ
Azkuna destaca la importancia de valores como "la honestidad para el progreso"

 
El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha destacado este martes la importancia de valores como la honestidad, la solidaridad, la sinceridad y la transparencia para el progreso de la sociedad. En un discurso pronunciado con motivo del nombramiento de los Ilustres Bilbaínos 2013, Azkuna ha lamentado que no se haya aprendido «mucho de la crisis». Ha recordado que las encuestas dicen que la mayor preocupación de la sociedad es el paro y la corrupción, dos ingredientes, a su juicio, «explosivos, capaces de hace saltar por los aires los cimientos de cualquier país».

Azkuna ha considerado «más preocupante todavía» saber que España está al nivel de Siria en el tema de la corrupción, según el último informe publicado por la ONG alemana Transparencia Internacional. El mandatario bilbaíno ha considerado que la economía mejorará, aunque quizá no tan deprisa «como señalan los profetas de los brotes verdes», pero ha puesto en duda que la sociedad «llegue a convencerse de la necesidad de un rearme moral».

«Lo que más pongo en duda -ha señalado- es que la sociedad llegue a convencerse de la necesidad de un rearme moral, ético, de una visión diferente a una sociedad consumista, avariciosa e insolidaria. En definitiva, de la necesidad de readquirir de nuevo aquellos valores que conocimos en la sociedad occidental». Según el alcalde de Bilbao, «la honestidad, la solidaridad, la ayuda al prójimo, la sinceridad y transparencia, el bien hacer profesional» eran valores que «enorgullecían al individuo y creaban una fuerte colectividad» y que «se han ido difuminando», aunque para muchos «sigan siendo elementos cruciales de su vida».

En su opinión, la sociedad «solo progresará si las grandes capas de la población son conscientes de su vital importancia». «Entonces -ha añadido- recuperaremos el pulso y el latido, veremos el futuro más abierto y sin tanta angustia, y seguramente nos transformaremos en una sociedad más noble, leal y justa que la actual». El alcalde, que ha cerrado su discurso felicitando la Navidad a los bilbaínos y deseando un año 2014 «francamente mejor» que 2013, se ha congratulado de la concesión del título de «Ilustre de Bilbao» ya que, según ha señalado, en los nominados «persisten unos valores que les hacen diferentes».

Los galardonados

Este año, los galardonados con los premios Bilbaínos Ilustres son el Centro Formativo Otxarkoaga, el Cineclub FAS, la empresa Vicinay Cadenas y el Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ). El Centro Formativo Otxarkoaga es un centro diocesano de educación integral, que forma, en la actualidad, a 700 jóvenes y adolescentes de entre 12 y 25 años y que dedica especial atención a las personas más afectadas por el fracaso escolar, las problemáticas sociales y las necesidades educativas especiales.

El Cineclub FAS es una asociación cultural sin ánimo de lucro, que fue inaugurado en 1953, lo que le convierte en uno de los cineclubes en funcionamiento más antiguo de España y de Europa, con 150 socios y 300 espectadores. La mayoría de los cineastas, periodistas o profesores de cine vascos, como Pedro Olea, Álex de la Iglesia o el ganador de un Goya Pablo Berger, han sido socios o espectadores del Cineclub FAS, que puso en marcha en 1959 el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao (ZINEBI).

La empresa Vicinay, especializada en la fabricación de cadenas para barcos y plataformas petrolíferas, se ha convertido en líder mundial en el sector, gracias a su experiencia de más de 200 años. En la actualidad, da trabajo a cerca de 300 personas, posee el 70 % de la producción mundial y ha sido la primera compañía española en obtener la acreditación internacional de calidad ISO 9000.

Finalmente, IMQ se fundó en 1934 en Bilbao, cuando aún no existía un sistema asegurador sanitario público, lo que la convirtió en la primera aseguradora médica del país. IMQ cuenta en su plantilla con más de 2.600 profesionales, que atienden a 33.000 pacientes y 1.100 centros de todo tipo, como el Hospital Ruber Internacional de Madrid o el Centro Médico Teknon de Barcelona, entre otros.

 

PUBLICADO en ELCORREO 2013/12/11

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.