arkitektura bilbon / arquitectura en bilbao

Articulo en GARA

Iñaki Uriarte

Arquitecto

Paraninfo, paradoja y paranoia

Es una frivolidad propia de la paranoia actual de Bilbo por haber caído en el exhibicionismo arquitectónico de los nombres, renunciando al concurso

El pasado 9 de febrero se inauguró en el exótico y tropical paraje de Abandoibarra de Bilbo el Paraninfo de Euskal Herriko Unibertsitatea. Resulta sorprendente que una institución pública vasca, para construir una edificación universitaria pagada bajo la servidumbre de una caja de ahorros, BBK, cuyo rotulo preside y banaliza su arquitectura, tenga que recurrir, en una designación sin concurso previo, a un prestigiosísimo arquitecto portugués, Álvaro Siza Vieira (Matosinhos, 1933) y premio Pritzker 1992. Una paradoja.

Esta decepcionante actitud significa, por parte de la Universidad vasca, el absoluto desprecio por la capacidad profesional de sus 3.662 arquitectos colegiados, considerando que además la arquitectura no es una disciplina ajena, ya que forma parte de las enseñanzas que se imparten en el campus de Donostia. Una impresentable actitud conceptual y formalmente por su negativa ejemplaridad para el alumnado y sus profesores.

Asimismo es una frivolidad propia de la paranoia actual de Bilbo por haber caído en el exhibicionismo arquitectónico de los nombres, renunciando al concurso como práctica de esfuerzo intelectual para la resolución de un encargo y ejercicio didáctico por la concurrencia de soluciones diversas que enriquecen las alternativas a una propuesta.

La ría, y en especial Abandoibarra, se está convirtiendo en un muelle para descargar mercancía arquitectónica no importa de qué calidad y procedencia, con tal que su autor sea popular: la barriada vertical de Uribitarte por Isozaki, el espectáculo de la pasarela impuesta por Calatrava, la absurda torre de Iberdrola de Cesar Pelli, la aberración del bazar Zubiarte de Robert Stern, la aberración de la Alhóndiga y el fraude urbano y económico de Starck, falta todavía la incongruencia urbanística y patrimonial de San Mamés, se amenaza con la brutalidad del RAG y parece ser que se olvida ya el especulativo Zorrotzaurre de Zaha Hadid y la brutalidad de Garellano.

La EHU justifica el Rectorado en este lugar para adquirir un carácter urbano que disimule su pertinaz y absurdo alejamiento en Leioa, un lugar mal comunicado para el que hay que construir un costosísimo tranvía de temporada. Están los antiguos cuarteles de Garellano que bien pudieran ser un recinto universitario, como en Gasteiz, por su proximidad con la Escuela de Ingeniería y el Hospital de Basurto, incomprensiblemente desgajado de la facultad de Medicina en Leioa.

Esta carencia de autoestima mostrada por el Rectorado de la Universidad significa la decadencia ética de una institución que impulsa y practica el populismo de la clase política con su fascinación por los modelos ajenos, ignorando los evidentes valores culturales, creativos e identitarios del país al que se debe. El rectorado ha abierto un posgrado de insolvencia universitaria.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *