arazoak txurdinagan ere / tambien problemas en txurdinaga

La estación de Txurdinaga de la línea 3 del metro cambia la ubicación de sus accesos

Los problemas surgidos con el terreno obligan a modificar casi un kilómetro del trazado bajo tierra

Dos vecinos de Txurdinaga pasan por delante de una de las bocas de acceso a las obras de la línea 3 del metro de Bilbao puestas ahora en cuestión.

Dos vecinos de Txurdinaga pasan por delante de una de las bocas de acceso a las obras de la línea 3 del metro de Bilbao

El enésimo traspié en la línea 3 del metro de Bilbao. Euskal Trenbide Sarea (ETS), la entidad que construye el trazado ferroviario entre Etxebarri y Matiko, ha informado a los vecinos del barrio de Txurdinaga que va a cambiar la ubicación de las bocas de acceso del suburbano a la estación debido a los problemas geológicos hallados hace casi dos años y que paralizaron la excavación del túnel principal del trazado. Un problema que también va a suponer cambiar las salidas de la ventilación de emergencia y un cambio en el trazado que afecta a casi un kilómetro del tubo subterráneo, estación incluida.

Lo que entonces se vendió como un problema menor que tan solo supondría un retraso de tres meses, ahora se ha podido comprobar que el contratiempo es de mayor calado que el augurado. Por ello ETS se ha visto en la obligación de variar prácticamente todos los planos en torno a la estación bajo tierra de Txurdinaga y proceder a nuevas expropiaciones de terrenos, tanto públicos como privados.

Según se recoge en el anuncio hecho público en Boletín Oficial de País Vasco (BOPV) el pasado mes de diciembre, en el que se concretan los bienes afectados por la modificación del proyecto, se va a efectuar una “variante que afecta al tramo comprendido entre los puntos kilométricos 2+242,000 y 3+187,887 (casi un kilómetro) del trazado proyectado inicialmente”.

Es decir, se desvía el itinerario inicial para evitar la falla de terreno blando que finalmente no ha podido ser reforzada para atravesarla. Según concreta el anuncio del anterior Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, de quien depende ETS, “la naturaleza y el alcance de los problemas surgidos indicaron la conveniencia de modificar el trazado”. Los cambios implican mover ligeramente el trazado hacia la derecha, en dirección al Casco Viejo, y profundizar más el túnel “de forma que la cota del andén está a seis metros por debajo de la prevista anteriormente”.

Estas alteraciones que serán ejecutadas bajo tierra no serán percibidas por los futuros usuarios y vecinos de la zona. Todo lo contrario que los agujeros que se van a tener que excavar próximamente en la superficie para habilitar los nuevos accesos y bocas de ventilación, además de la clausura de las galerías ya horadas.

Hasta ahora, los planos de la estación de Txurdinaga contemplaban dos entradas con escaleras. La más céntrica estaba ubicada en la calle Gabriel Aresti, a la altura de donde se encuentra un parque que linda con el centro comercial de Eroski. La segunda se posicionaba al otro lado de la estación, ladera arriba, y salía a la superficie en los jardines Mrs. Leah Manning, con el fin de dar servicio a los vecinos de esta zona alta de Txurdinaga. Con los cambios previstos esas ubicaciones han variado.

La primera supondrá un desplazamiento en línea. Según ha confirmado el servicio de información de la línea 3, el fosterito que incluirá esta boca será levantado un poco más abajo de la zona prevista inicialmente, unos cincuenta metros en la misma acera, tras cruzar la calle de acceso al supermercado, y cerca de donde ahora se levanta un pino de considerables dimensiones. Es una zona de jardines que ha obligado a ETS a expropiar casi 700 m2 de terreno propiedad del Ayuntamiento y de las cercanas comunidades de vecinos 24 y 30 de la calle Gabriel Aresti.

La segunda es la que va a suponer más cambios ya que se ha previsto abrir un nuevo túnel para los ciudadanos al otro lado del trazado y anular directamente la galería que ya se había excavado con anterioridad. Así, se ha decidido que la conexión que salga de la estación aparezca en el pequeño parque situado por encima de la entrada al parking de Txurdinaga y muy cerca de los populares Jardines Garai. Se han expropiado casi 600 m2 para ubicar esta salida.

Este cambio obligado de bocas del metro supone una variación sustancial sobre la ubicación de accesos que tradicionalmente se han efectuado en el planeamiento de las estaciones subterráneas del metro. Este consiste en que, para contar con más radio de acción y servir a un número potencial mayor de usuarios siempre se ubican cada uno de los accesos para usuarios a un lado y otro del trazado de la línea. En casi todas las estaciones ocurre así, salvo excepciones obligadas como la estación de Basarrate, en Bilbao, la cual solo cuenta con un boca de entrada con escaleras en la Campa del Muerto.

Obra parada Este cambio de planes ya ha sido dado a conocer a algunas comunidades de vecinos en reuniones de portal y la noticia no ha sentado nada bien. “Está claro que están teniendo muchos problemas porque esta boca está sin tocar hace ya muchos meses”, indicaba a DEIA un vecino del número 20 de la calle Jesús Galíndez al referirse a la boca que sale en los jardines Mrs. Leah Manning. Esta, precisamente, es la galería ya excavada que tendrá que ser tapada en su totalidad, y que será sustituida por el acceso que será creado junto a los Jardines Garai. En esta zona, además, se procederá a la expropiación de otros 624 m2 de carácter municipal para habilitar una salida de ventilación y el nuevo ascensor de la estación que será trasladado de su primera ubicación a la altura del número 31 de la calle Gabriel Aresti.

las claves

Cuando en marzo de 2011 DEIA desveló la paralización de las obras en Txurdinaga, los responsables de ETS quitaron hierro al asunto. El hallazgo de una fractura de terreno de unos 50 metros de ancho era un problema menor. Sin embargo, tuvieron que parar ese frente de trabajo ya que el terreno se les venía abajo. A las tres semanas de detectarse el problema el todavía vicepresidente ejecutivo, César Gimeno, informó que se iba a reforzar ese tramo blando con cemento inyectado y que eso “solo” supondría un retraso de tres meses en ese frente de trabajo. Pero parece que esta solución tampoco fue efectiva ya que han tenido que variar el trazado del tubo para evitar la falla de terreno sin consistencia. Entonces el anterior consejero de Obras Públicas y Transportes, Iñaki Arriola, concretó que la línea 3 iba a estar lista en diciembre de 2012. La realidad es tozuda y esa previsión no se ha cumplido. Es más, los problemas en Txurdinaga y el proyecto sin adjudicar del Casco Viejo auguran más retraso.

· Marzo de 2011. Fecha en la que se detectó el tramo de terreno blando que no permitía seguir excavando la galería principal a su paso por Txurdinaga.

· Primera solución. Se decide reforzar con cemento liquido la falla, pero el sistema previsto no da el resultado esperado.

· Obligados al desvío. Los técnicos de ETS no han podido más que acudir a la opción de mover ligeramente el trazado para evitar el paso por el terreno inadecuado.

· Expropiación. Ha sido necesario hacerse con nuevos terrenos para los accesos que se han cambiado.

El tubo bajo tierra evitará la falla desviando casi un kilómetro de trazado y profundizando seis metros másublicado en DEIA

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *