kalearatzea / desahucio

Hoy tenemos una nueva muerte.

Hay dinero para rescatar a los bancos, a los ricos, pero no hay para ayudar a los que más lo necesitan.

PUBLICADO EN NAIZ

Un vecino de Bilbo con una orden de desahucio se suicida arrojándose desde un cuarto piso
Un vecino de Bilbo de 50 años que tenía una orden de desahucio se ha suicidado esta mañana arrojándose por un cuarto piso en el barrio de Ibarrekolanda, cuando la comitiva judicial iba a desalojarle. Se trata de un caso de impago de alquiler.

|BILBO|2013/03/06|

Un vecino de Bilbo que tenía una orden de desahucio de su vivienda se ha quitado la vida esta mañana en la calle Txakoli de Ibarrekolanda.

Según fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno de Lakua citadas por Efe, los hechos se han producido hacia las 10.00 y el hombre, de 50 años, ha muerto en el acto.

Al parecer, el motivo del desahucio era el impago del alquiler. El hombre se ha arrojado de la ventana cuando la comitiva judicial ha ido a desalojarle de la vivienda y cambiar la cerradura de la puerta.

Una vecina del fallecido ha relatado a la agencia Efe que hacia las 10.00 ha escuchado cómo llamaban a su vecino los representantes judiciales y que, al no contestar nadie, un cerrajero ha procedido a abrir la cerradura de la puerta del piso con un taladro.

Ya en el interior, la comitiva ha comprobado que el hombre había saltado al vacío y yacía en la calle. Según ha presenciado la mujer, los servicios sanitarios han tratado sin éxito de reanimar al hombre.

Concentración

Diversos colectivos contra los desahucios han convocado a las 20.00 de esta tarde una concentración ante la salida del metro de Sarriko y desde ahí, acudirán en manifestación hasta el domicilio del fallecido.

Bildu pide una Junta de Portavoces extraordinaria

Por su parte, Bildu ha solicitado al alcalde de Bilbo, Iñaki Azkuna, la convocatoria de una Junta de Portavoces extraordinaria para consensuar una declaración institucional contra la problemática de los desahucios. La coalición se ha sumado a la concentración que tendrá lugar por la tarde.

udal etxebizitzak / adjudicacion de viviendas municipales

Los vecinos de Otxarkoaga tendrán preferencia para un piso en su barrio

La propuesta recoge la discriminación positiva, puesto que se registran muchas renuncias

BILBAO. La adjudicación de vivienda en alquiler en Otxarkoaga se encuentra lastrada por un alto porcentaje de renuncias de personas sin vinculación con el barrio. Por otro lado, jóvenes del barrio se encuentran en lista de espera durante años para poder seguir viviendo en su zona. Así, para dar solución a esta paradoja, Viviendas Municipales propuso ayer un programa que pretende dar respuesta a la demanda histórica de adjudicación a residentes, principalmente descendientes de los actuales.

El programa recoge la discriminación positiva en los procesos de adjudicación a las personas demandantes con vínculos generacionales en el barrio, satisfaciendo de esta forma la demanda de aquellas personas que quieren vivir y desarrollar la mayoría de sus actividades en Otxarkoaga. Para llevar a cabo esta acción positiva se fija un cupo específico de adjudicación a menores de 35 años en régimen de alquiler y un cupo específico de adjudicación a residentes de más de 15 años de empadronamiento, mayores de 35 años, con inscripción como demandante de viviendas de más de 10 años .

La segunda línea de actuación prevista es favorecer la demanda de vivienda en propiedad por parte de los residentes actuales en el barrio, que contempla la venta de parque vacío en régimen de arrendamiento con opción a compra a cinco años, para menores de 35 años y la venta a los inquilinos de vivienda actuales, en arrendamiento con opción a compra, o directamente. La tercera línea recogida en el programa presentado ayer tiene como objetivo vincular la vivienda y la creación de empleo y consolidar el emprendizaje a través del comercio de proximidad. En este caso, la adjudicación de vivienda en alquiler será para aquellas personas emprendedoras que aporten una actividad lucrativa o para aquellos residentes demandantes que acrediten prestar servicios por cuenta ajena propia durante los últimos cinco años. Actualmente, Viviendas Municipales es propietaria de 1.545 viviendas, lo que supone un tercio del parque de viviendas del barrio, y de 412 locales. El 50% de la rotación de viviendas municipales se produce en Otxarkoaga, con lo que este programa permitirá que los vecinos de este barrio que quieren continuar en él tengan una discriminación positiva.

DEIA 2013/01/12

kaleratzeak / desahucios

El drama de los desahucios

GARA

«Europa no entiende una expulsión de casa sin un juicio con garantías»

 

 

José María Fernández SeijoMagistrado del Juzgado de lo mercantil número 3 de Barcelona

Hace un año, al despacho del juez José María Fernández Seijo llegó el caso de un ciudadano de Tarragona desahuciado por Caixa Tarragona –hoy Catalunya Caixa–, que se había quedado con su vivienda por el 50% de su valor y le seguía exigiendo 40.000 euros. Ante el escaso margen que le dejaba la ley española, el juez recurrió al Tribunal Europeo, que esta semana certificó, a través de su abogada general, que la ley hipotecaria del Estado español contradice las directivas europeas y deja sin protección al consumidor.

Beñat ZALDUA | BARCELONA

¿En qué se basa la abogada general del Tribunal de Luxemburgo para considerar ilegal la legislación española?

En 1993, la Unión Europea elaboró una directiva de protección de consumidores que señala que un consumidor, antes de verse perjudicado, necesita ser oído por un tribunal. Nosotros planteamos que en el procedimiento hipotecario español el comprador de una vivienda es desahuciado sin tener un juicio en el que pueda defenderse, y lo que nos ha dicho Europa es que nuestro sistema de ejecución hipotecaria, efectivamente, se contradice con lo que de debe ser esa protección.

Pero todavía falta la sentencia del tribunal. ¿Que implicaría una resolución en la misma dirección marcada por la abogada general?

Implicaría que los jueces españoles, en vez de aplicar la ley española, podrían aplicar la ley europea y, por lo tanto, podrían paralizar o comprometer las ejecuciones hipotecarias que afectan a los consumidores.

Cuando un juez recibe en su mesa un caso de ejecución hipotecaria, ¿tiene las manos atadas?

Por eso fui yo a la legislación comunitaria, porque, si aplicaba la ley española, no tenía muchas opciones de poder proteger al consumidor. Y lo que nos ha dicho la abogada general es que Europa no entiende que un ciudadano español debe ser expulsado de su vivienda sin haber tenido un juicio con las debidas garantías.

Sin embargo, hay varios casos en los que un juez ha aplicado la dación en pago. ¿Se podría ser, por lo tanto, más sensible?

La verdad es que la presión social es tan grande y la crisis es tan profunda que cada juez ha intentado, dentro de sus posibilidades, buscar soluciones imaginativas. Hay jueces que han ido más hacia el ámbito constitucional y el derecho a la vivienda, otros han ido más hacia cuestiones sociales de no dejar en la calle a particulares, y en mi caso he pensado que el ámbito de protección más adecuado sería el derecho europeo.

¿La judicatura es permeable al drama que suponen estos cientos de miles de familias desahuciadas?

Sí, y es gracias a la presión social y al papel de los medios de comunicación. Hay que pensar además que la cuestión no es ideológica, no es un problema de derechas o izquierdas, sino que es un problema de sensibilidad social.

Cuesta entender entonces que el Consejo General del Poder Judicial no asuma el informe que encargó sobre el endeudamiento familiar y las ejecuciones hipotecarias…

Bueno, el Consejo funciona con lógicas políticas y no con lógicas sociales y, por lo tanto, está muy lejos de los ciudadanos.

¿Existe algún margen ahora mismo para que los jueces puedan practicar algo parecido a la objeción de conciencia en el tema de los desahucios?

No no, esto no es un problema de objeción de conciencia, es un problema de que nuestra ley es incorrecta. Sin necesidad de ponerse en planos de conciencia, con la ley en la mano, cualquier jurista debería llegar a conclusiones parecidas a las mías, al margen de su ideología.

Esta semana, el juez decano de Bilbo declaró que los jueces tenían que ser algo más que meros «cobradores del frac». ¿Qué medidas debería tomar el poder legislativo para que así sea?

Yo soy juez mercantil y llevo sobre todo insolvencias. En este sentido, creo que deberíamos tener una norma de insolvencia de particulares para que las personas que no puedan pagar sus deudas normales sean protegidas por el juzgado. Tenemos que pensar además que el famoso «banco malo» va a comprar inmuebles tóxicos por la mitad de su valor, ¿hasta qué punto no es razonable que a mí me perdonen la mitad de mi hipoteca si el banco malo está dispuesto a comprar mi piso por la mitad de su valor?

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca tiene muy claro cuál es su solución: dación en pago retroactiva, paralización de desahucios y alquiler social. ¿Qué le parece?

A nosotros las Plataformas de Afectados nos han ayudado mucho a sensibilizarnos. Algunas de las medidas que propone esta plataforma son razonables y, de hecho, muchos juzgados están siendo sensibles y están cogiendo sus argumentos para paralizar casos.

En cualquier caso y como resumen, ¿se puede decir que lo que impide la aplicación de medidas para evitar estos casos es una cuestión más política que jurídica?

Pues sí. Lo que hemos visto en estos cuatro años de crisis es que cuando se trata de ayudar a las entidades financieras, las medidas se adoptan en 24 horas y, sin embargo, cuando las medidas son destinadas en ayuda de los ciudadanos, se tardan cuatro años. Lo que tendríamos que pedir es un trámite de urgencia y si el Gobierno quisiera, por Real Decreto, podría adoptar medidas con efecto al día siguiente.

etxebizitza eta espekulazioa / vivienda y burbuja inmobiliaria

PROPUESTA DE CAMBIO DE PARADIGMA EN VIVIENDAS EN ESPAÑA.

Autor de la propuesta: Dr. Francisco González de Tena (paco_tena@hotmail.com)

CONCEPTOS GENERALES A TENER EN CUENTA

Placa en un edificio de 1957

Desde la irrupción del falangista y arquitecto José Luis de Arrese al frente del inicial Ministerio de la Vivienda en 1957, por elevación de lo que había sido el Instituto Nacional de Zonas Devastadas (más tarde I.N.Vivienda), se implantó la política de control social que acreditó en las llamadas Cortes franquistas: “Transformar un país de proletarios en un país de propietarios”. De aquellos viejos intereses de la oligarquía especulativa se viene arrastrando un sesgo diferencial que tanto ha influido en la actual situación de callejón sin salida al problema de la vivienda, hipotecada y desahuciada, con la que se enfrentan cientos de miles de familias angustiadas en estos momentos en España. Lo que comenzó siendo una obra para dotar de viviendas a familias, esencialmente las desplazadas a las grandes urbes y con especial impacto sobre el problema del chabolismo, liberando al mismo tiempo miles de metros cuadrados en sitios estratégicos alrededor de las grandes ciudades. No fue causalidad que irrumpieran en esos momentos los especuladores mejor situados junto al Régimen.

José Luis Arrese Magra.

Varios objetivos se unieron en esa estrategia, junto al indudable beneficio privado que se sigue ahora padeciendo. El control social arriba mencionado era, evidentemente, un tema central del franquismo, aunque en este caso además con la estrategia añadida de fijar la población en un espacio urbano más fácilmente controlable, en su doble vertiente de atemperar la movilidad social y lastrar la movilidad geográfica. Las migraciones inevitables desde el campo a las ciudades con mayor dinamismo estaban, por tanto, planificadas en lo que se conocieron como “polos de desarrollo”, forma eufemística para identificar la planificación característica de las dictaduras de economías al servicio de una planificación centralista.

La población española en régimen de alquiler de viviendas era superior al 60% en esos años, llegando muy cerca del 80% si se tiene en cuenta los

habitáculos y el chabolismo de los extrarradios. Si se contempla ahora el porcentaje de distribución alquiler / propiedad estaríamos justo al revés, muy alejados de los parámetros europeos. Esta situación supone un lastre para las movilidades sociales y geográficas ahora exigibles, lo que se ha demostrado como unas taras muy importantes para relanzar la economía. El argumento utilizado reiteradamente, tanto por los promotores privados como por los planificadores franquistas, era que “por el precio de un alquiler puedes tener una vivienda en propiedad”. Esto se ha evidenciado como una trampa insoportable para unas economías familiares degradadas y sujetas a ataques combinados económico / financieros.

El espíritu de la socialdemocracia, vista como un peligro cierto por parte del franquismo, propugnaba la superación de las fronteras en concordancia con el internacionalismo asumido por las izquierdas. En ese espíritu de futuro la movilidad de los trabajadores era casi una exigencia inherente al horizonte deseable. Se comprenderá la lógica de “una familia / una vivienda en propiedad”, con la secuela inevitable de una hipoteca casi vitalicia, como estrategia alternativa del franquismo frente a su enemiga emergente.

En un ambiente tan manipulable y proclive a la titularidad inmobiliaria, los parámetros estaban dados para una especulación galopante, en manos de los promotores y oportunistas, además de allanar el camino a la gran banca internacional que vio desde el primer momento el campo abonado para inflar al límite una trampa que se ha demostrado cuasi mortal.

Cuando el momento de dar el salto se mostró propicio, el castillo de naipes era perfectamente vulnerable al asalto de los eufemísticamente llamados “mercados”, que no son otros que las redes especulativas financieras de alcance internacional.

Llegados a la situación de un número muy importante de viviendas vacías, entre las promociones inacabadas y entregadas a los bancos y cajas en pago de las deudas impagables y los desahucios producidos por impago de las hipotecas, nos estamos acercando a la pavorosa cifra de medio millón.

UN PLAN DE SUMA CERO

En los años de la locura especulativa en España se ha vivido una dramática y colosal versión del antiguo juego del “baile de la silla”, en el momento en el que la música dejó de sonar cientos de miles de frustrados bailarines se encontraron materialmente sentados en el suelo y sin la ansiada única silla en la que sentar a su familia ante una mesa vacía. Todos miramos furiosos buscando a los culpables sin reparar que han estado todo el tiempo entre nosotros.

A las pocas fechas de aquél sueño rejuvenecedor del 15-M, sin duda también contagiado de la bocanada de aire fresco, aporté mi grano de arena en forma de propuesta para intentar lo que ya era un drama colosal: los desahucios encadenados unos a otros como los chorizos a los que tan reiteradamente se aludían en las algaradas callejeras. Esta propuesta, ya un poco retocada tras meses de intentar ser oído (y que por extraños caminos ha llegado a ser un punto de referencia sin mencionar su origen), es la que vuelvo a presentar de forma sucinta en las próximas líneas.

Primera evidencia: los bancos no son agencias inmobiliarias, aunque ahora se afanen a la fuerza por intentar desprenderse de sus activos tóxicos, es decir la masa inmobiliaria que lastran sus balances, valorados muy por encima del teórico valor real actual de mercado. Esa enorme diferencia tiene un nombre, que nadie quiere pronunciar, se llama riesgo hipotecario intencionadamente asumido en las alocadas tasaciones inmobiliarias. Visto desde esa óptica es indudable que los únicos responsables son los gestores bancarios, por cierto generosamente compensados en lugar de exigírseles responsabilidades patrimoniales e incluso penales. El siguiente error de esos gestores bancarios fue ignorar los repetidos avisos de que la insolvencia no era algo puntual que afectaba a unas cuantas familias con pocas previsiones sobre sus respectivas economías familiares, sino que era la consecuencia lógica derivada de una contaminación económica que venía de mucho antes del fatídico otoño de 2008. La pregunta que vale millones es, ¿no se ha evidenciado suficientemente que los que deben responder de ese monstruoso diferencial son las cúpulas bancarias?

Segunda evidencia: si el Estado acudió con generosos fondos públicos en socorro de los bancos con riesgo de quiebra (incluso sistémico), es lógico preguntarse, ¿no son los ciudadanos contribuyentes, en razón de esas aportaciones al Estado, los verdaderos accionistas de una parte sustantiva de esa banca socorrida in extremis? En otras palabras, la banca en su parte más vulnerable ha sido nacionalizada, para bien y para mal. Y corresponde al Estado, en el ejercicio responsable de esa representatividad, ejercer un control directo y proporcional sobre esa banca; por mucho que moleste a los que huyen como de la peste del anverso de la idea privatizadora, de tan gratas resonancias para los neoliberales.

Tercera evidencia: el derecho a una vivienda digna, no sólo es un principio constitucional casi olvidado bajo la hojarasca leguleya, sino un derecho humano básico. Así parece que lo han entendido, por delante de los políticos, algunos jueces haciendo honor a vieja técnica legal de estar atentos a la realidad social sobre la que deben actuar. La Ley Hipotecaria, promulgada para una sociedad de la que nos separa más de un siglo, no puede ser una norma de hierro a aplicar sin más. Pero cuando se ha producido esa saludable, aunque parcial y tardía reacción de una parte de la judicatura, ya estamos enfilando al parecer sin remedio al medio millón de familias expulsadas o en riesgo de serlo de sus viviendas sin alternativas.

A estas tres evidencias hay que añadir el coste oneroso e irrecuperable que representa, para las entidades financieras (y de paso para erosionar aún más las cuentas de resultados que debemos soportar entre todos) el mantenimiento ocioso y degradado de ese inmenso parque inmobiliario vacío, y además con costes de mantenimiento, y vigilancia para evitar saqueos, a veces en urbanizaciones inacabadas.

Para darle una salida a todo este caótico panorama se pone en marcha lo que se ha venido en llamar “banco malo”, Agencia Estatal de Liquidación de Activos. Lo cierto es que se trata de un atajo que resultará otra ruina añadida. Se pasarán a esta Agencia, procedentes de los balances bancarios, aquellos inmuebles calificados como activos tóxicos. Su valoración, a la baja como ha ocurrido en similares circunstancias en otros países, sólo podrá beneficiar a los inversores oportunistas, nacionales e internacionales. Y de

esa valoración depreciada se derivarán sin duda cuantiosos beneficios, otra vez en manos de los especuladores. Es decir, privatizaremos las ganancias tras haber, una vez más, socializado las pérdidas de unas tramposas y ruinosas gestiones bancarias, y algo más.

Por si todo esto fuese poco los anteriores propietarios de esas viviendas, despojados de todos sus recursos y patrimonio, arrastrarán por mor de esa antigua Ley Hipotecaria, de forma vitalicia y con intereses de demora a nivel de usura, la carga de unas viviendas de las que fueron despojados.

UNA PROPUESTA RAZONABLE

Trataré de simplificar en líneas generales mi propuesta, ya esbozada hace más de un año.

a) Cuando se demuestre que el impago hipotecario ha sido debido a unas circunstancias sobrevenidas, que han superado de forma evidente la buena fe contractual del hipotecado, se articulará la salida prevista en la Ley aunque lo fue de forma excepcional en su origen: la dación en pago del inmueble. Éste pasaría a ser de titularidad de la entidad financiera a todos los efectos legales y la deuda, con este mecanismo, quedaría anulada.

b) En negociación a tres bandas, es decir prestatario, prestamista y el Estado por medio de sus Agencias de mediación (representación del Banco de España, en su calidad de supervisor, o alguna de las instancias de reciente creación como la de Alquiler o la mencionada de Liquidación de Activos), se fijarían una condiciones razonables de alquiler social, en primera instancia a los desahuciados o, como alternativa, a familias en demanda de vivienda en alquiler de los anteriores desalojos. El alquiler debería estar gestionado por la Agencia Estatal de Alquiler para evitar en lo posible los problemas. Como es lógico el importe neto del alquiler se destinaría a la entidad bancaria o a quien detente la titularidad inmobiliaria.

Con este mecanismo se obtienen las siguientes ventajas:

1) Los desahuciados tienen una buena oportunidad, si han actuado de buena fe, de seguir viviendo en su hogar a cambio de un alquiler social razonable. Pierden la propiedad, pero ese era el riesgo menor. En el peor de los casos existiría una oportunidad de reposición para otra familia anterior en similares circunstancias de desalojo.

2) Las entidades financieras, o la Agencia constituida como banco para asumir esos inmuebles (y por lo mismo en su sustitución) reciben un interés por el capital inmobiliario, evitando la subasta. Equivale al riesgo estatal derivado de los fallos en la vigilancia y control bancario.

3) Se cambia de raíz el paradigma de propiedad inmobiliaria, como única forma de vivienda, por la forma extensiva de alquiler, más dinámica, en todos los aspectos, y equiparada al estándar europeo.

4) Se evita el ciclo continuista de especulación inmobiliaria, ahora en manos de muy posibles oportunistas que no garantizan en ningún caso la puesta en circulación en forma de alquiler y menos a precio social. La anunciada sangría fiscal que supone el que los inversores extranjeros del banco malo obtendrán ventajosos beneficios fiscales, puede ser conjurada o al menos controlada en su dimensión.

Hay un peligroso asunto no mencionado en estas notas. Los doscientos millones de metros cuadrados, inicialmente destinados a la especulación urbanística (ahora abortada, al menos temporalmente) que han quedado evidenciados el Exposuelo (foro celebrado en Madrid recientemente) no podrán ser desarrollados nunca, con lo que 50.000 millones ya se pueden dar por perdidos de forma definitiva como inversión especulativa. Ese lastre va a pesar y mucho. Nos podemos legítimamente preguntar ¿se ha abandonado de forma casi definitiva en España la posibilidad de una explotación racional, ecológica, rentable y vital para nuestra economía presente, y sobre todo futura, en energías renovables? Apuntábamos como una verdadera potencia mundial en ese campo vital para la supervivencia de la humanidad y ahora parece que se han enterrado todos los proyectos bajo siete llaves con el signo inevitable de las gaviotas carroñeras.

Nota de la Memoria Viva: Las imagenes son inicitiva de nuestra edición.

Otro analisis de Luis Bilbao Larrondo (Historiador) en : http://www.otxarkoaga.com/afo/2011/10/28/etxebizitza-vivienda/ en cuyas páginas he recogido la fotografía de José Luis de Arrese.

PUBLICADO EN

http://lamemoriaviva.wordpress.com/2012/11/06/propuesta-de-cambio-de-paradigma-en-viviendas-en-espana/

hipoteka legea / la ley hipotecaria

Click here to find out more!

consecuenas de la crisis

Europa ve ilegal la norma española de desahucios por no garantizar la protección de los usuarios

La abogada general del Tribunal de Justicia de la UE ha hecho público hoy mismo un informe en el que detalla la posición de Bruselas

La abogada general del Tribunal de Justicia de la UE (TUE), Juliane Kokott, ha dictaminado hoy que la ley española de desahucios vulnera la normativa comunitaria porque no garantiza una protección eficaz de los consumidores frente a posibles cláusulas contractuales abusivas en las hipotecas.
El dictamen de la abogada general responde a una cuestión presentada por el juzgado mercantil de Barcelona, que debe dirimir una denuncia presentada por un ciudadano contra CatalunyaCaixa, que forzó su expulsión de la vivienda que ocupaba en enero de 2011 por impago de la hipoteca. El ciudadano en cuestión solicita que se declare nula una de las cláusulas del préstamo hipotecario y que, en consecuencia, el procedimiento judicial de ejecución hipotecaria sea considerado también nulo.
En sus conclusiones presentadas hoy, la abogada general recuerda en primer lugar que, al no existir en el derecho de la UE una armonización de las medidas de ejecución forzosa, corresponde a los estados miembros establecer las modalidades procesales. No obstante, el dictamen precisa que la regulación procesal nacional no puede conducir a que se obstaculice la invocación de los derechos garantizados al consumidor por la directiva europea contra las cláusulas contractuales abusivas.
En este sentido, la abogada general estima que “la regulación procesal española es incompatible con la directiva, pues menoscaba la eficacia de la protección que ésta persigue”. “No constituye una protección efectiva contra las cláusulas abusivas del contrato el que el consumidor, a raíz de dichas cláusulas, deba soportar indefenso la ejecución de la hipoteca con la consiguiente subasta forzosa de su vivienda, la pérdida de la propiedad que la acompaña y el desalojo, y que sólo con posterioridad esté legitimado para ejercitar la acción de daños y perjuicios”, resalta Kokott.
Al contrario, la norma europea exige “que el consumidor disponga de un recurso legal eficaz para demostrar el carácter abusivo de las cláusulas de su contrato de préstamo, merced al cual, si se da el caso, pueda detenerse la ejecución forzosa”.
La abogada general insiste en que el juez debe tener la posibilidad de suspender la ejecución forzosa hasta que se haya comprobado el carácter abusivo de una cláusula contractual, de modo que se impida que el procedimiento ejecutivo cree en perjuicio del consumidor una situación que posteriormente sea de muy difícil o imposible reparación. El dictamen de la abogada general no tiene carácter vinculante, pero el Tribunal sigue sus recomendaciones en el 80% de los casos. Los jueces empiezan ahora a deliberar y la sentencia se dictará en un momento posterior.

el correo

ikasleentzako etxebizitzak / viviendas para estudiantes

Viviendas Municipales de Bilbao entrega las llaves de diez pisos de alquiler compartido a universitarios “solidarios”


Los 26 estudiantes beneficiados deberán participar en proyectos comunitarios en Otxarkoaga y Bilbao la Vieja

Como contrapartida, los 26 alumnos beneficiados con la iniciativa deberán colaborar en proyectos comunitarios y en el apoyo a colectivos vulnerables en los barrios objetivo del proyecto: Otxarkoaga y Bilbao La Vieja.

En un acto en la Plaza Corazón de María, que alberga cuatro de los pisos, el director general de Viviendas Municipales, Marcos Muro, ha recordado que la edición de este año es la tercera del programa “Jóvenes solidarios”, puesta en marcha por Viviendas Municipales en colaboración con la UPV-EHU y con los agentes sociales de los barrios de Otxarkoaga y Bilbao La Vieja.

Según ha dicho, se trata de jóvenes que “vienen de toda la cornisa cantábrica”, además de “algún estadounidense, del pueblo saharaui…”. Muro ha afirmado que lo que se busca es que “la gente que pueda estar en estos momentos haciendo un máster, joven, menor de 25 años, pueda participar en este programa de jóvenes solidarios”.

“EXPERIENCIA MUY POSITIVA”

“De ellos y de nosotros -ha dicho- va a depender el éxito del programa, para que en próximos años pueda continuar” y ha asegurado que la experiencia de estas dos ediciones ha sido “muy positiva” tanto desde el punto de vista de la Universidad como de Viviendas Municipales, mientras que los jóvenes y las entidades que han participado en el proyecto “también han estado encantados”.

Por su parte, el vicerrector de la UPV-EHU, Carmelo Garitaonandia, presente también en la entrega de llaves, ha dicho que la universidad está “muy agradecida al Ayuntamiento por poner en marcha con nosotros este Plan de Vivienda solidario para jóvenes que permite a 26 estudiantes de postgrado “tener una vivienda por 50 euros más los gastos de comunidad, electricidad, agua, etc”. Según ha recordado, el estudiante se compromete a prestaciones con el barrio, del tipo de organización de la comunidad o actividades culturales.

Ha dicho esperar que la iniciativa “siga años posteriores y sobre todo que se amplíe años posteriores esta colaboración entre el Ayuntamiento y la Universidad del País Vasco.

Garitaonandia ha indicado que han sido unos 60 los estudiantes apuntados, que cursan máster, tanto de Humanidades como de Ciencias Experimentales y Técnicas, y que una “parte importante” de los ellos provienen de máster de Cooperación al Desarrollo y de Relaciones Internacionales y cuentan con una“importante experiencia” en trabajo de Cooperación al Desarrollo o Sostenibilidad.

Por su parte,  Marcos Muro ha indicado que, “una vez conocidos los perfiles”, se está trabajando con las entidades colaboradoras para “ver el tipo de proyecto y de trabajo donde ellos van a poder participar”.

Una estudiante italiana beneficiada con el piso, ha asegurado que el programa de pisos para “jóvenes solidarios” le parece “superbuena experiencia y una oportunidad muy grande”“Para mí que soy italiana, mayor”, ha dicho, en la medida en que permite “conocer una ciudad a través del trabajo social”.

De las diez viviendas ofertadas para el presente curso 2012-2013, seis están ubicadas en la calle Txotena de Otxarkoaga y serán ocupados por 14 jóvenes en régimen de alquiler compartido, al igual que el curso pasado.

Los cuatro pisos restantes se encuentran en la Plaza Corazón de María, en los que se alojarán 12 universitarios. Los estudiantes, además del precio simbólico del alquiler, compartirán los gastos de luz y agua. Las personas inquilinas disfrutarán de una habitación individual en unas viviendas perfectamente acondicionadas y con cocina completa y mobiliario básico.

La contrapartida exigida para disfrutar de las condiciones ventajosas del programa es el compromiso de colaboración con los planes municipales de intervención socio-comunitaria en el barrio, como es el Plan “Imagina Otxarkoaga” y el Plan “Imagina tu barrio”, orientados fundamentalmente a mejorar la convivencia en el barrio y a dinamizar su tejido social.

Durante la última edición, los jóvenes han colaborado activamente con las asociaciones de los barrios en actividades como taller de ajedrez para niños y jóvenes, taller de baile para mujeres, huertos urbanos, taller de yoga, participación en los grupos scouts del barrio, colaboración con asociaciones que trabajan con personas con discapacidad, apoyo a programas de Osakidetza, fomento del deporte, colaboración con medios de comunicación del barrio y clases de apoyo de euskera para padres y madres.

MENORES DE 35 AÑOS

Para poder acceder al Programa “Viviendas Municipales de Bilbao para Jóvenes Solidarios” es necesario estar matriculado en alguno de los títulos de postgrado de la UPV/EHU y tener menos de 35 años. La elección de los 26 inquilinos para este curso se ha llevado a cabo mediante un cuestionario en el que se valoraba la experiencia de participación social y una entrevista personal.

Medio centenar de estudiantes han solicitado participar en el programa en este curso. El programa cumple, según sus responsables, múltiples objetivos públicos y sociales como son la revitalización y rejuvenecimiento de los barrios de Otxarkoaga y Bilbao La Vieja; la complementariedad de la formación universitaria con la responsabilidad comunitaria y social; y facilitar el acceso a la vivienda a jóvenes, uno de los colectivos de atención preferente deViviendas Municipales, y en concreto a estudiantes.

Europa press

otxarkoaga.com

etxebizitzak / viviendas

DEIA

 2012/06/26

Los pisos sociales se abren a los desahuciados

 Las familias de Bilbao que hayan perdido su piso podrán acceder a las viviendas municipales

El Ayuntamiento apuesta por eliminar el sistema de sorteo y primar las necesidades de los solicitantes

Una familia accede a su vivienda de alquiler social en una de las promociones de años anteriores.

Una familia accede a su vivienda de alquiler social en una de las promociones de años anteriores. (David de Haro)

El Ayuntamiento de Bilbao permitirá a los desahuciados acceder a una vivienda social en alquiler, para cuya adjudicación quiere también eliminar el sistema de sorteo y elegir, para cada solicitante, el piso que más se adecue a sus necesidades. Son las principales novedades que el equipo municipal ha planteado para modificar el reglamento de Viviendas Municipales, que incluirá también las aportaciones del resto de los grupos políticos y los vecinos. El nuevo sistema de adjudicación podría estar en vigor el próximo año.

Según explicó ayer el concejal de Urbanismo, Vivienda y Medio Ambiente, y presidente también de Viviendas Municipales, Ricardo Barkala, la entidad quiere adecuarse a la realidad actual y a las nuevas necesidades que han surgido debido a la crisis. “Este nuevo reglamento pretende afrontar la situación de crisis que vivimos en la ciudad; no puede ser ajeno a ella”, advirtió el concejal. Barkala citó, entre los nuevos retos a los que tiene que hacer frente, “el incremento tan dramático del paro que estamos teniendo, la mala situación que está atravesando el comercio y la problemática que están sufriendo muchas familias derivada de la reducción de los ingresos familiares, como los desahucios”. Para ello, han planteado introducir en el reglamento de Viviendas Municipales tres nuevas líneas de actuación: favorecer la adjudicación a las personas que más lo necesitan, dinamizar el alquiler de lonjas a emprendedores y atender a los afectados por los desahucios.

Uno de las principales novedades es la intención, por parte del equipo municipal, de que las personas que hayan sido desahuciadas de sus viviendas por impago de la renta puedan optar a un piso de alquiler social, algo que hasta ahora no estaba permitido. Siempre, con una serie de requisitos: un mínimo de residencia de cinco años, no estar inscrito en el registro de morosos y no haber sido desahuciado por otras administraciones públicas. “Queremos apoyar a las familias que llevaban una vida más o menos normalizada y, al quedarse sin ingresos, han perdido su vivienda. ¿Por qué 5 años? Para nosotros una persona que viene a Bilbao, está 2 años viviendo en un piso sin pagar y le echan no es un desahuciado”, advirtió Barkala.

El Ayuntamiento quiere también favorecer a este colectivo con otras medidas subsidiarias. “Por ejemplo, en los casos en los que no haya entrado el Gobierno vasco con esas entidades financieras que han firmado el código de buenas prácticas, nosotros también podamos actuar. Incluso, hay algún planteamiento en el sentido de poder optar a un derecho preferente sobre las viviendas”, explicó Marcos Murco, director general de Viviendas Municipales.

El nuevo reglamento también pretende eliminar el sistema de sorteo a la hora de adjudicar los pisos y hacerlo adecuando cada vivienda a las necesidades de los solicitantes, que actualmente rondan los 9.200, de los que cada año acceden a un piso unos 140. “Los resultados del sistema de sorteo no han sido valorados satisfactoriamente debido al retraso en la adjudicación y a los resultados, en ocasiones, inapropiados. Por ejemplo, situando a una única persona en pisos de tres habitaciones”, admitió Ricardo Barkala. Por ello, se elegirá, para cada demandante, la vivienda que mejor se adapte a sus necesidades. Se hará en la medida de lo posible, ya que desde el Gobierno vasco puede imponerse, por disposición normativa, otro sistema para regular el parque de viviendas.

Mediante este sistema de adjudicación, denominado casación por idoneidad, se tendrán en cuenta diferentes baremos, desde el nivel de ingresos al número de miembros de la unidad familiar, que, en opinión de Marcos Muro, hará casi imposible que dos familias obtengan la misma puntuación. “Son muchos aspectos los que se tienen en cuenta y, en última instancia, está la antigüedad en el registro”, explicó.

Preferencia a los jóvenes Este sistema de adjudicación permitirá, además, dar preferencia a los colectivos con mayores necesidades, en especial los menores de 35 años, para los que se reservará el 45% del parque de Viviendas Municipales. “Son los que más difícil tienen el acceso a un piso, porque su nivel de ingresos es menor y porque los bancos no están dando créditos”, especificó el concejal. También se primará a las personas que lleven más años empadronados en Bilbao -casi una de cada cuatro viviendas estará reservada para los que hayan cumplido diez-, las familias monoparentales, las víctimas de la violencia machista, los mayores de 70 años y los discapacitados físicos. “Son los colectivos que más necesitan una vivienda, porque son los demandantes más numerosos en nuestras listas”, explicó Barkala. Respecto a los colectivos desfavorecidos, el concejal negó que actualmente se dé preferencia a los inmigrantes a la hora de acceder a una vivienda de alquiler social.

El arraigo en los barrios de origen es un aspecto que también quiere fomentar el equipo de gobierno municipal. Para ello, se empezará a aplicar un tratamiento específico a los vecinos que quieran seguir viviendo en su barrio, dándoles prioridad en la adjudicación de estos pisos. “Se valorará el hecho de que sean hijos del barrio que quieran mantener su raíces”, destacó el concejal. La experiencia se iniciará en Otxarkoaga -donde se ubica un tercio de las casi 4.000 viviendas y donde existe mayor número de renuncias-, aunque se podrá extender a otras zonas de la villa.

Finalmente, se dará un impulso al mantenimiento de los pisos, obligando a los inquilinos a firmar un compromiso para cuidar de forma adecuada la vivienda, así como que la convivencia con los vecinos sea la más idónea. “Queremos cortar cuanto antes esos problemas de convivencia que unos pocos están teniendo pero molestan a muchas familias e incluso provocan renuncias a una vivienda”, advirtió.

etxebizitzak

 

GARA

Borja Mateo, experto en mercado inmobiliario

«La forma más efectiva de destruir un capital es mediante la adquisición de una casa»

Convencido de que la burbuja inmobiliaria tardará aún unos años en desinflarse del todo, Borja Mateo recomienda esperar todavía unos años: «Pisos, hasta 2015-2016, ni tocar», afirma con rotundidad. A su juicio, la compra de una casa es en este momento «la forma más efectiva de destruir un capital». Tampoco ve una oportunidad en los pisos de protección o en los que venden las entidades financieras.

Borja Mateo es un viejo conocido en los foros donde se discute sobre la compra-venta de vivienda. Autor de los libros «Cómo sobrevivir al crack inmobiliario» y de «La verdad sobre el mercado inmobiliario español» (Editorial Manuscritos), explica a GARA los entresijos de una realidad que se ha convertido en un serio problema para miles de ciudadanos.

Los datos del mercado inmobiliario que se han hecho públicos a cierre de 2011 reflejan que se mantiene la caída en el precio de la vivienda, aunque en porcentajes que no llegan al 10%, sobre todo en algunas zonas concretas como Donostia o la margen derecha de Bilbo. ¿Qué hay de cierto en todo ello?

En primer lugar, hay que distinguir entre el precio de tasación, el de salida y el de compra-venta efectiva. Los precios de tasación son los realizados por el sistema financiero. Su fin primordial es dar a entender que los precios de las viviendas han bajado lo mínimo con el fin de que la gente piense que las necesidades de financiación de la banca parezcan menos que las reales. Según este índice, que es al que se refiere usted, y que es usado por Fomento, los precios de los pisos habrían bajado alrededor del 22% desde el inicio de la burbuja.

Luego están los precios de salida, que son los del preciómetro, fotocasa y demás portales. Según esos datos, y a nivel estatal, los precios habrían bajado el 27%. Se trata de los precios a los que los vendedores quieren vender sus casas.

Y finalmente, están los de compra venta-efectiva. Reflejan la bajada de los precios de venta real e indican que los precios ya han bajado alrededor del 43% en el conjunto de España. El único que existe es el de Tecnocasa.

En Euskal Herria los precios de los pisos ya han bajado mucho más de lo que la gente lo percibe; si uno no está metido en la negociación de la compra de un piso, con la única copla con la que se queda es con la de los anuncios de los pisos, pero no con los precios a los que se venden finalmente. Respecto a los precios de salida (los de los anuncios), hay que restarles un 15-20%.

En el mercado de segunda mano, ya han bajado el 42% en Nafarroa, el 28% en Araba, alrededor del 35% en Gipuzkoa y el 32% en Bizkaia. En Bilbao la bajada ronda ya el 32%, en Iruñea el 38%,y en Donostia el 34%. Con una población que se está envejeciendo a pasos agigantados, los precios bajaran aún mas, es cuestión de esperar.

¿Es por eso que afirma que el mejor comprador es el que no compra en este momento?

Sin lugar a dudas. ¿Para qué comprarse algo cuando sabemos que su precio va a bajar aún más? ¿No resulta de locos? A la gente le costó Dios y ayuda creerse que existía una burbuja, que los precios podrían bajar, que ya estaban bajando… Ahora la última breva que ha de caer es «los precios bajarán aún más», y esa caerá seguro. Las dinámicas de bajadas de precios de los pisos son imparables, pero dejarán en el camino a mucha gente empobrecida que se tragaba la milonga de que los precios ya no iban a bajar más.

El que compre un piso ahora es carne de cañón de desahucio judicial y, si estaba informado, será el único responsable de su suerte… y si no, que se espabile.

Por el contrario, al propietario de un piso le está recomendando que lo venda ahora, que no lo ponga en alquiler.

Lógico. ¿No vendería usted algo cuyo precio sabe que mañana sera menor? Hay gente que se cree que esperando venderá su piso más caro mañana que hoy… Craso error que se paga muy caro. En Japón, los precios de los pisos desde inicios de los 90 ya han bajado el 84%.

Para el conjunto de España, y teniendo en cuenta el efecto de la inflación, predigo bajadas de precios de pisos del 65-85% hasta que la corrección haya finalizado. Con bajadas nominales del 43% que ya han tenido lugar, eso equivale a bajadas reales del 49%. El número de ventas se ha desplomado el 75% desde máximos; ahora lo que nos hace falta son correcciones mucho más fuertes sumadas a un aumento significativo en el número de venta, algo que solo sucederá cuando los precios de los pisos bajen más.

En diez años la gente ya no hablará de la vivienda como un problema, porque, con las bajadas que se están produciendo, ya no lo será. Parecerá una contradicción, pero, en temas de vivienda, estamos mucho mejor ahora que hace seis años en el pico de la burbuja. La burbuja que se gestó entre los años 1973-2006 y que se corrigió solo parcialmente a principios de los 80 y de los 90, se está corrigiendo totalmente en estos momentos. Ahora, como no controlamos nuestra propia divisa, no podemos atraer capitales extranjeros, así que la única salida es la devaluación interna: bajadas masivas de salarios, precios de activos y demás.

Respecto a la vivienda protegida, ¿cuál es la principal recomendación que realiza?

Yo no recomiendo nada a nadie. Hay que ver caso por caso, pero, en principio, mucho mejor el mercado de segunda mano, porque los precios de las viviendas de protección oficial están muy por encima del precio de mercado de segunda mano ya desde 2008. De hecho, en Madrid y Cataluña no han tenido más remedio que poner guardas de seguridad ya que, al no ser vendidas, se les llenan de okupas.

¿Cuáles son las razones del descenso de los precios? El excedente de oferta es obvio, pero ¿existen más razones?

Efectivamente, existe una oferta que supera a la demanda en 16 veces. Para que nos hagamos una idea, el número de pisos vacíos, a la venta o en construcción, es de 5,9 millones, mientras que la demanda está en las 175.000 unidades. Para el País Vasco Peninsular tenemos alrededor de 85.000 viviendas a la venta o en construcción y otras tantas vacías.

La forma más efectiva de destruir un capital es mediante la adquisición de una casa.

¿Cómo influyen en los precios las dificultades para obtener financiación?

Mucho… en la mente de la gente que no entiende qué esta sucediendo. A mil años de hipoteca, el importe prestado es mucho mayor que a veinte. Es el sueño de los vendedores. A ellos les importa un pimiento que el comprador se tenga que hipotecar el resto de su vida, lo único que quieren es vender al mayor precio posible sea cual sea éste.

Es estos momentos, la financiación pasó a la historia: el único problema para que el mercado inmobiliario se recupere es que los vendedores se resisten a adaptarse a la realidad. A la fuerza ahorcan; cuanto más espere uno a vender su piso, mayores rebajas tendrá que aplicar. El que crea que los precios van a subir en los próximos años o que se van estabilizar, vive en Marte.

Por los conocimientos que tiene del sector, ¿es tan preocupante el mercado del crédito? ¿Cuál es la situación de las entidades vascas?

No quiero comentar casos particulares. El problema de los bancos es que la gente no se cree que los activos (pisos) que garantizan las deudas cubran lo adeudado. El problema es que si se reconoce el valor real de las casas, los pisos bajarían aún mucho más y los agujeros de la banca serían aún mucho mayores de los actuales, que ya son de órdago. A la banca hay que apretarla, pero sin ahogarla, es decir, hay que obligarle a reconocer pérdidas, pero sin llevarla al abismo de tener que decir toda la verdad sobre su situación sin haberle dado un tiempo para crear un colchón de contención de las pérdidas.

¿Y qué está ocurriendo con las viviendas pendientes de primera ocupación propiedad de las entidades de crédito? ¿Constituyen una buena oportunidad?

No. Comprarse un piso ahora es de verdaderos locos. Los pisos en construcción saldrán al mercado en los próximos años, saldrán más de particulares, muchas casas irán al mercado de alquiler, con lo que estos bajarán aún más; también lo harán los pisos. Pisos, hasta 2015-2016, ni tocar. Ahora es la hora de alquilar, de renegociar precios a la baja y de esperar a que los precios bajen aún mucho más.

Usted ha señalado en más de una ocasión que el diferencial con que financian las entidades es cada vez mayor. ¿No es esto contradictorio con el descenso de los precios, teniendo en cuenta además la evolución del Euribor de las últimas semanas?

Los bancos tienen un porrón de pisos a la venta, por lo que dan grandes condiciones de financiación para adquirir sus propios pisos. El mercado de segunda mano les importa un bledo, ya que ahora están lamiéndose las heridas, de ahí que no presten para el mercado de segunda mano. Si se compra un piso a 100 de un banco y al día siguiente se desea vender en el mercado de segunda mano, el precio más alto que se obtendrá será de 72. La compra de un piso de un banco acarrea de forma inmediata una pérdida del 25-30% de su valor. Los bancos ni prestan ni prestarán, por cómo están y por la reforma de Basilea III, que limitará mucho su capacidad de prestar.

Acaba de poner a la venta un nuevo libro: «Cómo sobrevivir al crack inmobiliario». ¿Cuál es la tesis principal que mantiene en dicha publicación?

Comprador no compres; inquilino renegocia tu alquiler; vendedores, vended echando virutas; casero, ¿no has pensado en vender? Los precios de los pisos bajarán aún un pico grande… Esto no hay quien lo pare.

etxebizitzak / viviendas

El PP propone endurecer el acceso a un piso municipal en Bilbao

EL PAIS

Después de que el presidente del PP vasco, Antonio Basagoitireclamara “una sanidad para todos, pero primero para los de casa”, ahora el PP de Bilbao presenta una campaña que, bajo el lema Primero, los de Bilbao, reclama ampliar a cinco años el mínimo tiempo de empadronamiento en la capital vizcaína para poder beneficiarse de una vivienda municipal.

Igualmente, plantea una “adjudicación directa” a aquellas personas que llevan más de 10 años esperando un piso. “No es justo que personas en una situación de necesidad, tengan una antigüedad tan grande”, señaló la portavoz del PP en Bilbao, Cristina Ruiz. La iniciativa también busca beneficiar a los desahuciados por impago de hipotecas y favorecer al colectivo de divorciados al corriente del pago de pensiones alimenticias y compensatorias.

El PP va a repartir 50.000 dípticos en la ciudad en los que recuerda que ha presentado una proposición en el Ayuntamiento para modificar el Reglamento de Viviendas Municipales y “mejorar el sistema de adjudicación de pisos protegidos en nuestra ciudad”.

El folleto, distribuido ayr entre los vecinos de Otxarkoaga, asegura que la ciudad cuenta actualmente con 4.000 viviendas para 9.000 demandantes y que el número de personas que llevan en la lista de espera más de diez años llega a 5.400, el 60% de los cuales llevan 10 o más años empadronados.

Inmigrantes

El díptico recuerda además que el Reglamento de Viviendas Municipales “favorece al colectivo de inmigrantes a la hora de adjudicar vivienda, como medida de discriminación positiva”. Ruiz recalcó que el Ayuntamiento y Viviendas Municipales “tienen que estar” con los desahuciados.

En el caso del colectivo de los divorciados que “están al corriente de cuotas y de pensiones alimenticias”, indicó que “son personas que se quedan en una situación muy delicada, en muchos casos sin poder disfrutar de sus vivienda” por lo que el PP cree que “este colectivo es importante”.

La edil aseguró que se trata de “cuatro medidas claves”, que el PP busca que se aprueben “proponiendo un cambio y una reforma en el Reglamento de Viviendas Municipales, que está en debate”. Ruiz subrayó que cuando aluden, en el lema de la campaña a “personas de Bilbao”, aluden a aquellas que “viven y trabajan aquí”.