alokatzeko bilbao / para alquilar Bilbao

Bilbao lidera el alquiler social del Estado

9.150 personas residen en estos momentos en un piso municipal y otros 8.586 ciudadanos están en lista de espera. Los inspectores han realizado 745 actuaciones y detectado 434 irregularidades.

Bilbao es líder en el Estado en materia de alquiler social con un parque de 3.975 viviendas en las que residen 9.150 personas, la mayoría de entre 35 y 55 años. Estos datos significan que el 2,58% de los 354.071 habitantes de la villa reside en una vivienda municipal. Pero hay más. Otras 8.586 personas están en lista de espera para acceder a un piso de alquiler. Con estos datos, y para garantizar su buen funcionamiento, el Ayuntamiento inspeccionará uno a uno todas las viviendas para corroborar que no se producen irregularidades y, si fuera así, subsanarlas. En este sentido, los inspectores han realizado 745 actuaciones, de las que se han extraído 434 informes sobre irregularidades. En 22 casos se referían a casos de subarriendo o falta de ocupación, el resto tiene que ver con deficiencias en la propia vivienda. Durante el último año se han adjudicado 646 contratos de arrendamiento: 131, por sorteo; 83 por el sistema de ajuste por idoneidad; 11 por carencia sobrevenida de vivienda y realojo; 28 por cambio; 363 por petición de titularidad; y 10 pisos solidarios. La edad media del patrimonio inmobiliario es de 41,5 años y la superficie media es de 60,1 metros cuadrados. Los pisos se encuentran repartidos por siete de los ocho distritos de Bilbao y se diseminan en 21 barrios diferentes. Este aspecto contribuye precisamente al desarrollo de una ciudad heterogénea que evite la concentración de la vivienda protegida en determinadas zonas o en la periferia, según expuso el concejal de Urbanismo, Ricardo Barkala. Aun así, el mayor número de viviendas sociales se concentra en el distrito de Otxarkoaga-Txurdinaga, donde se encuentra casi la mitad del parque inmobiliario municipal, con 1.584 pisos; seguido de Ibaiondo, donde hay otros 944.

NUEVOS INQUILINOS Un total de 2.139 unidades familiares han accedido por primera vez en el periodo 2001-2011 a una vivienda municipal, sin contabilizar renovaciones de contratos, ni cambios a antiguas personas arrendatarias, ni las viviendas del programa Bizigune-Bilbao, por lo que más de la mitad de las viviendas municipales en los últimos once años cuentan con nuevas familias o personas inquilinas. Esta rotación se ha incrementado en los últimos siete años, periodo en el que han entrado 1.637 nuevas unidades familiares en viviendas municipales, aunque, según Barkala, sigue siendo escasa.

Los datos de la memoria 2011 reflejan que en el 70% de los casos las personas arrendatarias viven solas o en pareja. Mayoritariamente, pertenecen al grupo de edad de entre 35 y 55 años (50%), aunque hay “importante peso” de jóvenes menores de 35 años (41%). Se trata, según Barkala, de personas arraigadas en la villa, con al menos 5 años de empadronamiento en 9 de cada 10 casos, y con unos ingresos medios anuales de 14.792 euros.

En materia de promoción de vivienda se incluyen tanto las intervenciones de compra (edificios en construcción o ya acabados), como el proceso completo de promoción, en el que Viviendas Municipales compra suelos, contrata proyectos, promueve las obras y pone en servicio las VPO para su alquiler. En 2011 se han finalizado, según la memoria, 188 viviendas: en la plaza La Cantera (40), Rekalde (120) y Camilo Villabaso (28). Otras 423 viviendas se encuentran en proceso de construcción, en obras o en proyecto en Miribilla (173), Zorrotza (80) y alojamientos dotacionales de Ametzola (170). Además, se han comprado 22 viviendas en La Fraternidad y se han llevado otros acuerdos de adquisición para 19 viviendas en Camino de la Ventosa y 40 viviendas en la calle Matilde Orbegozo. Según Barkala, la inversión en 2011 en promoción y compra de vivienda asciende a 13.358.000 euros.

La facturación total obtenida por Viviendas Municipales en 2011 ascendió a 11,4 millones de euros, de los que 9,4 millones correspondieron a rentas por el alquiler de viviendas y 2 millones, por locales. La renta media mensual en las viviendas para los nuevos contratos de arrendamiento fue en 2011 de 307 euros, mientras que la renta media mensual del conjunto del parque inmobiliario arrendado fue de 212 euros. La renta media mensual en los locales fue de 244 euros.

En materia de morosidad, a lo largo del pasado año se emitieron 51.828 recibos, entre viviendas y locales, por un importe total de 11,4 millones de euros, similar al pasado año.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.