Repensar Otxarkoaga: juguemos con ambición (1/2)

No hay voluntad para mirar más allá del barrio obrero que se construyó a principios de los 60

Entramos en la fase de avance para la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de nuestra Villa. Se trata de revisar el plan que se hizo allá por el año 1995, sí, han pasado más de 20 años desde que se pensó que modelo de desarrollo urbanístico, social y económico que se quería para Bilbao.fb_img_14808789413788175

Es innegable que de ese Plan salió una nueva forma de entender la ciudad, pasar de una ciudad industrial a una ciudad de servicios era una apuesta clara, y poner a Bilbao mirando hacia el eje de la ría la gran apuesta, entre otras muchas cosas.

El sentido común bilbainista dice que “Bilbao está muy bonito”, ha cambiado mucho a nivel estético, es cierto, la ciudad está “embellecida”. Para valorar la repercusión social, cultural y económica harían falta muchos artículos… pero no es la intención de este.

Las que miramos Bilbao desde las faldas del monte Avril, cuanto menos, nos damos cuenta que nuestra ciudad ha ido a dos velocidades, el centro y el eje de la ría ha cambiado mucho, pero nuestro barrio se ha quedado a la cola y sin ticket. Es cierto, se han hecho muchas mejoras, no sin esfuerzo de la lucha vecinal, y todavía mantenemos la esperanza de que el cambio urbanístico que azotó Bilbao, sople un poco más a nuestro barrio.

Durante 20 años todas las bilbaínas hemos hecho posible que este cambio del centro fuera posible. Evidentemente si miramos la inversión de nuestros impuestos por zonas de la Villa, el desequilibrio es impresionante y en consecuencia, la relación de servicios, transporte y equipamientos está muy descompensada en nuestra ciudad. Hemos sido generosas, esperando con paciencia a que se realizasen las grandes obras Bilbaínas. Pasamos de tener Abando-Ibarra lleno de contenedores industriales a llenarlo de contenedores “culturales” y “comerciales” con obras faraónicas, el BEC, San Mamés barria, la llegada del TAV, la Supersur, el tranvía… no nos tocaban de cerca ni de lejos, pero nunca hemos perdido la esperanza de que algún día llegaría la hora de los barrios, nuestra hora.fb_img_14808789490841130

Pues bien, a mi entender este debería ser el objetivo del nuevo Plan, equilibrar nuestra ciudad y dar la oportunidad a los barrios de tener vida, vida económica, social, cultural, servicios básicos, accesibilidad… en definitiva poder aspirar a tener barrios que merezcan la pena ser vividos.

Pero basta comenzar a analizar el Plan, para entender que no va por aquí la cosa, es la hora de nuevo de volver a pensar en el Bilbao de las turistas, de la torre Iberdrola, el BBVA, el primark y nuestro Manhatan particular en forma de isla de Zorrozaurre. Para nuestro barrio no hay ambición.

No hay voluntad para mirar más allá del barrio obrero que se construyó a principios de los 60.

Otxarkoaga se ubica en la falda sur de monte Avril, bien orientado y soleado, en breves tendrá una buena conexión con el centro mediante el metro. Una población de más de 10.000 habitantes permite, por ratio, mantener todos los servicios básicos. Según estudios los bloques de 6 alturas son los que más fomentan una buena vida social en sus calles y plazas. La accesibilidad y las construcciones no son buenas y las tipologías de vivienda eran pequeñas para las familias de amplia prole, pero sin embargo pueden responder perfectamente a una demanda incipiente de personas que quieren vivir solas o familias de 2 o 3 miembros. La buena conexión y precios de alquileres asequibles pueden interesar a sectores como los estudiantes o nuevos tipos de negocios, además mantener todavía un gran número de vivienda y lonjas públicas posibilita que mediante políticas concretas la administración pueda re-dirigir y desiquilibrar el tipo de residentes o de comercio que quiere implantar, incidiendo de forma positiva en el barrio.

Hoy más que nunca hace falta ambición, poner la mitad de ganas que se pusieron a la hora de repensar otras zonas de la villa. Es hora de dibujar una estrategia de largo alcance, hacer políticas públicas ambiciosas e invertir económicamente en consecuencia. El nuevo Plan General debiera de servir para sin olvidarnos de para qué nació Otxarkoaga pensar sin límites en lo que queremos ser.

 

Carlos Renedo Lara

Arquitecto y Urbanista

 

2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo. Yo ya no vivo en Otxarkoaga pero voy a menudo y me da tristeza ver que en vez de aprovechar que las segundas y terceras generaciones han prosperado económica y culturalmente para hacer avanzar el barrio, están dejando que el barrio se vuelva un gheto para aquellos a los que no quieren que vivan ni en Gran Vía ni en Indautxu. Nuestros padres fueron emigrantes y todos aquellos que lo son hoy merecen la misma oportunidad que ellos tuvieron. Sin embargo, habría que diversificar su ubicación ya que no es bueno que se concentren en una sola zona. Independiente a este fenómeno, está el hecho de que el Ayuntamiento no piensa para Otxarkoaga otro tipo de repoblación ni otro tipo de regeneración urbanística. No nos engañemos, poner cuatro baldosas, un ascensor y segar la hierba no es un plan, es un petacho y a menudo de cara a las elecciones. Y no es cuestión sólo de dinero sino de voluntad de que Otxarkoaga sea mejor. A aquellos que todavía vivis os animo a que penséis y luchéis por nuestro barrio. Se lo merece porque siempre ha tenido un gran corazón para recibirnos a todos.

  2. Esta claro que la función que el sistema asigna a barrios como el nuestro no es halagüeña.
    En sus inicios concentración de la mano de obra para su mejor control político y social frente a las tendencias socializantes.
    Desde hace décadas, y desde VVMM nos han dado la función de escombrera social.
    Solo la lucha de los vecinos y vecinas les ha obligado a arreglar el barrio y modernizarlo. Solo desde el barrio pueden salir propuestas adecuadas.
    Solo los habitantes de Otxarkoaga aportaran ideas positivas, de los demás no podemos esperar mucho.
    Este nuevo Plan General no nos ofrecerá nada positivo si no lo aportamos desde el barrio.
    ¡¡ No nos quedemos pasivos!!
    ¡¡Adelante con las propuestas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *