krematoriorik ez / no al crematorio

La pasarela 

 

Hay lugares que son pasarela de gentes, de bolsos, de fiesta, de reivindicación y denuncia, de amores y piernas…

 

En Bilbao, que hay varias, una son las escaleras del Ayuntamiento con gran puerta de madera al fondo cerrada a cal y canto. La puerta principal de acceso al “mejor alcalde del mundo” es barrera y tapón para el ciudadano. Un stop en rojo permanente.

 

Ayer fueron pasarela de reivindicación de salud, y denuncia amarga de crematorio  insalubre con cierta sospecha de negocio sucio y, al menos, colaboración pasiva por parte de alcalde y ediles. Y Bildu gritó  en el pleno voz  y derecho de pueblo.

 

Y si en la votación al  “mejor alcalde del mundo” el sí –como vamos descubriendo- vino del rey, de los cuarteles de Garellano o de Iberduero y Kutxabank, el no  se hizo patente ayer, una vez más y en mañana de sol, en pasarela y tras pancarta en Bilbao: “Por nuestra salud. Krematoriorik ez”. El  no surge de gentes con intereses de vida y quizá sin tanta cuenta ni tanto cuento de fachada: desde una puerta principal cerrada.

 

También en la casa del “mejor alcalde del mundo” abrir la puerta sigue siendo tarea.

Mikel Arizaleta, 17 827 048

 

Incompetencia institucional y crematorio

La situación vivida en Arbuio con la posible instalación de un crematorio a escasos metros de viviendas, ha puesto de manifiesto nuevamente la incompetencia de las instituciones, en este caso Ayuntamiento de Alonsotegi que saltándose la legislación, no procedió a comunicar por escrito a los vecinos afectados limitándose al Boletín Oficial, pero eso sí, dando una autorización provisional a la instalación. Consecuencia…problema generado, y ahora los vecinos a arreglárselas en los tribunales con la funeraria y con el Ayuntamiento.                                            

Esta situación es similar a la ocurrida en Bilbao con el crematorio de Zumalakarregi:

·        La Funeraria quiso instalar el crematorio en Begoña. Ante las protestas vecinales y la amenaza judicial de la empresa, el Ayuntamiento le cede terrenos públicos y una cuantiosa cantidad de dinero.

·        43 comunidades de vecinos presentaron alegaciones contra el proyecto. El ayuntamiento, ante las alegaciones rechaza el proyecto y empieza el peregrinar judicial, con la denuncia de la funeraria.

·        Primera Instancia: resolución favorable al Ayuntamiento gracias a la participación de los vecinos presentados como parte afectada y a pesar del elevado coste económico.

·        Recurso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Los vecinos no participan por carecer de recursos suficientes. Funeraria Bilbaína gana con una sentencia en la que el juez indica que el Ayuntamiento no ha presentado en el juicio “alegaciones ni conclusiones”.

·        Año 2011. El Gobierno vasco concede la autorización al crematorio únicamente por 3 años a solicitud de los vecinos. Esta autorización se concede en base a unos análisis de emisiones, basados en legislación derogada y con muestras que el laboratorio de análisis recibe manipuladas y por tanto, con fiabilidad nula, además de lo cual los resultados incumplen los límites de emisiones.

·        El Gobierno Vasco concede la Autorización para el crematorio, indicando que se trata de una actividad contaminante de segundo nivel (B). Incomprensible la decisión del Gobierno Vasco, ya que al encontrarse en un núcleo de población, se clasifica como de máxima peligrosidad (A).

·        El crematorio carece de control institucional de emisiones ni de posibles obligaciones de medidas correctoras, ya que el Gobierno Vasco no tiene estas competencias, y el competente que es el Ayuntamiento, no lo es por sentencia del incompetente juez del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

·        El Ayuntamiento ha hecho dejación de sus derechos y obligaciones al no solicitar la revisión de esta sentencia por semejante error manifiesto.

·        El crematorio se encuentra fuera de ordenación urbana, como consecuencia de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Bilbao, aprobado por el Ayuntamiento a solicitud de los vecinos, previamente a la instalación del crematorio.

Los ciudadanos tenemos derecho a exigir de las instituciones, Gobierno Vasco, Ayuntamientos, Judicatura, el máximo rigor y eficiencia en la gestión. No es misión de los ciudadanos tratar de corregir las incompetencias institucionales, y lo que es peor aún, sufrirlas. En este caso creemos justo que todos los Grupos Municipales en el Ayuntamiento de Bilbao se pongan de acuerdo y apoyen la Moción solicitando el fin del Crematorio.

Luís San Martín  (DNI 14559570-H)

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.