Vecinos de Otxarkoaga rechazan un ascensor en el talud paisajístico de Jesús Galindez

La agrupación vecinal más antigua de Otxarkoaga, la Asociación de Familias, se opone al proyecto de instalación de dos ascensores que están en licitación. Uno va a conectar la calle Jesús Galíndez con el camino Garate y otro unirá la de Garaizar con la superficie que enlaza también con esa senda. Los vecinos opinan que el primer elevador tendrá un «impacto negativo» en el talud de Jesus Galíndez, que suele ser visitado por estudiantes de arquitectura «incluso de otras comunidades», porque se situará en él.

Es una obra de contención de ladera con carácter paisajístico que el equipo del arquitecto César Aitor Azcarate (ACXT) finalizó hace 13 años. «Es una intervención muy chula pero no hay ningún tipo de sensibilidad. Van a destrozarla», se temen. Desde el área de Planificación Urbana, mientras, defienden que el elevador se integrará urbanísticamente en el talud y que la actuación incluirá su restauración. Que recuperará su color original y que se pondrá en valor.

La Asociación de Familias propuso hace tiempo una «mejor alternativa» para dar accesibilidad a toda esa zona. «Rechazan ejecutar las propuestas que pedimos, pero después licitan otros ascensores sin participación», se quejan.

A su juicio, los dos elevadores propuestos son insuficientes y por eso quieren otros dos adicionales que beneficiarían a 570 viviendas más en Ugarte y el grupo Aixe Ona. El edil Asier Abaunza defiende que es un proyecto del equipo de Gobierno que recoge un compromiso con los residentes en esa zona. «No todas las obras se someten a participación. Si las del Auzokide Plana», un programa en el que los vecinos pueden proponer y priorizar mejoras, en el que «pidieron 4 ascensores este mandato en otra parte del barrio».

Por otro lado, dijo que los otros dos elevadores que proponen será valorados por el Ayuntamiento.

El correo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.