solokoetxe

PUBLICADO en  BILBAOBUENASNOTICIAS.COM  2015/03/17

 

Padres y madres de alumnos y vecinos de Bilbao se movilizan contra la radiación electromagnética

» Denuncian las emisiones de 13 antenas de telefonía móvil a 40 metros del instituto Solokoetxe. La dirección del centro y la «Plataforma de Euskal Herria contra la Contaminación Electromagnética» coinciden en su diagnóstico: abordarlo desde una concepción global que implique a la clase política para que se reduzcan por ley las emisiones a la cifra recomendada por el Consejo de Europa.

marzo 16, 2015

JAVIER M. DE LA HORRA

El debate sobre la regulación de las ondas electromagnéticas ha resurgido estos días en Bilbao. La Asociación de Vecinos Bihotzean del Casco Viejo y la Asociación de Madres y Padres (AMPA) de Errondagane han solicitado un incremento de controles y una reducción de la potencia en las 13 antenas de telefonía móvil situadas a unos 40 metros del instituto Solokoetxe en el que estudian sus hijos.

La reivindicación parte de un pequeño colectivo, padres del IES Solokoetxe y vecinos de Bilbao que llevan tiempo denunciando las elevadas tasas de emisión que a su juicio generan las antenas de telefonía próximas al centro, nocivas según mantienen para la salud de sus hijos. Sin embargo, el debate de fondo es tremendo: usted fíjese, si da un paseo por la capital verá una antena de telefonía aquí y otra allá, en ese edificio alto o en aquel bloque de pisos de la ladera.

Ningún informe médico es capaz de concluir que la emisión de estas ondas incremente el riesgo de leucemia. Sin embargo, en algunos lugares como en Francia, sí se está comenzando a legislar para que la potencia de emisión no supere los 0,1 microvatios por centímetro, lo mismo que solicitan estos días en Bilbao.

Rakel Ahedo, portavoz en la rueda de prensa que AMPA y vecinos han ofrecido en el Casco Viejo, asegura que tras dos años de lucha siguen “sin solución”. Ahedo considera que debería reducirse la potencia de las antenas próximas al instituto, aplicarse “el principio de precaución”, y recuerda que “el Consejo de Europa recomienda que las emisiones no superen esos 0,1 microvatios por centímetro”. Se refiere a la resolución 1815 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Ellos reclaman esta reducción o, como medida alternativa, “que se apantalle el centro” para evitar riesgos, explica Javier Rodríguez, de la Asociación de Vecinos Bihotzean. “No estamos en contra de las antenas, pero tienen que tener unos límites y ser regulados“, asegura.

AMPA 2

Madres y padres del AMPA del IES Solokoetxe, en la rueda de prensa junto a Javier Rodríguez, de la AVV Bihotzean del Casco Viejo. FOTO: Archivo

 

El director del IES Solokoetxe, Severino Sánchez, mantiene que el Consejo Escolar (el órgano que toma las decisiones internas en el centro) ha solicitado a las autoridades “que siguieran las recomendaciones del consejo europeo para que tomaran las medidas correspondientes”. Sánchez recuerda que “la colocación de estas antenas es legal”, y que “las mediciones respetan la legislación española”, pero también se muestra favorable a una nueva legislación que sea capaz de reducir las emisiones, según ha explicado en conversación telefónica con BBN.

La lucha de una parte de las madres y padres de este centro educativo y algunos vecinos de Bilbao se presenta titánica, imposible de lograr de manera aislada en opinión de José Miguel Lozano, integrante de la Plataforma de Euskal Herria contra la Contaminación Electromagnética, que ve necesario afrontar este fenómeno de las emisiones desde una concepción global que implique a la clase política.

José Miguel

José Miguel Lozano, en el puente de la Merced frente a varias antenas de telefonía que coronan dos edificios de Bilbao. FOTO: Archivo

Lozano explica que en Francia “se ha considerado la gran importancia de esta medida, aprobándola en una Ley discutida en la Asamblea Nacional Francesa”, y asegura que “basándose en investigaciones científicas”, han concluido que “el cerebro de los niños de entre 2 y 3 años es especialmente sensible” a este tipo de radiaciones. El integrante de la Plataforma de Euskal Herria contra la Contaminación Electromagnética considera que la preocupación de los padres del alumnado de Solokoetxe forma parte “de un problema global que debemos enfocarlo para todos los ciudadanos de Bilbao; de esta forma podremos empezar a desatascar el problema, y no haciendo mil guerras particulares”.

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.