wifi eskolan / wifi en la escuela

Europa pide sustituir el wifi de las aulas por cable

El Consejo de Europa recomienda que los gobiernos impulsen campañas para alertar a docentes y familias sobre los daños del uso temprano de móviles y wifi

DEIA

El programa Eskola 2.0, impulsado por Educación, lleva aparejado el uso del wifi en las aulas.

 

El programa Eskola 2.0, impulsado por Educación, lleva aparejado el uso del wifi en las aulas.  

Bilbao. Europa no prohibirá el uso del wifi en las escuelas, pero pide a los gobiernos que den preferencia a las conexiones a internet por cable y regular estrictamente el uso de los teléfonos móviles por los escolares en las aulas. La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, máximo órgano consultivo del Consejo de Ministros europeo, aprobó el pasado día 27 en Kiev una batería de medidas encaminadas a rebajar la exposición a las radiaciones electromagnéticas debido a «los efectos potencialmente dañinos en la salud». Así la Asamblea solicita a los gobiernos que «adopten todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos» en general y, en especial, entre los niños y jóvenes ya que «parecen correr mayor riesgo a padecer tumores en el cerebro».

Según los parlamentarios europeos, los distintos gobiernos deberían «dar preferencia a las conexiones a internet por cable y regular estrictamente el uso de teléfonos móviles por los escolares en las instalaciones de la escuela». Asimismo, la hoja de ruta aprobada propone impulsar campañas de información dirigidas al profesorado y las familias de los menores para alertar sobre los «riesgos específicos del uso temprano y prolongado de los teléfonos móviles y otros dispositivos que emiten microondas». Pero las recomendaciones no se limitan al ámbito de la escuela.

La propuesta aprobada nace del trabajo del relator Jean Huss (Luxemburgo del Grupo Socialista) que a su vez se basa en el informe Los peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos en el entorno, elaborado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). A raíz de este dictamen, el Consejo de Europa invita a los estados miembros a informar sobre los peligros potenciales de los campos electromagnéticos de los monitores para los bebés y otros aparatos domésticos que emiten ondas de pulso continuo. También se recomienda la conexión por cable y la telefonía fija en casa o, en su defecto, modelos que no emitan ondas de pulso continuo. La resolución aprobada destaca que el principio de prevención debe regir a la hora de legislar cuando la evaluación científica no permita descartar los riesgos para la salud de este tipo de emisiones, teniendo en cuenta la creciente exposición de la población a este tipo de ondas, «incluidos los grupos especialmente vulnerables como los jóvenes y niños». La «inacción» de los gobiernos, reza la resolución, «podría producir un alto coste económico y humano». Del mismo modo, la Asamblea lamenta que muchos de los gobiernos hayan ignorado todos los llamamientos y declaraciones favorables a aplicar el principio de prevención. Ya que su actitud está detrás de que no se hayan tomado medidas eficaces en materia de prevención. Por otro lado, el Consejo de Europa señala que la «independencia» de la labor científica frente a grupos de presión es «crucial» para llevar a cabo una evaluación «transparente» de los impactos negativos sobre el medio ambiente y la salud humana.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.