erakusketa / exposición

DEIA
exposición fotográfica

‘Ocharcoaga 1961’

Una exposición fotográfica y documental recoge la génesis del barrio bilbaino

Los organizadores de la exposición observan una de las fotografías.

Los organizadores de la exposición observan una de las fotografías.

 

EL año 1955, el Ayuntamiento de Bilbao realizó un estudio sobre el chabolismo en la capital vizcaina. El resultado se plasmó en unas cifras que impactaron a los responsables municipales. Según el censo elaborado por el Consistorio, en Bilbao había 892 chabolas, con una población de 3.768 personas. Estos son algunos de los datos que se pueden observar en los paneles que cuelgan desde hoy y hasta el próximo día 14 en una sala del Centro Cívico de Otxarkoaga, con motivo de una exposición sobre la génesis del populoso barrio bilbaino. Ocharcoaga 1961 hace un recorrido histórico visual y documental de un fenómeno social que tomó forma en 1961 con el asentamiento de las primeras familias en las 4.000 viviendas que se construyeron en unas campas del extrarradio de Bilbao.

La idea de montar una exposición que refleje la historia de Otxarkoaga surgió en el seno de la Asociación Documentalista sin Fronteras Ikaskatu tras realizar un trabajo sobre la inmigración en Euskadi.

“Nos animamos”, cuenta Sabin Egilior, de la asociación Ikaskatu, “al ver que teníamos mucho material sobre Otxarkoaga que podría ser muy interesante para los vecinos de un barrio que cumple este año el 50 aniversario de su creación”. Hace un año se pusieron manos a la obra, y gracias a la productora Basque Films, y al Departamento de Cultura del Gobierno vasco, han conseguido reunir más de 80 fotografías; unas imágenes que reflejan cómo vivían en las chabolas muchas familias antes de trasladarse a Otxarkoaga. Por ejemplo, en Uretamendi, donde, según el censo municipal, había 99 chabolas.

TESTIMONIOS Además de los paneles con fotografías y primeras planas de los periódicos de la época, en la exposición se podrán ver pequeños documentales que recogen testimonios de los primeros pobladores. “En algunos casos no ha sido fácil recopilar testimonios porque hay gente que no reconoce que llegó a Otxarkoaga procedente de las chabolas”, señala Sabin. Y es que no todos los que fueron a vivir al nuevo barrio bilbaino procedían de Uretamendi, Monte Caramelo, La Campa de los Ingleses o Tartanga, lugares con el mayor índice de chabolismo en los años cincuenta. La exposición también ha sido posible gracias a la colaboración de la Asociación de Jubilados de Otxarkoaga, que, lógicamente, ha aportado fotos y “memoria histórica” en los trabajos de recopilación de información.

Los organizadores de la exposición esperan que la muestra sirva para recopilar aún más material sobre Otxarkoaga. “Vamos a poner un escáner”, dice Carlos Juárez, de Basque Films, “para que cualquier persona que tenga una foto antigua del barrio pueda traérnosla, la escaneamos, para aumentar nuestro archivo, y se la devolvemos”. De esta forma esperan tener el mismo éxito que la última exposición que realizaron sobre la inmigración. “A la gente le gusta mucho ver las fotografías de una época de su vida, aunque muchas veces no se dan cuenta del valor que tiene una simple fotografía en la mesilla del dormitorio de casa”.

Con esta mirada retrospectiva, Otxarkoaga indaga en sus raíces, que se remontan a un decreto de 1958 que reguló los planes de “Urgencia Social de Vizcaya” para acabar con el chabolismo. Un año después comenzó su construcción.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.