kaleratzeak / desahucios

Seguimos a vueltas con la crisis. El gobierno apretando a los más pobres, mientras protege a las grandes empresas y  a los bancos. Un nuevo caso de desahucio, en esta ocasión por los avales.

Es urgente un cambio de Ley Hipotecaria que nos  proteja de los desmanes de los bancos. De momento, siguen teniendo la sarten por el mango y todas las cartas marcadas.

EL CORREO 2012/07/11

121648941.600 casos este año

Stop Desahucios impide el desalojo de una vecina de Otxarkoaga de 68 años

La mujer avaló la hipoteca de uno de sus hijos con su propia casa y el banco ha paralizado la subasta

Stop Desahucios volvió a concentrarse ayer a la entrada del Palacio de Justicia de Bilbao. Esta vez lo hizo para denunciar el caso de Marina Feijoó, una viuda de 68 años del barrio de Otxarkoaga que ha estado a punto de acabar durmiendo en la calle. La mujer había avalado la hipoteca de su hijo con su propia casa y ayer por la mañana estaba programada la subasta de su vivienda. El pasado viernes, la plataforma denunció el caso ante los medios. Según la coordinadora del colectivo, Marta Uriarte, «el Banco Santander -con el que había contraído la deuda- se puso el domingo en contacto con la damnificada para encontrar una solución». Por el momento, la puja se ha paralizado.
«Esto tiene que servir para que todas aquellas personas que se encuentran en una situación similar y que piensan que todo está perdido se den cuenta de que sí hay alternativas y la presión popular sirve para algo», enfatiza Uriarte. Por su parte, la abogada de la asociación arremetió contra las corporaciones crediticias y señaló que «es una vergüenza lo que están haciendo». «No tienen compasión y sólo van a lucrarse imponiendo unos intereses tan escandalosos que la gente no puede pagarlos. No podemos permanecer impasibles ante el sufrimiento ajeno, hay que hacer algo», clamó la letrada.
1.600 casos este año
A la protesta no acudió Marina, la protagonista de la historia. La coordinadora de la asociación alega que «la entidad financiera ha ejercido una presión brutal sobre la familia para que no se personaran públicamente y el miedo ha hecho que no estuvieran aquí». «Nos tenemos que felicitar porque se haya evitado un desalojo, pero de nada sirve dejarse amedrentar por quienes te quieren echar de tu casa», advirtió. «Esto conlleva un riesgo muy alto porque ahora van a estar solos. De otro modo estaríamos nosotros acompañándoles y asesorándoles en las negociaciones y también estaríamos ejerciendo cierta presión». Quien sí acudió al acto fue el exconsejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno vasco Javier Madrazo.
La pesadilla que está viviendo Marina no es ni mucho menos la única. Desde que comenzó la crisis son muchas las caras que dibujan el mapa de la tragedia hipotecaria en el territorio histórico. Tan solo en lo que va de año se han producido cerca de 1.600 lanzamientos en Bizkaia. Desde su creación, hace año y medio, Stop Desahucios ha conseguido evitar alrededor de 50 .
Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.