Franco living Bilbao

Franco living Bilbao

Todos los alcaldes de la villa de Bilbao durante la dictadura de Franco, desde Areilza hasta Berasategui, hicieron votos de fidelidad al caudillo, con alusiones continuas a José Antonio Primo de Rivera y su idea de la unidad de destino universal. Llegaban a sostener dichos alcaldes en sus alocuciones que consiguieron acabar para siempre con los separatistas y sangrientos aldeanos, y con los rojos, que tantas vidas preciosas segaron en flor. Seguidamente agradecían a Franco el que hubieran vuelto los crucifijos a las escuelas, la religión y la paz, terminando con la persecución que habían sufrido. A su vez se auto defendían de aquella losa demasiado pesada de haberse levantado en armas contra el orden constitucional, exponiendo que fue por una situación de desgobierno y arbitrariedad culpa de la República. Cómo no, fue gracias a Franco que de toda esa situación se recuperara España. Lo que no entiendo es de qué se tenía que recuperar y cómo se puede legitimar un golpe de estado contra la democracia. Hace años que ya no se escuchan esos votos de fidelidad al dictador pero los políticos vascos tras algo más de 35 años siguen sin ser capaces de cumplir con la ley, en este caso la de memoria histórica, no solo me refiero a la jurídica sino a la de reparación moral. La ley de memoria histórica desde que fue aprobada por el parlamento han pasado ya unos cuantos años y sigue sin cumplirse por los políticos. En esa ley sostienen que las administraciones públicas deben tomar las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos y menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar de la guerra civil o de la represión de la dictadura. No obstante, no serían de aplicación cuando las menciones fuesen de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico religiosas protegidas por la ley. El problema es quien dirime si se cumplen esas razones y si es verdad que se cumplen. Cuando todos sabemos que para los políticos pocas veces en unas obras concurren razones artísticas pero para muchas otras, incluso de mayor categoría, no, y que acaban derruyendo con extrema facilidad.

En Bilbao siguen existiendo símbolos y calles con nombres de franquistas que legitiman como algo bueno aquel régimen, porque el que perdure al menos es lo que da a entender. Tanto el escudo del edificio de Hacienda como el de la sede de Correos de Bilbao son un claro ejemplo de ello pero hay muchas más como placas o frases de exaltación del Régimen y de sus muertos. Además está la calle de Rafael Sánchez Mazas, por cierto, consejero de Jose Antonio Primo de Rivera, ideólogo y propagandista de la Falange. Entre sus obras está el haber compuesto numerosos textos, en prosa y poesía exaltando el nuevo régimen y la victoria del Franquismo. Además de participar en la letra del Cara al Sol. Fue además Ministro sin cartera de Franco entre otros cargos. Creo que en este caso se cumple de sobra el apartado de la ley que se refiere a la eliminación de las placas conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y de la represión de la dictadura, porque su nombre y obra es sinónimo de dictadura como ideólogo del Régimen que fue.

Hay quienes se escudan al decir que el destruir estos escudos choca con la ley de propiedad intelectual y derechos morales de los autores por ser un concepto jurídico indeterminado al concurrir circunstancias artísticas. Pero quién dice que lo es? un juez de lo mercantil que dictaminó en su momento que un edificio o estructura construida aunque sea franquista es de propiedad intelectual?. Pero habría que decirle a ese juez que por encima de esa propiedad intelectual, es decir, por encima de los derechos de un arquitecto colaborador de un régimen dictatorial están los derechos de las víctimas del régimen y sus descendientes, un derecho moral superior a cualquier otro. Habría que decirles a esos jueces que si sería en Alemania y fuese un escudo de exaltación del régimen nazi nada de esto sucedería. Si fuese una obra de los arquitectos que trabajaron para Hitler, como Speer, Troost, Giesler, o Sagebiel seguramente ese o cualquier otro juez no dictaminaría, por justicia y por vergüenza, que se trata de un conjunto artístico o a favor de los derechos morales que le asisten al autor o a sus descendientes. Si la calle en vez del nombre de Sánchez Mazas llevase el de ideólogos nazis como Rosenberg, Himmler, Darre, Eckart, Frank, Streiche o Hess, nadie se opondría a su retirada ni siquiera el alcalde de dicha ciudad. Por una sencilla razón, por conciencia, si es que la tienen y si no la tuvieran por la controversia que se levantaría ya que sus nombres quedarían unidos para siempre como defensores del nazismo y al de aquellos genocidas. Puede existir una diferencia en lo cuantitativo por los muertos y atrocidades entre un régimen y el otro, pero en lo cualitativo, es el mismo caso. Entonces porqué se buscan excusas, para no cumplir con una ley moral que está por encima de la de los hombres.

Pero es que además que quienes no están por la labor de la eliminación de esa simbología sean miembros de partidos que sufrieron la represión y el castigo tan duramente, me lleva a cuestionarme que pensaran todos los gudaris muertos en la guerra, que pensarán sus descendientes, que pensarán los pocos que aún están vivos al ver que su lucha ha quedado en manos de gentes de sus propios partidos, que les insultan constantemente, porque es un insulto que permanezcan esos símbolos y esas calles, que no les respetan en sus profundas ideologías, sus sentimientos, su lucha en defensa de la democracia, por todo lo que perdieron amigos, mujeres, maridos, padres, madres, hijos e hijas… y por todos aquellos años dilapidados defendiendo la ley, la justicia y a un gobierno legítimo elegido por las urnas. Cuantos de sus votantes se preguntarán porque sus representantes no hacen nada al respecto. Me preocupa que mucha gente no se cuestione nada de esto, porque entonces significaría que la sociedad ha perdido nuevamente, ya que supone que no saben discernir entre el bien y el mal, y fomentan el olvido de esas víctimas y de quienes fueron sus verdugos, porque si no somos capaces de reparar algo que nos afecta tanto, por todo el dolor que ha causado y sigue haciéndolo, mientras no se repare, no se cerraran dichas heridas.

Ahora va el alcalde de Bilbao y pretende hacer a El Correo Español/El Pueblo Vasco o El Correo, bilbaíno de honor, periódico con una oscura historia contra la democracia, sus dueños conspiraron y se sublevaron contra el gobierno y dirigieron la represión contra los vencidos. Detrás de la historia de este periódico está el haber sido un instrumento al servicio del franquismo, sus dueños reconocidos falangistas además de dirigentes políticos eran financieros e industriales, por lo que controlaban el ámbito privado y público bilbaíno para su propio beneficio. Están detrás de todos los desastres urbanísticos que sufrió Bilbao, culpables de la contaminación de la villa con sus fábricas, culpables de

que cuando se constituyó uno de sus fundadores sostuvo que lo hizo para defender la monarquía y luchar contra el nacionalismo. Nada ha cambiado. Excepto que ahora va un alcalde nacionalista traicionando a su propia ideología, a sus compañeros de partido, a sus partidarios y votantes y pretende nombrarles bilbaínos de honor. ¿Qué dirían en este caso todos los que lucharon contra el franquismo en todas sus expresiones? ¿y los de su propio partido?

Ideyashu

Marcar el Enlace permanente.

Una Respuesta a Franco living Bilbao

  1. candido s dice:

    Además hay que añadir, que EL CORREO se incautó como botín de guerra de las instalaciones del periódico Euzkadi.
    Que su presentación entonces era como periódico del movimiento:
    DIARIO DE LA FALANGE TRADICIONALISTA Y DE LAS JONS

    Ver
    http://www.deia.com/2010/05/16/opinion/tribuna-abierta/diario-correo-espanol-

    Y que es su “socio” EL PUEBLO VASCO el periódico que verdaderamente cumple 100 años.
    Pero, realmente el pueblo vasco, ahora no existe ¿ O no?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.