komertzio / comercio

El plan de locales municipales para abrir negocios llega a Otxarkoaga

El Ayuntamiento aportará 10 locales y 260.000 euros para animar a los emprendedores a abrir la persiana en el barrio

31.12.09 

El reflote de las zonas más castigadas de la villa va por barrios. Bilbao La Vieja y su entorno fueron el laboratorio donde el Ayuntamiento estrenó sus planes de regeneración urbanística y social, que después dieron paso al fomento de la actividad económica. Dados los buenos resultados de los esfuerzos municipales, Otxarkoaga se ha convertido en el heredero natural de estas iniciativas. La última: el programa de acceso a locales municipales para abrir empresas, comercios y establecimientos hosteleros. La extensión de este plan al vecindario se hizo efectiva ayer, tras la firma de un convenio de colaboración entre Viviendas Municipales -que aporta diez lonjas- y Lan Ekintza, que trabajará, mano a mano, con los interesados y seleccionará las mejores propuestas.
El acuerdo entre ambas entidades -firmado en el marco del programa europeo Rehabitat y con una vigencia de tres años- permite la compra de los locales y, como novedad, ofrece también la posibilidad de alquilarlos. Pero los espacios físicos y la gestión de su uso no serán las únicas aportaciones de los dos organismos municipales, que también han asumido un compromiso económico: Lan Ekintza inyectará al programa 200.000 euros y Viviendas Municipales, 60.000.
«Cada vez que se levanta una persiana, se abre una ventana de iluminación y de seguridad en los barrios. Además, estamos convencidos de que una estrategia que ha tenido un éxito contrastado en zonas como Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala también lo tendrá en Otxarkoaga», manifestó ayer Julia Madrazo, concejal de Urbanismo y Medio Ambiente y presidenta de Viviendas Municipales. La edil destacó que los organismos firmantes del convenio son «permeables a las necesidades de los barrios» y que actúan en consecuencia. Según explicó, «es importante dinamizar la actividad económica en Otxarkoaga», un objetivo que necesita el «apoyo institucional» a los emprendedores. En este sentido, destacó la labor de Lan Ekintza, la sociedad municipal para la promoción económica y el empleo, cuyos técnicos trabajan sobre el terreno «para acercarse a la realidad del barrio e informar».
«Tiene futuro»
Los responsables municipales se muestran muy optimistas. Jon Sustatxa, concejal de Juventud y Deportes y presidente de Lan Ekintza, defendió esta apuesta por el vecindario, que desde hace años soporta la losa de su mala imagen. «Tiene futuro en el campo económico y comercial», proclamó, muy convencido «del peso decisivo que tienen las actividades empresariales en la regeneración urbana».
En esa misma tónica de espíritu positivo, señaló que la crisis no ha hecho mella en el arranque de los emprendedores de Bilbao. «La gente sigue viniendo a Lan Ekintza. Eso sí, le cuesta más dar el último paso -aseguró-. Pero, a pesar de la situación económica, no faltan las ideas».
Con la puesta en marcha de esta iniciativa, se atiende una de las mayores preocupaciones de los habitantes del barrio: la pérdida de negocios, un proceso paulatino que ha restado mucha vida al vecindario, donde cada vez se quedan a vivir menos jóvenes. De hecho, una de sus quejas más reiteradas es que deben salir de Otxarkoaga para realizar muchas compras y gestiones. Así lo han manifestado en el plan municipal ‘Imagina Otxarkoaga’, que acaba de ponerse en marcha y recoge las propuestas e inquietudes de los vecinos para definir el futuro del barrio mediante distintas actuaciones.
Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.