LINEA 3

Publicado en EL CORREO  2013/04/23

LA LÍNEA 3 DEL METRO NO ESTARÁ ANTES DE CUATRO AÑOS

LOS DATOS Las obras comenzaron en 2010 y la aportación de fondos suscitó una fuerte polémica entre PSE y PNV Los vecinos, molestos con los trabajos, pidieron la semana pasada que se concretaran los plazos

El Gobierno vasco estima que las obras para la entrada en funcionamiento del nuevo trazado no acabarán hasta 2017 Ana Oregi pone fecha al plan de expansión del suburbano, un mes después de que el lehendakari advirtiera de que el proyecto sería «reprogramado»

BILBAO. Cuatro años. Este es el plazo de tiempo que el Gobierno vasco considera que será necesario para poner en servicio la Línea 3 del metro de Bilbao. Así lo afirma la titular de la cartera de Medio Ambiente y Planificación Territorial, Ana Oregi, en una respuesta parlamentaria. En su escrito, la consejera arroja luz sobre una de las preguntas recurrentes que han asaltado a vecinos y partidos políticos desde que, el pasado 12 de marzo, el lehendakari, Iñigo Urkullu, advirtiera de que la expansión del suburbano hacia los barrios altos de la villa sería una de las infraestructuras en construcción que i ban a ser «reprogramadas o reorientadas» por las estrecheces presupuestarias.

«Estimamos que quedan cuatro años de obras y montaje de instalaciones hasta la puesta en explotación del nuevo trazado», asegura la máxima responsable de la política de Transportes de la Administración autonómica, en un documento oficial remitido la semana pasada a Bildu y al que ha tenido acceso EL CORREO. La miembro del Ejecutivo autonómico no ofrece más detalles sobre el cronograma previsto para rematar una actuación que, según los planes iniciales, debería estar ya en funcionamiento y que se retrasará, al menos, hasta 2017.

Los primeros planes hablaban de 2012. Posteriormente, el equipo del socialista Iñaki Arriola aplazó la fecha de apertura hasta 2015 –la primera piedra se colocó en febrero de 2010–. Antes de dejar el Gobierno y después de que se hiciera público que el proyecto se había encarecido en más de 100 millones de euros, los responsables técnicos nombrados por el PSE apuntaron que la Línea 3 aún podría ser inaugurada antes de 2016 si se mantenía «el esfuerzo inversor».

Duro enfrentamiento

La falta de financiación es, precisamente, el mayor obstáculo para la llegada del metro a Otxarkoaga, Txurdinaga o Matiko. El proyecto fue motivo de un duro enfrentamiento durante la pasada legislatura entre el Ejecutivo vasco y la Diputación, con acusaciones mutuas de deslealtad y de no querer aportar fondos a la iniciativa. Ahora, en su escrito, Oregi precisa que el sobrecoste de los trabajos asciende a 124 millones de euros. Según la información aportada por la consejera, el plan costará 277 millones frente a los 153 contemplados en la primera planificación económica realizada. «El dinero destinado en los presupuestos 2013 para estos trabajos es de 23,1 millones de euros», añade.

Las asociaciones de vecinos de los barrios altos de la villa se encuentran muy preocupadas por el retraso que acumula la iniciativa. A finales de la semana pasada, los colectivos que representan a los residentes de Otxarkoaga y Uribarri instaron a las direcciones de Metro Bilbao y ETS a facilitarles información sobre «cuándo y cómo» van a finalizar las obras, así como la fecha «previsible» de su puesta en servicio. Los afectados aseguran que están viviendo un auténtico infierno por los cortes de calles, el continuo trasiego de camiones y la ocupación del espacio público con vallados.

Tras recibir la respuesta parlamentaria firmada por la consejera, Bildu considera prioritario que los trabajos no se paralicen. En este sentido, reclaman «el compromiso de todas las instituciones implicadas para que las obras cuenten con la financiación necesaria». Asimismo, urgen a «postergar» la reforma de la estación del Casco Viejo, donde está previsto construir un edificio emblemático que llevará la firma del arquitecto británico Norman Foster, pero cuyo concurso público aún no ha sido siquiera convocado. «El servicio puede ponerse en marcha de manera provisional aprovechando la salida de Metro Bilbao por la Plaza Unamuno», propone la coalición abertzale.

Una vez concluida, la Línea 3 del ferrocarril subterráneo tendrá 5,8 kilómetros de longitud. Partirá de San Antonio de Etxebarri y finalizará en Matiko, en donde se podrá enlazar con la línea de tren que llegará al aeropuerto, a través del túnel de Artxanda que actualmente encara la fase final de su construcción.

 

escanear0006

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.