berriro metro linea 3 / mas linea 3

Sorprendentemente sigue aumentando el coste de la linea 3. Se dispara a los 300 millones.
Los responsables de esto,     ¿donde estan? ¿hasta cuando se alargaran las obras ?. Si es increible el asunto, más increible es la reacción de partidos e instituciones.
50 urteurrena 087 
PUBLICADO EN EL CORREO
BIZKAIA

El Gobierno vasco no aclara en el Parlamento su plan para rematar la Línea 3 del metro

El presupuesto de la actuación se ha disparado hasta casi los 300 millones de euros
13.04.13 –
 

El Gobierno vasco evitó ayer en el Parlamento de Vitoria especificar cuál es su plan para rematar las obras de la Línea 3 del metro, cuyos plazos, financiación y ritmo de ejecución continúan sin estar claros, después de que el presupuesto de la actución se haya disparado hasta casi los 300 millones de euros. En el transcurso de una sesión de control al Gabinete de Iñigo Urkullu, la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, reiteró el compromiso del Ejecutivo con el proyecto. Recordó la existencia de un pacto con la Diputación para sufragar a medias las obras y confirmó que este año se invertirán 24 millones de euros en los trabajos.

Sin embargo, no ofreció más datos, como así le exigió la parlamentaria popular Nerea Llanos. «¿Qué quiere decir la reordenación y el replanteamiento de la iniciativa que anunció el lehendakari?», insistió Llanos. «No me ha contestado, no me ha dicho si eso va a suponer nuevos retrasos. Probablemente sí y probablemente lo verán los ciudadanos, lo que pasa que usted hoy aquí no se quiere comprometer», zanjó la representante popular.

Pese a todos los problemas, el anterior equipo que supervisaba la ejecución de la Línea 3 sostuvo que la obra podría estar lista para finales de 2015, «si se mantiene el esfuerzo inversor».

metro 3

Prosigue el culebron…
 
Publicado en DEIA
2013/03/11
 
desmiente a la cadena ser

El Gobierno vasco asegura que no hay cambios en la línea 3 de Metro Bilbao

El Gobierno vasco ha asegurado hoy que no hay ningún cambio ni incidencia en el proyecto de la línea 3 del metro de Bilbao sobre lo acordado con la Diputación Foral de Bizkaia.

EFE –

El conflicto en Metro Bilbao dura casi un año

GASTEIZ/BILBAO. 

Fuentes del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Ejecutivo  han indicado a Efe que las obras de la línea 3 del metro bilbaino «seguirán su desarrollo» conforme a los acuerdos presupuestarios cerrados con la entidad foral.

Este pronunciamiento se ha dado a raíz de una información de la Cadena SER que asegura que las obras de la línea 3 del suburbano han quedado paralizadas por falta de financiación.

La Diputación de Bizkaia, que financia estas obras al 50% con el Gobierno Vasco, ha asegurado hoy que «no tiene constancia» de la paralización de los trabajos, según han dicho a Efe fuentes del departamento foral de Transportes.

El PSE-EE de Bizkaia se ha hecho eco hoy de la situación del ferrocarril metropolitano de la capital vizcaina y ha exigido a la Diputación y al Gobierno Vasco que «cumplan sus compromisos» con esta infraestructura.

En las Juntas Generales de Bizkaia, según ha informado el PSE-EE, los socialistas han presentado una pregunta al diputado general, José Luis Bilbao, para que dé explicaciones de lo que está ocurriendo con esta línea del suburbano, y han solicitado la comparecencia en comisión de la diputada foral de Obras Públicas y Transporte, Itziar Garamendi.

Por medio de un comunicado, los portavoces socialistas en Juntas Generales y en el Ayuntamiento de Bilbao, Iñaki Egaña y Alfonso Gil, respectivamente, han advertido de que «no se puede permitir que se paralicen las obras de la línea 3».

También se ha referido hoy a este asunto el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Iñaki Arriola, que ha expresado «sus dudas» sobre la paralización de dicha infraestructura.

Arriola ha dicho que no cree que se hayan paralizado las obras, sino que probablemente se habrán modificado los plazos de ejecución para adaptarlos a la disponibilidad presupuestaria, una decisión que ha dicho entender, de la misma manera que le habría parecido correcto hacer lo mismo con otros proyectos como el Metro de Donostialdea que, sin embargo, sí van a ser totalmente paralizados.

La línea 3 de Metro Bilbao, que conectará los barrios de Otxarkoaga, Txurdinaga, Zurbaranbarri, Uribarri y Matiko con el centro de la capital vizcaína, fue presupuestada inicialmente en 153 millones de euros, aunque el coste total de la obra podría encarecerse hasta los 250 millones, según explicó hace varias semanas el diputado general de Bizkaia.

El pasado 31 de enero, el pleno del Ayuntamiento de Bilbao instó al Gobierno vasco y a la Diputación a «mantener y cumplir» los compromisos adquiridos en materia de transporte público, en referencia a la construcción de la línea 3.

En 2007, cuando se presentó el nuevo trazado, se preveía que la línea entraría en servicio en 2011, aunque el proyecto ha registrado sucesivos retrasos.

gehiago / mas metro

Paralizadas las obras de la línea 3 de metro por “falta de financiación”

PUBLICADO EN BRANKA  2013/03/11 
 
 

El presupuesto inicial, de 153 millones de euros, cuenta a estas alturas con una desviación de más de 100 millones de euros. Vecinos y vecinas de Otxarkoaga, Txurdinaga y Uribarri llevan meses denunciando los continuos incumplimientos en los plazos fijados para la inauguración del trazado.

Los vecinos y vecinas de Otxarkoaga y Uribarri llevan meses alertando ante los continuos retrasos en las obras de la linea 3 de Metro Bilbao. Habían denunciado continuos incumplimientos en los plazos asignados en un principio por el Gobierno de Gasteiz y temían que aprovechando la actual coyuntura económica las instituciones acabaran paralizando las obras, como así ha sido finalmente.

Las constructoras han paralizado los trabajos “hasta nuevo aviso” por falta de financiación, según ha publicado hoy la Cadena Ser.

La inauguración de la linea, que comenzará en la estación de Etxebarri-Norte, en el municipio de Etxebarri, y llegará hasta la remodelada estación de Matiko, estaba prevista para mediados de 2014, pero tras los constantes contratiempos registrados en los últimos meses parece poco probable que se cumplan las previsiones.

Miembros de la asociación de familias de Otxarkoaga y Txurdinaga se quejaban en febrero por la paralización de las obras y demandaban soluciones ante los problemas de comunicación que tienen ambos barrios.

Por su parte, desde la Asociación Gure Etxea de Uribarri acusaban a Lakua y a la Diputación de Bizkaia de “tomarles el pelo y el bolsillos” prolongando año tras año las tareas para finalizar la linea 3 del suburbano.

Desde Gure Etxea ponen en duda la fecha prevista para la inauguración del trazado y denuncian una desviación de más de 100 millones de euros en el proyecto. Desde el Gobierno de Patxi López se les aseguró, dicen, que el presupuesto del proyecto ascendería a 153 millones pero a día de hoy esa cantidad ya ha sido elevada hasta los 254 millones, ante lo que se preguntan “¿quien se queda con el dinero de desviación?”.

Branka

linea 3 metro

El miércoles 27, hubo reunión de comisión técnica, dedicada en exclusiva a las obras del metro.

Por parte del metro acudieron su jefe de obras.Daniel M….. y el director de planificación y  proyectos de Euskal Trenbide Sarea  Julián Ferráz .

Acudió mucho publico de las comunidades de vecinos as de Txurdinaga afectadas por las obras en Gabriel Aresti.

La reunión se limito a una exposición técnica de los problemas geológicos encontrados y la presentación de la “solución” a estos. Y a esto pretendieron todo el rato limitar los debates.

Según explicaron, el terreno les obliga a desplazar el túnel y la estación 10 metros al S, y la profundización varios metros más,  para de esta forma encontrar la roca firme necesaria.

No parecía muy convincente la explicación del sistema de catas que les ha llevado a encontrarse con esta sorpresa.

Esto conlleva el relleno de lo excavado y de las bocas de salida. Se proponen nuevas ubicaciones.

Los vecinos afectados por la obras y por los nuevos cambios expusieron sus argumentos.

Sin embargo, los responsables políticos esquivaron las preguntas de fondo sobre los plazos de construcción y sobre los retrasos y sobre los problemas con los fondos.

A duras penas se les arrancó la conclusión de que la obra sufrirá un retraso de año y medio en Txurdinaga, al que sumarian el del la estación de enlace del Casco Viejo que pondría el retraso en unos ¡¡3 años!!. 

Se vio claramente la falta de planes concretos y serios.

Solo desde el publico se pidieron responsabilidades por los retrasos.

Y tan solo tuvo por respuesta que las responsabilidades se solventan en las elecciones…(sic!). Algunos responsables políticos optaron discretamente por callar.

Y la reunión se acabó entre la sorpresa y  el mosqueo general.

 

Parece que el tema no ha hecho más que comenzar, y a pesar de que intentan justificar los retrasos por estos problemas técnicos, la perspectiva de que una línea que iba a funcionar en 36 meses, extienda sus trabajos durante 6 o 7 años no parece nada defendible.

linea 3 metro

 

NOTA DE PRENSA DEL GRUPO MUNICIPAL DE  BILDU

Compromiso plenario a favor de la línea 3 del Metro

Con los votos de PNV y Bildu se ha aprobado un pronunciamiento plenario a favor de mantener y cumplir los compromisos contraídos relativos a la línea 3 del Metro.

 

En Bildu creemos que la línea 3 del metro debe acabarse y debe acabarse ya. No es asumible que haya nuevos retrasos en esta infraestructura esencial para los barrios de Otxarkoaga, Txurdinaga, Zurbaranbarri, Uribarri y Matiko, por lo que desde Bildu decimos SI a que el suburbano llegue a estos barrios.

Hay que recordar que el proyecto inicial contemplaba que la línea 3 fuese parte de la nueva entrada a Bilbao de Eusko Tren, pese a los claro-oscuros que planeaban sobre la explotación de la infraestructura. Sin embargo, con la llegada del PSOE al Gobierno Vasco y al Consorcio de Transportes de Bizkaia comenzaron los problemas con mayúsculas; se comienza a modificar el proyecto a golpe de titular en la prensa, sin contar con nadie, se habla de una automatización completa de la línea casualmente en un momento de conflictividad laboral en el seno de Metro Bilbao y que técnicamente por las características de la línea no aporta nada al servicio.

Aquí lo que ha pasado es que el PSOE ha jugado a hacer  la campaña electoral al señor Arriola y al señor Gasco con las infraestructuras ferroviarias y el dinero de la ciudadanía; en Donostia con la pasante ferroviaria y en Bilbao con la automatización de la línea 3, y por el camino han derrochado dinero público, ese que ahora no dicen que no hay, en una campaña de marketing para Eusko Tren que para nada soluciona los problemas de movilidad.

Volviendo al caso concreto de la línea 3, hay que recordar que todavía está el tramo del casco viejo sin licitar por lo que no la vamos a ver en funcionamiento ni este año, ni el siguiente.  En este sentido y tras las últimas elecciones al Parlamento de Gasteiz, creemos que la responsabilidad de aclarar cómo va a quedar el proyecto y cómo va a financiarse es algo que va a competer al PNV por lo que tras leer la enmienda que han presentado vamos a votar a favor de ella.

Por lo tanto, y siendo fieles a la enmienda que han presentado, esperamos que el PNV se comprometa y presione tanto al Señor Bilbao como a Urkullu para que la línea 3 sea viable en la mayor brevedad.

 

arazoak txurdinagan ere / tambien problemas en txurdinaga

La estación de Txurdinaga de la línea 3 del metro cambia la ubicación de sus accesos

Los problemas surgidos con el terreno obligan a modificar casi un kilómetro del trazado bajo tierra

Dos vecinos de Txurdinaga pasan por delante de una de las bocas de acceso a las obras de la línea 3 del metro de Bilbao puestas ahora en cuestión.

Dos vecinos de Txurdinaga pasan por delante de una de las bocas de acceso a las obras de la línea 3 del metro de Bilbao

El enésimo traspié en la línea 3 del metro de Bilbao. Euskal Trenbide Sarea (ETS), la entidad que construye el trazado ferroviario entre Etxebarri y Matiko, ha informado a los vecinos del barrio de Txurdinaga que va a cambiar la ubicación de las bocas de acceso del suburbano a la estación debido a los problemas geológicos hallados hace casi dos años y que paralizaron la excavación del túnel principal del trazado. Un problema que también va a suponer cambiar las salidas de la ventilación de emergencia y un cambio en el trazado que afecta a casi un kilómetro del tubo subterráneo, estación incluida.

Lo que entonces se vendió como un problema menor que tan solo supondría un retraso de tres meses, ahora se ha podido comprobar que el contratiempo es de mayor calado que el augurado. Por ello ETS se ha visto en la obligación de variar prácticamente todos los planos en torno a la estación bajo tierra de Txurdinaga y proceder a nuevas expropiaciones de terrenos, tanto públicos como privados.

Según se recoge en el anuncio hecho público en Boletín Oficial de País Vasco (BOPV) el pasado mes de diciembre, en el que se concretan los bienes afectados por la modificación del proyecto, se va a efectuar una «variante que afecta al tramo comprendido entre los puntos kilométricos 2+242,000 y 3+187,887 (casi un kilómetro) del trazado proyectado inicialmente».

Es decir, se desvía el itinerario inicial para evitar la falla de terreno blando que finalmente no ha podido ser reforzada para atravesarla. Según concreta el anuncio del anterior Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, de quien depende ETS, «la naturaleza y el alcance de los problemas surgidos indicaron la conveniencia de modificar el trazado». Los cambios implican mover ligeramente el trazado hacia la derecha, en dirección al Casco Viejo, y profundizar más el túnel «de forma que la cota del andén está a seis metros por debajo de la prevista anteriormente».

Estas alteraciones que serán ejecutadas bajo tierra no serán percibidas por los futuros usuarios y vecinos de la zona. Todo lo contrario que los agujeros que se van a tener que excavar próximamente en la superficie para habilitar los nuevos accesos y bocas de ventilación, además de la clausura de las galerías ya horadas.

Hasta ahora, los planos de la estación de Txurdinaga contemplaban dos entradas con escaleras. La más céntrica estaba ubicada en la calle Gabriel Aresti, a la altura de donde se encuentra un parque que linda con el centro comercial de Eroski. La segunda se posicionaba al otro lado de la estación, ladera arriba, y salía a la superficie en los jardines Mrs. Leah Manning, con el fin de dar servicio a los vecinos de esta zona alta de Txurdinaga. Con los cambios previstos esas ubicaciones han variado.

La primera supondrá un desplazamiento en línea. Según ha confirmado el servicio de información de la línea 3, el fosterito que incluirá esta boca será levantado un poco más abajo de la zona prevista inicialmente, unos cincuenta metros en la misma acera, tras cruzar la calle de acceso al supermercado, y cerca de donde ahora se levanta un pino de considerables dimensiones. Es una zona de jardines que ha obligado a ETS a expropiar casi 700 m2 de terreno propiedad del Ayuntamiento y de las cercanas comunidades de vecinos 24 y 30 de la calle Gabriel Aresti.

La segunda es la que va a suponer más cambios ya que se ha previsto abrir un nuevo túnel para los ciudadanos al otro lado del trazado y anular directamente la galería que ya se había excavado con anterioridad. Así, se ha decidido que la conexión que salga de la estación aparezca en el pequeño parque situado por encima de la entrada al parking de Txurdinaga y muy cerca de los populares Jardines Garai. Se han expropiado casi 600 m2 para ubicar esta salida.

Este cambio obligado de bocas del metro supone una variación sustancial sobre la ubicación de accesos que tradicionalmente se han efectuado en el planeamiento de las estaciones subterráneas del metro. Este consiste en que, para contar con más radio de acción y servir a un número potencial mayor de usuarios siempre se ubican cada uno de los accesos para usuarios a un lado y otro del trazado de la línea. En casi todas las estaciones ocurre así, salvo excepciones obligadas como la estación de Basarrate, en Bilbao, la cual solo cuenta con un boca de entrada con escaleras en la Campa del Muerto.

Obra parada Este cambio de planes ya ha sido dado a conocer a algunas comunidades de vecinos en reuniones de portal y la noticia no ha sentado nada bien. «Está claro que están teniendo muchos problemas porque esta boca está sin tocar hace ya muchos meses», indicaba a DEIA un vecino del número 20 de la calle Jesús Galíndez al referirse a la boca que sale en los jardines Mrs. Leah Manning. Esta, precisamente, es la galería ya excavada que tendrá que ser tapada en su totalidad, y que será sustituida por el acceso que será creado junto a los Jardines Garai. En esta zona, además, se procederá a la expropiación de otros 624 m2 de carácter municipal para habilitar una salida de ventilación y el nuevo ascensor de la estación que será trasladado de su primera ubicación a la altura del número 31 de la calle Gabriel Aresti.

las claves

Cuando en marzo de 2011 DEIA desveló la paralización de las obras en Txurdinaga, los responsables de ETS quitaron hierro al asunto. El hallazgo de una fractura de terreno de unos 50 metros de ancho era un problema menor. Sin embargo, tuvieron que parar ese frente de trabajo ya que el terreno se les venía abajo. A las tres semanas de detectarse el problema el todavía vicepresidente ejecutivo, César Gimeno, informó que se iba a reforzar ese tramo blando con cemento inyectado y que eso «solo» supondría un retraso de tres meses en ese frente de trabajo. Pero parece que esta solución tampoco fue efectiva ya que han tenido que variar el trazado del tubo para evitar la falla de terreno sin consistencia. Entonces el anterior consejero de Obras Públicas y Transportes, Iñaki Arriola, concretó que la línea 3 iba a estar lista en diciembre de 2012. La realidad es tozuda y esa previsión no se ha cumplido. Es más, los problemas en Txurdinaga y el proyecto sin adjudicar del Casco Viejo auguran más retraso.

· Marzo de 2011. Fecha en la que se detectó el tramo de terreno blando que no permitía seguir excavando la galería principal a su paso por Txurdinaga.

· Primera solución. Se decide reforzar con cemento liquido la falla, pero el sistema previsto no da el resultado esperado.

· Obligados al desvío. Los técnicos de ETS no han podido más que acudir a la opción de mover ligeramente el trazado para evitar el paso por el terreno inadecuado.

· Expropiación. Ha sido necesario hacerse con nuevos terrenos para los accesos que se han cambiado.

El tubo bajo tierra evitará la falla desviando casi un kilómetro de trazado y profundizando seis metros másublicado en DEIA

metroa atzeratuta / retraso en el metro

El parón en la nueva estación del Casco Viejo retrasará la apertura de la línea 3 del metro

El Gobierno vasco aún no ha licitado las obras de este punto clave por su conexión con las líneas 1 y 2

Además de una nueva estación, el compromiso es construir un nuevo edificio que albergue las instalaciones y elimine el deteriorado solar que acoge el actual acceso.

Además de una nueva estación, el compromiso es construir un nuevo edificio que albergue las instalaciones y elimine el deteriorado solar que acoge el actual acceso.

Bilbao. Para finales de 2012 o principios de 2013. Esa era la fecha en que se dató la inauguración de la línea 3 del metro de Bilbao cuando el lehendakari López puso la primera piedra de este trazado el 11 de febrero de 2010. Después, a lo largo del pasado año, responsables de Lakua retrasaron la inauguración para finales de 2013 debido a las novedades que ha introducido el gobierno socialista en el servicio. Sin embargo, no cumplirán ninguna de las dos fechas.

El parón en el proyecto de la nueva estación de Casco Viejo de este trazado, que conectará con los andenes en uso de las líneas 1 y 2, hará imposible que se cumplan los plazos más optimistas. De hecho, Euskal Trenbide Sarea (ETS), el ente dependiente del Gobierno vasco responsable de la construcción no ha sacado aún a concurso las obras. Es más, en una entrevista publicada en octubre en la web especializada Periódico de la Construcción, César Gimeno, vicepresidente ejecutivo de ETS, asegura que la estación se licitará a lo largo del primer semestre de este año y que la línea 3 no entrará en funcionamiento hasta 2015, dos años más tarde de las últimas previsiones comentadas. La nueva estación de Casco Viejo es una pieza clave para la línea 3. Su ubicación en medio del trazado entre Etxebarri y Matiko, los extremos que unirá este itinerario, implica que hasta que no se concluya este proyecto no podrán ponerse en servicio todo el itinerario.

Pieza clave de correspondencia Además, es el único punto de trazado que permitirá a los usuarios de la línea, los vecinos de Etxebarri, Otxarkoaga, Txurdinaga, Uribarri y Matiko, conectar con los otros itinerarios y dar un valor real a la línea.

El diseño del tubo subterráneo que arranca en Etxebarri tiene como función acercar a los vecinos de los barrios altos del norte de Bilbao al centro de la villa y al resto de la red del metro por la línea 1 a Erandio, Getxo, y Plentzia, y por la línea 2 a Cruces, Barakaldo, Sestao, Portugalete y Santurtzi.

Para ello se diseñó una nueva estación en el Casco Viejo pegada a la actual en servicio y que se construirá sobre los antiguos andenes que prestaban servicio a EuskoTren. Una zona común permitirá el tránsito de los viajeros entre las diferentes líneas aportando una intermodalidad importante que potenciará el suburbano.

Resto de tramos con retraso Pero todavía resta mucho tiempo para verlo en marcha ya que no solo el parón de la estación del Casco Viejo demorará la inauguración de la línea 3, los otros tramos en construcción van también retrasados, según las previsiones de ETS y las adjudicaciones firmadas.

Los casi seis kilómetros de recorrido, la gran mayoría en túnel, se dividió en seis tajos a acometer por diferentes constructoras. El primero es la estación de San Antonio de Etxebarri, obra iniciada en julio de 2010 que se firmó concluir en 15 meses, es decir, ya tendría que estar finalizada, pero la situación actual del tajo, en plena ebullición, lo desmiente.

El segundo tramo va desde esta estación hasta Txurdinaga y fue el primero en iniciarse, en verano de 2009. Se comprometieron 39 meses de obra por lo que tendría que acabar para finales de este año, aunque problemas con los terrenos en la zona de Txurdinaga implicarán retrasos.

El tercer proyecto va de Txurdinaga hasta el Casco Viejo. Kilómetro y medio de galería con la estación de Zurbaranbarri incluida que arrancó en febrero de 2010 y tendría que culminar en julio próximo, tras 30 meses de obras. El cuarto proyecto es la mencionada estación del Casco Viejo, sin licitar aún, y el quinto es el siguiente tramo que recoge la estación de Uribarri, iniciado en febrero de 2010 con 29 meses de plazo, lo que implicaría que se tendría que entregar en junio próximo.

El último proyecto es la reconstrucción de la estación de Matiko, punto final del trazado, una obra iniciada en julio de 2010 y que debería entregarse en marzo próximo tras 20 meses de obra, pero que, a la vista del estado actual de los trabajos inconclusos, no se va a cumplir.

Cambios radicales A ello hay que añadir que, después de la obra civil referida, tiene que completarse el proyecto con la superestructura de la línea, es decir, la colocación de vías, habilitar los sistemas de comunicación y energía, la señalización y otros apartados necesarios para dar servicio. Unas intervenciones previstas en el proyecto y que se tardan en implementar al menos un año en un tramo tan largo como este.

En el retraso final también van a influir los radicales cambios que ha sufrido en su conjunto el trazado. En los dos últimos años, el Gobierno vasco ha aprobado que fuera Metro Bilbao y no EuskoTren quien gestione este trazado. Ello ha supuesto modificaciones profundas en los proyectos originales de las estaciones de Etxebarri y Matiko (de ahí sus retrasos) o la necesidad de construir unas cocheras que no estaban en el proyecto original. A esto se une la decisión de automatizar los trenes, lo que requerirá nuevas instalaciones técnicas tampoco previstas. En definitiva, habrá que esperar por lo menos tres años más para poder subir a la nueva línea del metro de Bilbao.

 

DEIA